¿Qué hace la energía nuclear?

La energía nuclear es un tipo de energía que se produce cuando se da una descomposición radiactiva de determinados elementos. Normalmente se crea cuando esta descomposición se produce en el plutonio y el uranio y este proceso genera una reacción en la que se libera este tipo de energía.

Generalmente la energía nuclear se ha producido de forma natural, pero actualmente es posible hacer este proceso de forma artificial logrando que sea generada cuando lo desea el ser humano.

¿Cómo se obtiene la energía nuclear?

Este tipo de energía se obtiene de dos formas. Una de ellas es la fusión nuclear que se produce cuando la energía se libera porque los átomos quedan adosados los unos a los otros formando un átomo más grande y que tiene un núcleo más pesado, pero que a la vez tiene una masa más pequeña que la que se obtendría sumando la de los átomos que se han juntado.

La otra forma es la fisión nuclear que se produce cuando los átomos se separan formando estructuras más pequeñas que liberan energía. En este caso el núcleo de esos átomos es bombardeado por neutrones, se convierte en una estructura inestable y se descompone en dos partes con masas más ligeras que las que tendría un solo núcleo pesado. En este proceso se produce la particularidad de que en fracciones de segundos estos núcleos fusionados liberan una energía un millón de veces más potentes de la que han obtenido.

Generalmente esta energía se utiliza para producir electricidad, pero también se ha empleado para construir armas de guerra. De este último caso se pueden obtener diferentes ejemplos de energía nuclear como la bomba atómica, los automóviles nucleares o los aviones militares que son proyectados por la propulsión nuclear.

Ventajas y desventajas de la energía nuclear

Normalmente el uso de la energía nuclear ha sido valorado positivamente porque ha permitido reducir el uso de los combustibles fósiles y por lo tanto la emisión de gases que debilitan estructuras como la capa de ozono ha disminuido. Todo esto ha favorecido a la conservación del medio ambiente. Además, este tipo de energía es capaz de generar grandes cantidades de electricidad y las centrales nucleares pueden funcionar durante las 24 horas del día.

Los grandes inconvenientes de la utilización de esta energía han sido generados por el factor humano y por los errores en su uso. Los ejemplos más destacados son las explosiones de las centrales de Fukushima y Chernóbil que provocaron un gran número de víctimas. Además, el empleo de esta energía en el sector militar también ha sido muy polémico.