¿Qué es la biomasa?

Cuando hablamos de biomasa lo hacemos de una fuente energética que aprovecha la materia orgánica, ya sea tanto animal o vegetal, para obtener energía tras aplicarle procesos químicos o artificiales. Tras transformarlo, se presenta a través de diferentes recursos (biocombustibles, energía térmica, biogas…) para el uso calorífico, mecánico o eléctrico.

Cabe recordar que la biomasa es una de las fuentes energéticas más importantes y antiguas. Su uso se vio afectado a partir de la revolución industrial por el uso de los combustibles fósiles como el petróleo o el carbón. Sin embargo, se ha mantenido como fuente de energía que poco a poco ha ido retomando fuerza.

Tipos de biomasa

La biomasa es una fuente de energía que se puede diferenciar en tres tipos: natural, residual o producida. La primera de ellas es que la produce la intervención humana sin necesidad de procesos o alteraciones de cualquier tipo.

Por su parte, la biomasa residual son los que provienen de las actividades de las personas. Pueden ser desde desechos de agricultura (huesos de aceituna, cáscaras a restos de madera. Y, por último, la biomasa producida es la que se lleva a cabo en cultivos con el único fin energético.

¿Qué tipo de recurso es la biomasa, renovable o no renovable?

La biomasa es un tipo de energía renovable, puesto que es abundante y permite conseguir energía y calor de manera limpia y eficiente. Se trataría de la nombrada biomasa natural, que se obtiene directamente del calor del sol, provoca corrientes de aires o la evaporación de los mares. Todo ello hace posible la fotsintensis de organismos vegetales.

Ventajas y desventajas de la biomasa

La biomasa conlleva un gran número de ventajas económicas y medioambientales, como las siguientes:

  • Producción de energía calorífica de manera limpia.
  • Una gran variedad de recursos.
  • Mayor ahorro económico

Por otro lado, hay algunas desventajas de la biomasa:

  • Necesidad de instalaciones específicas para soportar el calor y las condiciones extremas en las que se producen las combustiones.
  • Se producen cenizas.