Potencia máxima es el término que se usa para definir la carga máxima de potencia que puede soportar una instalación eléctrica mientras se está utilizando de forma continua. Este aspecto también queda definido con el término potencia punta y es un factor que conviene tener en cuenta antes de adquirir un electrodoméstico o de conectar varios aparatos eléctricos de forma simultánea.

En ocasiones se confunden los términos de potencia nominal y potencia máxima, ambos parecen similares, pero tienen importantes diferencias. La potencia máxima indica la cantidad total de energía que soportaría una instalación eléctrica durante un periodo de tiempo concreto, mientras que la potencia nominal es la potencia que se da de forma continua en una instalación de luz.

¿Cómo se calcula la potencia máxima?

Para saber la potencia máxima es necesario conocer el número de kilovatios que necesita un suministro eléctrico. Siempre es conveniente averiguar este dato antes de conectar varios electrodomésticos de forma simultánea y así evitar que salten los plomos o que se produzca algún cortocircuito.

Siempre que se calcula la potencia máxima hay que tener en cuenta que hay electrodomésticos que siempre están enchufados, muchos de ellos están en standby como la televisión o la lavadora siempre que no se estén utilizando, pero otros requieren de una mayor potencia eléctrica para funcionar como ocurre con el frigorífico que tiene un uso continuo. A todo esto hay que sumar otros como el aire acondicionado en verano o la plancha, ambos necesitan una potencia importante y funcionan mientras los otros están enchufados.

En ocasiones es necesario modificar la potencia para que se puedan utilizar varios electrodomésticos de forma simultánea, sobre todo si el interruptor de control de potencia (ICP) salta con cierta frecuencia. Además, es conveniente revisar el grado de eficiencia energética del hogar o de la oficina y modificar algunos hábitos de consumo, de esta forma se puede controlar la potencia máxima de un modo más eficiente.