Los mejores consejos para ahorrar energía en nuestra casa

21 Octubre 2021 13:00 10 min

Es verdad, no todo lo que pagas en la factura de la electricidad depende enteramente de ti. Ni los impuestos asociados al sector, ni los precios del sector mayorista están relacionados con cuántas veces pones el lavavajillas o a qué hora enciendes la lavadora.

Pero eso no significa que el consumidor no tenga ninguna opción para ahorrar y hacer un consumo más respetuoso con el medioambiente. De hecho, ese fue el origen del Día mundial del ahorro energético, impulsado por el World Energy Forum en 2012.

Desde entonces cada octubre se reafirma el compromiso tanto internacional como nacional por hacer un uso más responsable de los recursos energéticos. ¿Imposible? En realidad no.

En los últimos años se ha avanzado mucho en materia de eficiencia, y hoy todos nosotros tenemos una gran cantidad de herramientas y de conocimientos para ahorrar energía en casa sin demasiada dificultad.

Para ello solo hace falta un cierto compromiso, y tener consciencia de que necesitaremos reservar un poco de tiempo cada día para recortar ese gasto derivado de los electrodomésticos, la propia luz o incluso la calefacción.

Si te interesa este tema porque crees que estás derrochando dinero con la luz de tu casa, entonces sigue leyendo. Te vamos a dar algunos consejos para ahorrar luz y reducir el consumo.

Utiliza los electrodomésticos con inteligencia

No es necesario que dejes de cocinar en el horno, pero sí que entiendas cuándo debes hacerlo y con qué medidas de eficiencia aplicadas. De acuerdo con IDAE, los electrodomésticos que más consumen, por cantidad de kWh son los siguientes.

electrodoméstico consumo medio anual
Frigorífico 662 kWh
Congelador 563 kWh
Televisor 263 kWh
Lavadora 255 kWh
Secadora 255 kWh
Lavavajillas 246 kWh

Este orden te ayudará a saber en qué aparatos tienes que poner más esfuerzo para ahorrar energía en casa. Eso sí, además del uso, debes tener en cuenta la etiqueta de eficiencia energética del mismo.

Estos valores pueden variar en función de la eficiencia del aparato y del uso que hagamos de él, puesto que, en la mayoría de los casos, los consumos señalados en la etiqueta energética se corresponden al programa ECO”, indican desde la OCU.

Así pues, podemos hacer un pequeño repaso por las recomendaciones que hacen los expertos para cada electrodoméstico:

Termo eléctrico

Aíslalo con las tuberías mediante lana de roca, intenta no superar los 60 grados de temperatura, desenchúfalo cuando no lo vayas a usar en las próximas 24 horas, evita colocarlo en la terraza, el sótano y el garaje, y prueba a asociarlo con un enchufe inteligente.

Porcentaje de ahorro 10%
Ahorro anual 68 euros

Secadora

Trata de poner siempre el centrifugado más rápido en la secadora, limpia de forma periódica el filtro y el condensador, trata de llenar el tambor hasta el límite de carga máxima para optimizar los ciclos, y prueba el programa de secado antes en caso de que vayas a planchar la ropa.

Porcentaje de ahorro 25%
Ahorro anual 14 euros

Lavadora

Funciona con cargas completas, prioriza los modelos con sonda de agua, emplea descalcificantes y limpia el filtro, y no te olvides de apostar por programas de baja temperatura si la ropa no está muy sucia. Ah, y si puedes aprovecha el sol para secar la colada.

Porcentaje de ahorro 40%
Ahorro anual 19 euros

Lavavajillas

Al igual que en los otros electrodomésticos, opera solo con programas de carga completa. Si puedes elige funciones económicas de entre 50 y 55 grados, activa el modo intenso solo cuando haya mucha suciedad, limpia el filtro a menudo y plantéate paneles solares con entrada de ACS.

