¿Qué es la energía térmica?

29 Noviembre 2021 - Actualizado 01 Febrero 2024

¿Cómo se produce la energía térmica?

Para producir la energía térmica es necesario contar con un sistema de turbina y generador. Existen diferentes formas de crearla, una de las más usuales es empleando la turbina de vapor convencional. En este caso se produce la quema de un combustible que produce un vapor a alta presión que se extiende haciendo girar esta turbina que está conectada a un generador que convierte a esta energía en energía cinética y produce electricidad.

También se usan turbinas de ciclo abierto de gas que funcionan pasando el aire por un compresor, posteriormente este aire es mezclado con gas en una cámara, todo esto provoca una expansión de gases que mueven esa turbina que está conectada al generador. Otra modalidad son las turbinas de ciclo combinado que mezclan los dos sistemas anteriores.

Aunque el uso de la energía térmica siempre ha estado asociado a la producción de electricidad, también hay ejemplos del uso de la energía térmica en transportes como los antiguos ferrocarriles con el empleo de la máquina de vapor o en la aviación estando presente en el sistema de propulsión de los aviones que funcionan con un sistema muy parecido a la turbina de ciclo abierto.

Características de la energía térmica

La energía térmica posee varias características clave que la hacen indispensable:

  • Transferencia de Calor: Se transfiere de un objeto a otro a través de conducción, convección y radiación.
  • Dependencia de la Temperatura: La cantidad de energía térmica en un sistema depende directamente de su temperatura.
  • Capacidad de Transformación: Puede transformarse en otras formas de energía y viceversa, lo que es fundamental en la generación de electricidad.

Además de sus características fundamentales, la energía térmica también destaca por su:

  • Universalidad: Presente en todos los procesos naturales y sistemas tecnológicos, subrayando su omnipresencia.
  • Conversión Eficiente: En muchas tecnologías modernas, se ha mejorado significativamente la eficiencia de conversión de energía térmica en electricidad.
  • Almacenamiento de Calor: Tecnologías como el almacenamiento térmico de energía permiten la conservación del calor para su uso posterior, optimizando el consumo energético.

Tipos de energía térmica

Existen dos tipos básicos de energía térmica. Uno de ellos es la energía solar térmica que se genera aprovechando el calor de la luz del sol utilizando paneles solares. Esta modalidad de energía es limpia y renovable y se suele utilizar en el ámbito doméstico. Además, su uso está cada vez más extendido porque para producir esta energía tan solo hay que hacer una gran inversión en los paneles solares que se amortiza en poco tiempo.

La otra modalidad es la energía geotérmica que procede del calor generado en el interior de la tierra. Esta energía es aprovechada por generadores que hacen pasar a una planta geotérmica en la que se termina generando energía eléctrica. La energía geotérmica es cada vez más valorada porque es totalmente limpia y produce importantes cantidades de electricidad sin perjudicar al planeta.

Ejemplos de energía térmica

La energía térmica está presente en numerosos aspectos de nuestra vida cotidiana. Algunos ejemplos incluyen:

  • Hogares: En sistemas de calefacción y en la cocina, donde la energía térmica se utiliza para calentar espacios y alimentos.
  • Industria: En procesos manufactureros donde se requiere calor, como la fundición de metales.
  • Energía Eléctrica: En centrales térmicas, donde se convierte el calor en electricidad mediante el uso de vapor.
  • Vehículos: Los motores de combustión interna convierten la energía térmica en mecánica para mover el vehículo.

Electrodomésticos: Muchos electrodomésticos, como las planchas de ropa y los calentadores de agua, funcionan a base de convertir la energía eléctrica en térmica.