¿Qué es una Central Nuclear?

19 Octubre 2023 - Actualizado 20 Octubre 2023

Una central nuclear es una instalación que emplea la energía nuclear para producir energía eléctrica. Este tipo de instalaciones se caracterizan por usar el calor como fuente de generación de la propia energía eléctrica, pero ese calor procede de un proceso llamado fisión de materiales como el uranio o el plutonio y en el que se divide el núcleo de un átomo en varios fragmentos de un tamaño similar. Además, esos fragmentos quedan acompañados de neutrones y de grandes cantidades de energía.

Tipos de Centrales Nucleares y Tecnologías Utilizadas

Los tipos de centrales nucleares que se pueden encontrar varían en función de su reactor, que es el componente que tiene la capacidad de iniciar, de mantener y de regular las reacciones de fisión en cadena. De esta forma, aparece el reactor de agua a presión que usa el agua para moderar y refrigerar. En este caso el combustible que se usa es el uranio.

Otro tipo es el reactor de agua en ebullición en la que una parte del agua se transforma en vapor dentro del mismo reactor. También aparece el reactor de agua pesada que usa uranio natural y en el que el agua pesada sigue usándose como moderador y refrigerante.

El reactor de uranio natural, gas y grafito forma parte de los tipos más habituales y en este caso emplea el uranio natural como combustible, el grafito en forma de moderador y en anhídrido carbónico para refrigerar. Mientras que el reactor avanzado de gas es otra modalidad y destaca por usar óxido de uranio que está ligeramente enriquecido y que se dispone en tubos de acero inoxidable. La última modalidad es la del reactor de grafito y agua ligera que emplea el uranio en forma de combustible, el grafito como moderador y el agua que se convierte en vapor en el reactor como refrigerante.

Impacto Ambiental de las Centrales Nucleares

Las centrales nucleares repercuten en el medio ambiente de una forma mayoritariamente negativa. En primer lugar, los recursos que usan estas instalaciones son limitados y cuando se consumen no se pueden regenerar por sí solos, aunque sí son edificios eficientes y aportan mucha energía utilizando poco uranio, que es un elemento que se encuentra en la naturaleza.

Por otro lado, estas centrales usan materiales nocivos y el inconveniente del uso del uranio es que no todos los países disponen de este componente, por lo tanto, tiene que ser transportado y eso aumenta los costes a la vez que perjudica al medio ambiente.

También hay que tener en cuenta que estos edificios emplean materiales radiactivos. Además, crean deshechos nucleares, que son tóxicos, se almacenan con dificultad y requieren de un tratamiento concreto para evitar que puedan perjudicar tanto al medio ambiente, como a las propias personas que trabajan en la propia central o que se sitúan en su entorno más cercano.

Importancia de la seguridad en una central nuclear

La seguridad es un aspecto esencial para cualquier central nuclear. Un accidente puede provocar consecuencias graves que perjudiquen la salud de sus trabajadores, de las personas que residen en los entornos cercanos a la propia central y al medioambiente. Una exposición excesiva a la radiación supone un serio riesgo para contraer enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer. También puede generar daños masivos que perduran en el tiempo.