Porcentaje de ahorro 20%
Ahorro anual 13 euros

Frigorífico

Optimiza el espacio sin llegar a comprimir los alimentos, trata de instalar el aparato lejos del horno y de cualquier otra fuente de calor, mantente entre los 4 y 6 grados para el termostato, no abras la puerta durante mucho tiempo y vigila la generación de escarcha.

Porcentaje de ahorro 30%
Ahorro anual 41 euros

Horno

Sí, el microondas gasta menos que el horno, pero es mucho más limitado en uso. Por eso puedes seguir utilizándolo siempre que no abuses de la función grill, lo apagues entre 5 y 10 minutos antes de acabar las cocciones, hornees siempre varias cosas a la vez y no abras mucho la puerta.

Porcentaje de ahorro 50%
Ahorro anual 21 euros

Vitrocerámica

Intenta ajustar el tamaño de la cacerola al del fogón de la placa y tápala mientras cocinas, aprovecha el calor residual apagando la vitro antes de terminar la cocción, prepara los alimentos sacándolos un poco antes de la nevera y baja la calefacción mientras cocinas.

Porcentaje de ahorro 50%
Ahorro anual 20 euros

Instala regletas y enchufes inteligentes

Gran parte del desperdicio de energía que tenemos en casa se debe al estado de los enchufes utilizados. De nada te servirá tener un frigorífico A+++ si después utilizas una toma en mal estado o muy antigua.

En este sentido las regletas te pueden ayudar a ahorrar energía en casa, y no poca. Es la mejor forma de acabar con el consumo fantasma. “El consumo que hacen los electrodomésticos en modo stand-by suele rondar los 375 kWh al año, lo que equivale a unos 60 euros”, indica la OCU.

Es obvio que aparatos como la nevera no puedes desenchufarlos cuando no estés utilizándolos, pero en la mayoría de casos sí es posible recortar el gasto vigilando las cosas que se quedan consumiendo en segundo plano.

También puedes probar a instalar enchufes inteligentes. Estos dispositivos funcionan mediante wifi o bluetooth y se sincronizan con los asistentes virtuales para que puedas programar, monitorizar o automatizar el funcionamiento de los electrodomésticos.

Cuidado con la calefacción (especialmente en invierno)

Aunque no lo creas, de acuerdo con con IDAE se nos va en torno al 53,13% del consumo total de energía que hacemos única y exclusivamente en calefacción. Por eso es una de las partidas en las que hay más margen de mejora.

Hay que partir ya desde la propia elección del sistema de calefacción. Debes saber que en materia de eficiencia la electricidad es la peor elección, y que si tienes que elegir entre alguno de los GLP, el gas ciudad o gas natural es la mejor elección (si llega la red hasta tu vivienda).

Según PWC, el gasto medio en calefacción con este último sistema es de entre 760 y 928 euros al año. Yéndonos hacia el sistema eléctrico nos topamos con un desembolso anual medio de entre 1960 y 2168 euros. Casi nada.

Al margen de esto, puedes probar a:

  • Mantener el termostato en los 20 grados durante el día y los 17 grados durante la noche (por cada grado extra aumenta el consumo un 7%).
  • Hacer uso de alfombras, cojines, mantas, edredones y cualquier otra cosa que te permita optimizar la temperatura de la vivienda.
  • Instalar burletes en puertas y ventanas: “taponan la entrada de aire y colaboran a mantener la temperatura interior”.
  • Ventilar temprano y mantener las persianas subidas mientras de el sol.
  • Purgar los radiadores al comenzar la temporada de frío.
  • Llevar al día el mantenimiento de la caldera: “podrás ahorrarte hasta un 15% de energía al año”.

Sustituye las bombillas tradicionales por bombillas LED

Seguramente nunca le hayas dado la importancia que se merecen. Es cierto que las bombillas no son una de las grandes protagonistas del consumo de energía en casa, pero eso no significa que haya que ignorar su impacto en la factura.

Aunque en la actualidad casi todas las bombillas modernas ya son de LED, debes saber que puedes seguir eligiendo los aparatos tradicionales, malgastando dinero y energía con esa decisión.

