Las siglas AIE hacen referencia a una institución llamada Asociación Internacional de la Energía. Se trata de una organización que busca garantizar que todos los habitantes de los países en los que ejerce su influencia puedan tener acceso a una energía limpia y segura.

La AIE lleva realizando su actividad desde hace más de 50 años, ya que fue creada después de la crisis del petróleo de 1973. De hecho, fue desarrollada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

¿Para qué se fundó la AIE?

La finalidad inicial con la que fue creada la AIE era crear una serie de medidas para que los países en los que actuaba tuvieran un abastecimiento seguro de petróleo. Sobre todo, si se atravesaba un periodo de crisis en el que la falta de petróleo pudiera interferir en el crecimiento económico de esos estados.

Hoy en día el escenario ha cambiado y la Asociación Internacional de la Energía se preocupa de aspectos como la seguridad energética, la protección ambiental y el desarrollo económico.

AIE en la actualidad

Hoy en día la AIE es una institución que actúa de forma autónoma respecto a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Incluso desarrolla sus planes en contraposición a la Organización de los Países Exportadores de Petróleo.

La Asociación Internacional de la Energía está formada por un alto consejo de dirección al que pertenecen funcionarios altamente cualificados que envían los estados que pertenecen a esta organización. Además, este equipo se reúne con cierta frecuencia formando una secretaría permanente formada por especialistas en el sector energético que se encuentran dirigidos por un director ejecutivo.

Hoy en día la AIE está formada por más de 30 países. La mayoría de ellos forman parte de la Unión Europea, pero también hay otras potencias como Estados Unidos, Canadá, Corea del Sur, México, Japón o Nueva Zelanda. También hay otros estados de diferentes continentes que se encuentran inmersos en un periodo de solicitud de entrada.