Coches eléctricos de segunda mano: ¿merecen la pena?

11 Abril 2022 12:00 10 min

Cada vez hay menos alternativas; las restricciones aprietan a los coches de combustión más antiguos, los híbridos ligeros parecen perder ventajas normativas y el precio del combustible está por las nubes. En este escenario el mercado de segunda mano triunfa.

Comprar un coche de segunda mano siempre ha sido la solución para quienes no querían gastarse 20.000 o 30.000 euros en un modelo nuevo. El problema es que esta alternativa cada vez está más cara. ¿Y si lo probamos con la movilidad cero?

Como ya sabes, el coche eléctrico es la opción favorita de las instituciones; es lo que los gobiernos te animan a comprar de aquí a 2050 para luchar contra las emisiones de CO2 y el cambio climático. La cuestión es que sigue siendo caro, carísimo, hacerlo actualmente.

El pasado 2021 el precio medio de estos modelos en España fue de 41.571 euros, 4000 más que en el año de la pandemia. En 2019 esa cifra se situaba en los 47.267 euros, algo superior, pero no muy lejos de las locuras que se manejan para la mayoría de la población.

Por eso no es nada raro que muchos hayan pensado en el coche eléctrico de segunda mano. ¿Merece la pena? ¿Qué pasa con las baterías? ¿Se puede revender en el futuro para recuperar la inversión? Sigue leyendo.

A la caza del coche eléctrico de segunda mano

No eres ni mucho menos el primero que ha pensado en el coche eléctrico de segunda mano para escapar de los precios prohibitivos del mercado. De acuerdo con Ideauto, el pasado 2021 se vendieron en España ¡10.069 coches eléctricos de ocasión!

Así dicho te podría parecer poco, pero es que es un 113,4% más que en el año anterior, cuando se colocaron 4.717 vehículos de cero emisiones. A nivel de interés, Coches.net apunta a que las búsquedas de modelos con menos de un año de antiguedad se han disparado un 140%.

Como ves, lo del coche eléctrico de segunda mano es ya todo un fenómeno en nuestro país. Esto no podría suceder si no fuera una opción interesante desde el punto de vista práctico y monetario. ¿No? Bueno, hay que contextualizar un poco.

Cuánto vale un coche eléctrico de ocasión

Es el principal atractivo para quienes se lanzan a este mercado: ahorrar dinero. El coche eléctrico de segunda mano obviamente es mucho más barato que el nuevo. La cuestión es saber cuánto. Al fin y al cabo estamos renunciando a fiabilidad y vida útil por recortar.

Lo primero que debes saber es que hay variaciones de más de 13.000 euros entre Comunidades Autónomas. Por lo que no va a ser lo mismo comprar un coche eléctrico de segunda mano en Asturias que en Madrid. La diferencia te hará rentable hasta desplazarte.

La primera tabla contiene la referencia media nacional y las estimaciones en las regiones con mayor volumen de ventas.

precio coche eléctrico de ocasión
REGIÓN PRECIO MEDIO (2021)
Comunidad de Madrid 25.000 €
Cataluña 28.000 €
España 26.591 €

Mucho cuidado si vives en alguna de las siguientes Comunidades Autónomas, porque entonces comprar el coche eléctrico de segunda mano te va a salir mucho más caro que en el resto de España. Aquí van las CCAA por orden de mayor a menor.

precio coche eléctrico de ocasión
REGIÓN PRECIO MEDIO (2021)
Navarra 35.579 €
Canarias 31.469 €
Comunidad Valenciana 29.073 €

Y por otro lado, tendrás muchísima suerte si resides en alguna de las siguientes regiones. La compra del coche eléctrico de ocasión también puede salir muy rentable. Recuerda que estas medias dependen de la oferta en el mercado y de nada más, por lo que varían.

precio coche eléctrico de ocasión
REGIÓN PRECIO MEDIO (2021)
La Rioja 22.382 €
Islas Baleares 23.148 €
Andalucía 24.329 €

Los 10 coches eléctricos de segunda mano más vendidos en España

El mejor criterio a seguir a la hora de comprar un coche eléctrico de ocasión es fijarse en lo que hacen los demás. Piensa que los demás usuarios van tras los modelos más fiables en este mercado. O eso, o que son realmente interesantes en precio, lo que también nos vale.

coches eléctricos de ocasión más vendidos en España
MODELO UNIDADES VENDIDAS
Renault ZOE 1689 unidades
Smart ForFour 1033 unidades
Smart ForTwo 999 unidades
Nissan Leaf 790 unidades
BMW i3 640 unidades
Hyundai Kona 408 unidades
Citroën C-Zero 399 unidades
Peugeot e-208 334 unidades
Volkswagen e-Golf 320 unidades
Peugeot e-2008 243 unidades

Consejos para comprar coche eléctrico de segunda mano

Aunque lo único en lo que estés pensando sea en la batería del coche eléctrico de segunda mano, lo cierto es que hay otros factores que debes tener en cuenta para hacer la mejor elección. Ah, y aunque no lo mencionemos, siempre MÁXIMA PRECAUCIÓN.

No compres coches eléctricos de ocasión muy antiguos

Los primeros modelos cero emisiones que llegaron a España lo hicieron allá por 2010. Ya te puedes imaginar lo que ha llovido desde entonces. Es raro pero no imposible que te topes con alguno de estos coches eléctricos en tu búsqueda.

Nosotros no te recomendamos comprar nada que tenga más de 5 años de antigüedad. Por eso de asegurarse de que la autonomía y la calidad de rodadura cumple las expectativas que buscamos.