Las bombillas de LED consumen de media un 80% menos de energía y tienen una vida útil diez veces superior (unos 6 años de duración con un uso convencional). Tal y como señalan desde EcoLuz LED, el ahorro anual con ellas puede ascender hasta los 60 – 100 euros.

TIPO DE BOMBILLA

VIDA ÚTIL

Incandescente

1000 horas

Halógena

2500 horas

Fluorescente

8000 horas

LED

30.000 - 50.000 horas

Contrata la potencia eléctrica adecuada

Es inútil que te pongas a recortar el gasto para ahorrar en tu factura si no cuentas con una potencia eléctrica adecuada. Esta es la parte fija de la factura que pagarás independientemente de lo que hayas consumido ese mes.

Es una partida que se mide en kW y que desde el pasado junio, con el cambio en el sistema de los peajes eléctricos, se puede complementar para sacar el máximo provecho de la discriminación horaria.

Si tienes una potencia insuficiente ya te habrás percatado porque te estará saltando el ICP cada dos por tres. Sin embargo, si tienes un límite demasiado alto resultará más complicado de que te des cuenta. Pagarás más de lo que deberías sin saberlo.

Buena parte de lo que pagas en tu factura es la potencia contratada: cada 1,15 Kw de potencia suponen casi 50 euros al año”, señalan desde OCU. “Por eso es fundamental controlar cuánta potencia contratas”.

Ten a mano el CUPS y el resto de datos básicos de la instalación, ponte en contacto con tu comercializadora y prepara la partida para sufragar los derechos correspondientes. Si has hecho un cálculo adecuado de tu consumo, a la larga ahorrarás con el cambio.

Aprovecha la discriminación horaria

Aunque durante las primeras semanas desde su aplicación solo generaba dudas y confusión, la realidad es que el nuevo peaje 2.0TD único de discriminación horaria nos ha dado un instrumento sencillo y manejable para ahorrar energía en casa.

Apréndete bien cuándo empiezan y terminan la hora valle, la hora punta y la hora llana. Ajusta tus hábitos de consumo a esas franjas, tratando de concentrar la máxima actividad posible en la mencionada hora valle: es la más barata de todas.

PERIODO

DE LUNES A VIERNES

FINES DE SEMANA

Horas punta

10-14h y 18-22h

-

Horas llano

8-10h, 14-18h y 22-00h

-

Horas valle

00:00-08:00h

24 horas

Actualmente los hogares españoles ya confían el 45% de consumo a las horas valle, pero aún así siempre seguirá habiendo margen de mejora. No pierdas de vista cosas como la lavadora o el lavavajillas y abusa todo lo que puedas de los programados automáticos.

Podrás ahorrar hasta un 30% de energía al mes.

¿Y si te pasas al autoconsumo?

Sí, es verdad que instalar placas solares o una minieólica requiere de una inversión importante. Pero si cuentas con el tipo de vivienda adecuado y cuentas con unos pocos ahorros, es una decisión que agradecerás a la larga.

Tienes la opción de producir tu propia energía eléctrica a partir de la instalación de kits fotovoltaicos”, indican en OCU. “Esta iniciativa puede suponer un ahorro de casi 700 euros anuales en el caso de aquellas familias que consumen unos 5.700 kW/h al año”.

En el caso de la energía eólica, al cabo de 10 años de amortización obtendríamos un ahorro medio de unos 1.029 euros con un generador de 1kW. Todos estos datos, claro, hay que ponerlos en contexto. Igualmente, no descartes el autoconsumo desde el principio.

Y si todo esto no te parece suficiente para ahorrar energía en casa, prueba a complementar tus esfuerzos con el servicio que te mereces. Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y empieza tu camino hacia la sostenibilidad con la electricidad 100% limpia y nacional de EnergyGO.

Además para que puedas reducir tu factura, alargamos nuestra promoción hasta el 31 de octubre. Si decides dar el paso disfrutarás de un descuento de 50 euros en tu factura de la luz, repartidos en 5 descuentos de 10 euros al mes durante los primeros cinco meses desde la activación.

LO + TOP
Artículos relacionados