5 hábitos diarios para evitar el calentamiento global

27 Enero 2023 13:00

El calentamiento global es un problema real que cada vez nos preocupa más. Las temperaturas no paran de subir, se dan temporales extremos y el mundo está patas arriba. Para dar luz a este problema cada año se celebra el Día Mundial de la Acción Contra el calentamiento global.

Según los pronósticos de los expertos, dentro de poco será demasiado tarde para dar marcha atrás. Por eso mismo, organizaciones como Naciones Unidas han emprendido campañas a nivel global para educar y dar visibilidad al posible futuro que aún tiene remedio.

Todos sabemos que la tierra está pasando un mal rato, que poco a poco los efectos son más irreversibles y que la contaminación atmosférica no se reduce lo suficiente. Ante esto, siempre nos solemos preguntar ¿qué puedo hacer yo?

En la actualidad, las herramientas tecnológicas y el uso de inteligencia artificial pueden ayudarnos a encontrar la respuesta. El bot que utiliza Naciones Unidas en su página de Facebook te recomienda diferentes tipos de acciones cotidianas para que ayudes a reducir el cambio climático.

Sencillos hábitos que ayudan a frenar el calentamiento global

El calentamiento global es un fenómeno causado por gases contaminantes como el CO2 que llegan hasta la atmósfera, nada nuevo. La culpa de que esto suceda desde hace unas décadas podría recaer en mil factores, pero lo importante ahora es conseguir frenarlo.

frenar cambio climático

Para ello, además de los gobiernos y empresas, las personas “normales” como nosotros tenemos que poner de nuestra parte, ya sabes, granito a granito, se forma una montaña. Las pequeñas o sencillas acciones que te vamos a recomendar, aunque sean “fáciles” sí que aportan.

Utiliza medios como la bici antes que el transporte público

Sí, la movilidad es lo primero porque es algo que afecta a nuestro día a día. Sabemos que siempre te recomendamos utilizar transporte público antes que coche, pero si utilizas bicicleta o patinete (vale eléctrico) entonces mejor que mejor.

Las emisiones de CO2 que generan los autobuses o vehículos privados son altamente perjudiciales para la atmósfera. Además, utilizando la bicicleta harás ejercicio y evitarás sufrir los odiosos atascos, es un win-win para todos.

En el caso de que trabajes o estudies lejos de tu casa, lo que puedes hacer es comprar o alquilar un vehículo eléctrico y compartirlo con varios compañeros. De esta forma estaréis reduciendo las emisiones, los ruidos y sobre todo ayudando a la Capa de Ozono a que se recomponga.

Planta arboles (o cómprate una plantita pequeña)

Para que te hagas una idea, con una hectárea de árboles, todo el dióxido de carbono que generan cuatro familias desaparecería. Por tanto, si en tu casa tienes espacio disponible y quieres disfrutar de fruta propia o sombrita en verano, ¡a plantar árboles!

Entendemos que la mayoría de las personas en ciudad vive en pisos donde el espacio no sobra y mucho menos hay jardines o patios. Si es tu caso, no te preocupes, puedes plantar cualquiera en tu jardinera o comprarla ya crecidita para tu ventana.

iStock 1086723866

En algunos colegios tienen una parcela dedicada a proyectos de huertos y plantaciones escolares. Esta actividad sirve para que los más pequeños tomen conciencia y se pongan en contacto con la naturaleza. Si tienes capacidad de proponerlo en tu centro, es una gran idea.

Aplica las tres “R” para cuidar el medioambiente

Reducir, reutilizar y reciclar, las tres “R” más importantes para combatir el Cambio Climático. Uno de los factores que más está dañando al planeta es el gran uso de plástico. Existen ya islas “hechas” por plásticos tirados al mar.

Por si no lo sabías, el mar absorbe el 93% del calor que nos llega del sol, así que nos interesa que estén despejados y sanos. Eso conlleva que usemos cuanto menos plástico menos, que reutilicemos los envases para otros fines y que al tirarlo sea en su contenedor amarillo.

Bajo ningún concepto tires botellas de plástico, latas o cualquier otro desperdicio en la naturaleza. De hecho, pueden incluso multarte si se trata de un espacio protegido.

Equilibra tu dieta y reduce la cantidad de carne

Para conseguir un kilo de carne de vacuno se necesitan 15.000 litros de agua, así como lo lees. Con esto no queremos decir que haya o no que comer carne, sino que lo mejor es llevar una dieta equilibrada, tanto para la salud personal como para el planeta.

Alternar la carne de ternera con ave, pescado, verduras, frutas y legumbres ayudará a reducir también la producción de CO2 por parte de las fábricas. Así que ya sabes, come un poco de todo y tanto tú como el planeta estaréis sanos como un roble.

Haz un consumo responsable del agua

Este es uno de los puntos más importantes ya que el agua cada vez es un bien más escaso. De hecho, hay zonas del mundo en las que la sequía se está volviendo extrema. Esto no es algo que nos pille lejos, incluso en España cada vez se registran menos lluvias y más meses secos.

Por eso mismo, procura reducir al máximo el consumo en los momentos de ducha, cuando lavas los platos, utilizar programas rápidos o ECO en lavadoras y lavavajillas…

Consecuencias del cambio climático a largo plazo

Puedes pensar que todas estas acciones sean banales y pases por completo, antes de que tomes esa decisión, vamos a recordarte cuáles pueden llegar a ser las consecuencias del cambio climático:

  • Clima extremo
  • Vórtices polares
  • Olas de calor
  • Aguaceros pesados
  • Aumento del nivel del mar
  • Migración animal y extinción de especies
  • Necesidad de inversión en ciudades costeras
  • Aumento de problemas de salud
  • Pérdidas en la agricultura y el suministro de alimentos

Todos estos efectos se pueden mitigar si aplicas los consejos y pequeñas acciones que te hemos recomendado. Además, si quieres también ser responsable en cuanto al consumo energético, deja que te ayudemos desde EnergyGO. Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y deja que te ayudemos.

LO + TOP
Artículos relacionados