¿Cuál es la potencia de contratada?

La potencia de luz contratada es la cantidad de energía que está disponible para el usuario y que puede utilizar para conectar sus aparatos eléctricos. Concretamente, este término se refiere al número de electrodomésticos que se pueden enchufar de forma simultánea sin que se produzca un salto en los plomos. También se define como la capacidad que tiene el suministro de aguantar esos aparatos enchufados y funcionando a pleno rendimiento.

La potencia contratada de electricidad siempre varía en función de las características y de las necesidades del hogar o de la oficina en la que se ubica la instalación. En este contexto se tienen en cuenta algunas variables como el número de personas que residen en una casa o en un piso o si se trata de oficina, la cantidad de aparatos electrónicos que se conectan a la red para realizar el trabajo. Cuantas más personas y electrodomésticos haya, mayor será la potencia de luz contratada y esto también repercutirá en la factura de la luz que será más alta.

Para saber cuál es la potencia de luz contratada tan solo hay que mirar una factura. En ocasiones se busca un ahorro en la factura y este se puede conseguir descendiendo la potencia contratada, pero todo esto depende de las necesidades del usuario y del lugar en el que viva, con una potencia contratada mínima es probable que no pueda conectar un elevado número de electrodomésticos.

Otros aspectos que hay que tener en cuenta respecto a la potencia de luz contratada es que en ocasiones no solo es determinante la cantidad de energía que se consume, también hay que valorar el tipo de electrodoméstico que se conecta y las horas a las que se producen el consumo de energía eléctrica.