Ten mucho cuidado con algunos modelos que han mantenido el mismo nombre comercial con el paso de los años. No es lo mismo un Renault ZOE de 2013 que de 2018. Los fabricantes han ido lanzando mejoras para resolver problemas de software.

Si eliges un coche eléctrico muy antiguo podrías encontrarte con fallas carísimas de reparar. Seguramente los mismos problemas por los que el antiguo dueño decidió venderlo en su momento.

Batería del coche eléctrico de segunda mano

¡Por fin llegamos! El elemento principal que condiciona la vida útil del coche eléctrico es su batería. Y es que estas, al igual que sucede con el resto de aparatos de casa que funcionan a pilas, se van degradando de forma natural con el paso del tiempo.

Equivocarte aquí puede ser fatal. De lo que pagas por el modelo, más de un 40% corresponde al precio de las baterías. No hay una cifra oficial, pero que sepas que cambiarla te puede llegar a costar más de 20.000 euros. Así que muchísimo cuidado.

  • Pregunta al antiguo dueño: Es el primer filtro. Entrevista al vendedor para que te cuente un poco el rendimiento general de la batería. Podría engañarte, por lo que debes tomar la información con pinzas. Es importante que preguntes sobre averías pasadas.
  • Pide la garantía: Los fabricantes suelen ofrecer una garantía de unos 8 años o 160.000 kilómetros siempre que mantenga un mínimo del 70% de la capacidad de fábrica. Contar con este documento es un aval importante que ofrece mucha seguridad.
  • Pregunta por el estado financiero de la batería: Podría ser tanto propia como de alquiler. En el primer caso tendrías que reemplazarla pagando el importe íntegro del componente, y en segundo pagarías mes a mes, pero con el respaldo dle fabricante.
  • Haz una prueba de conducción: Coge el coche eléctrico de segunda mano con el 100% de la carga y realiza varios trayectos con distintos estilos de conducción. Eso te permitirá ver a qué ritmo se va consumiendo y si está o no deteriorada.
  • Revisa los kilómetros: Mira el cuentakilómetros y cruza el dato que aparezca ahí con el estado interior y exterior del vehículo. Eso puede darte una idea aproximada del estado de la batería.
  • Solicita el certificado de estado de la batería: En este documento encontrarás todos los datos que necesitas para saber si el coche eléctrico merece o no la pena.

Ten en cuenta la autonomía del coche eléctrico de segunda mano

Es importante que no te dejes llevar por los coches eléctricos de ocasión más baratos; seguramente sean también los que tienen menos autonomía. Comprar un coche eléctrico de segunda mano con 100 kilómetros para uso interurbano sería, por ejemplo, un error.

Debes preguntarte primero qué uso le vas a dar al vehículo y después empezar a filtrar para estudiar solo los modelos que cumplirán con tus necesidades. Ten en cuenta que cuanta más autonomía quieras, más terminarás pagando.

Para salir de dudas siempre puedes entrar en Internet y buscar ahí la autonomía homologada. Ten en cuenta que si el ciclo utilizado es NEDC, tendrás que restar en torno a un 30% de lo que indique para obtener una cifra más o menos real.

Hazle la revisión rutinaria

Estos consejos son válidos tanto para coches eléctricos de segunda mano como para coches de combustión. Son los trucos de toda la vida que siempre han seguido los entendidos en mecánica para que no se las dieran con queso.

En este caso no tendrás que fijarte ni en la caja de cambios ni la correa de distribución ni en la bujía. La mecánica del coche eléctrico es totalmente distinta. Si quieres saber cosas relativas a los componentes eléctricos, te recomendamos que acudas a un taller especializado.

Cosas que sí puedes chequear por ti mismo al montarte son:

  • Chapa: Mira si tiene abolladuras, rallajos u otros desperfectos. Fíjate bien en la zona de los paragolpes, porque aparcando es normal que se generen desgastes en esas zonas.
  • Cristales: Es lo más fácil de pillar a simple vista. Revisa todas las lunas en busca de rallajos o pelos. Son desperfectos que no vas a poder solucionar por ti mismo.
  • Frenos: Chequea que la frenada regenerativa funciona bien en todas sus gradaciones. Vete configurando el sistema en distintos perfiles y frenando a diferentes intensidades. Preocúpate si no detienen el coche rápido o si hacen ruidos raros.
  • Ruedas: El dibujo de los neumáticos debe tener una profundidad mayor a una moneda de 1 euro. La normativa es más específica, pero con eso podrás comprobar si están o no en buen estado.
  • Faros: No tiene ningún misterio. Vete probando todas las luces del coche para saber si funcionan bien. Es aconsejable hacer esto con otra persona que vaya confirmando desde fuera.
  • Tapicería, guantera y puertas: Los coches eléctricos son en su mayoría de plástico y sintéticos por dentro. Es normal que se desgaste, por lo que resulta interesante echarle un ojo.
  • Grillos: Haz la clásica de mover con las dos manos la consola central. Vete también apretando con las manos distintas partes del interior del vehículo en busca de grillos o ruidos raros.

Con esto ya tienes todo lo necesario para comprar un coche eléctrico de ocasión con total seguridad. No te olvides de solicitar el informe de la DGT para saber si el modelo tiene embargos u otras deudas pendientes. Cuesta unos 8,5 euros y se genera rápido.

Todo este proceso puede resultar peligroso si siempre nos hemos movido en el mercado de nuevos y kilómetro cero, pero recuerda que en 2050 ya no te dejarán circular con tu coche de combustión. La segunda mano puede ser una muy buena opción.

En EnergyGO tenemos la energía que necesitas para moverte. Entra en nuestra web o llama al 900 622 500 y disfruta de una electricidad 100% limpia y nacional para tu coche eléctrico.

LO + TOP
Artículos relacionados