Cómo colocar unas rejillas de ventilación en casa, paso a paso

07 Agosto 2023 11:00 4 min

Aunque no lo creas, hay trucos que te permiten ahorrar energía en casa todo el año. No importa que sea verano o invierno. Precisamente, uno de los sistemas más eficientes para reducir el consumo eléctrico en tu hogar es instalar unas rejillas de ventilación. Te contamos cuáles son sus ventajas y cómo colocarlas, paso a paso.

Cómo ahorrar energía con rejillas de ventilación en casa

Las rejillas de ventilación tienen un papel fundamental: permitir que todos los habitáculos de tu vivienda se ventilen. La circulación del aire por los distintos rincones de la casa no solo te ayudará a respirar mejor, sino que vas a ahorrar energía.

Es imprescindible que el aire pueda entrar y salir de todas las estancias de tu casa. No obstante, las rejillas de ventilación deben complementar a las puertas y las ventanas para que las habitaciones estén bien ventiladas.

De hecho, cualquier edificio debe contar con un buen sistema de conductos de aire. Además, sirve para conectar el interior de una vivienda con el exterior. Por lo tanto, no es solo un elemento de ahorro energético, sino de seguridad.

A continuación, te explicamos cuáles son las ventajas de las rejillas de ventilación y cómo te ayudan a ahorrar electricidad en casa:

Menor consumo de electricidad y luz

Las rejillas de ventilación no solo permiten la entrada de aire, sino también de luz. De esta forma, evitarás encender todas las luces en casa. Basta con que aproveches la luz natural durante el día, sin recurrir a las bombillas.

Especialmente en primavera y verano, te recomendamos abrir las ventanas de par en par en las horas más luminosas del día. Esto hará que las habitaciones reciban luz suficiente, sin tener que utilizar luces artificiales. Reducirás mucho el gasto de electricidad. Pero si usas bombillas, mejor que sean LED.

No obstante, en otoño e invierno también puedes usar la luz natural durante las primeras horas de la mañana y por la tarde. Así no tendrás que dejar las luces de casa encendidas todo el día. Solo por la noche.

Reducción de aire acondicionado

Al estar tu casa mucho más fresca y ventilada, gracias a las rejillas de ventilación, podrás apagar el aire acondicionado. Aunque lo enciendas en las horas más calurosas del día, no gastes más energía de la necesaria.

Esto también te ayudará a reducir considerablemente el gasto de electricidad. Tu vivienda estará bien climatizada, de una manera más natural y sostenible.

Garantizar la calidad del aire

Como te decíamos antes, las rejillas de ventilación también son un elemento de seguridad. Facilitan la renovación del aire, para que tu casa tenga un nivel óptimo de climatización. Te aportará una mayor comodidad, dentro y fuera del edificio: patio exterior, jardín, piscina, etc.

De hecho, en el Real Decreto 1027/2007, del 20 de julio, se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios. Esta normativa garantiza la calidad del aire dentro de los edificios residenciales y no residenciales.

Rejillas de ventilación: tipos y cómo colocar en casa

Ahora que ya sabes cómo ahorrar energía con las rejillas de ventilación, te contamos cómo colocarlas en casa y qué tipos hay.

En primer lugar, ten cuenta que las rejillas que instales deben permitir el paso de aire en las diferentes estancias de la vivienda. A su vez, te recomendamos que sean de algún material que reduzca el efecto acústico. Así evitarás problemas de ruidos o vibraciones con la entrada de aire.

Limpiar bien las rejillas de ventilación también evitará que la suciedad se acumule y permitirá un mejor paso del aire. Asimismo, no obstruyas el paso de aire por las rejillas colocando al lado tus muebles u otros objetos.

Ahora bien, ¿qué tipo de rejilla es la más adecuada para poner en casa? Que las rejillas no rompan con la estética del edificio es importante. Sin embargo, nos vamos a centrar en cuáles son los materiales más resistentes.

rejillas ventilación

Esto evitará que se produzca un mayor desgaste debido a ciertos factores atmosféricos, como pueden ser el calor, el agua o la humedad.

Rejillas de ventilación metálicas

El metal es un material que resiste bien los impactos y golpes. Además, es duro y resiste muy bien la corrosión, no se deforma. A su vez, su mantenimiento es sencillo y te ayudará a mantener tu casa fresca.

Por otro lado, estas rejillas impiden la salida de calor y en invierno podrás mantener la vivienda bien aclimatada, reduciendo el uso de la calefacción y ahorrarás energía.

Rejillas de ventilación de plástico

Se trata de otro material con efecto anti-impacto y de baja conductividad térmica, por lo que no permiten la entrada de frío ni calor. Esto hará que tu casa esté bien ventilada y aclimatada durante todo el año, incluso en los meses más frescos y calurosos.

Rejillas de ventilación de madera

Estas rejillas se utilizan sobre todo para el baño. La madera es un material que resiste bien el calor y la humedad. A su vez, no le afecta demasiado el desgaste con el paso del tiempo.

Además, te recomendamos que instales rejillas de ventilación de doble flujo, en el techo o las paredes, para que el aire se expanda mejor por todas las habitaciones. Esto es muy importante, pues no debe quedar ninguna estancia sin ventilar y debe dejar pasar una buena cantidad de aire hacia el interior de la vivienda.

En EnergyGO tenemos las mejores tarifas sostenibles para que puedas ahorrar energía haciendo el mínimo esfuerzo. Para contratar nuestros servicios, entra en nuestra web o llama al 900 733 907 y te resolvemos cualquier duda.

LO + TOP
Artículos relacionados