Batch cooking para comer saludablemente y ahorrar luz

11 Diciembre 2020 19:31 5 min

Llamamos batch cooking a la tendencia a cocinar por adelantado para comer más saludablemente y ahorrar luz al aprovechar mejor el calor del horno. Suena muy trendy, pero tu madre lleva toda la vida haciéndolo... ¿De dónde crees que salen todos esos tápers que te llevas a casa cada vez que visitas la suya?

Como somos muy fans de las madres, de alimentarnos bien, de ahorrar luz y de cuidar el planeta, aquí van nuestros truquitos de batch cooking para que lo único que engorde a partir de ahora, sea tu bolsillo.

Ventajas de cocinar en pocas horas para toda la semana

Suena como una fantasía pero es de lo más real. De hecho, es tan real que es lo más cerca que vas a estar de vivir como una princesa Disney que canta y danza mientras deja la casa como los chorros del oro.

Cocinando de esta manera vas a poder elegir mejor los alimentos que consumes, aprovechar mejor los alimentos que compras evitando el despilfarro, sacarle partido a los kilovatios que consume tu cocina o tu horno y tener más tiempo libre el resto de la semana. Un planazo donde los haya.

Nosotros hemos dividido en tres grupos los beneficios que le vemos al batch cooking: vemos que tiene beneficios físicos, beneficios económicos y beneficios emocionales. Te los vamos a contar así, pero lo mejor será que lo pruebes en casa y te des cuenta de lo bien que sienta la satisfacción del deber cumplido.

Cuerpo saludable, ni gordo ni flaco: beneficios físicos del batch cooking

Muchas veces, cuando buscamos mejorar nuestra alimentación, nos equivocamos buscando un "peso ideal" que en realidad no nos beneficia tanto como creemos. Una vez que destierras la idea de adelgazar, de ponerte cachas o de parecerte a alguien, comienza el verdadero camino hacia un cuerpo saludable.

Y esto es lo que persigue el hecho de cocinar planificadamente: que comas cosas que te gusten, cosas que necesites para estar mejor de salud y que desde luego no te hagan daño. Aquí nuestros tips en este sentido:

Crea un menú semanal por adelantado

Piensa por bloques en todos tus desayunos, comidas, cenas y meriendas y apunta por lo menos 5 platos de cada tipo.

Es la manera de tener controlado lo que comerás en tus días laborables y de no proponerte algo muy estricto que te cueste cumplir. Si te cuesta pensar en platos saludables y creativos, puedes ver aquí algunas apps para comer mejor.

Deja libres los findes para comidas más sociales o improvisadas.

Haz la lista de la compra recién comido

Parece una tontería, pero hacer la lista de la compra cuando no tienes hambre te guiará hacia un menú más sensato.

Desde luego, lo principal es apegarte a la carta que has escrito para los próximos 5 días, pero no nos vamos a engañar: siempre se cuela algún capricho y ahí es donde es importante que no tengas hambre cuando hagas la lista.

Guarda sitio para caprichos saludables

Será casi imposible pasar de la improvisación máxima a la organización si el menú no deja margen para algún capricho.

Elige aquellos que sean más saludables: por ejemplo, chocolate negro vs. chocolate blanco; nueces al natural en lugar de garrapiñadas; snacks al horno en reemplazo de los fritos... No se trata de prohibir, sino de ser más selectivo.

Ahorrar luz al cocinar por adelantado: el beneficio económico

Aprovechar el calor de la cocina y el horno es el beneficio económico más visible del batch cooking. Sin embargo, este método para organizar tu restaurante casero también te permitirá hacer un uso más eficiente de otros electrodomésticos. Te contamos lo que nos ha funcionado a nosotros...

Usa los electrodomésticos y el calor por tandas para ahorrar luz

La planificación también llega al momento de preparar los alimentos y te explicamos cómo:

Pela y corta todos los alimentos del tirón

Supongamos que usarás un pelador eléctrico o un robot de cocina que corta en dados.

Al pelar y cortar todo lo que vayas a necesitar para tu menú semanas, aprovecharás estos electrodomésticos sin dejarlos en stand-by entre una receta y otra, optimizando de esta manera el consumo.

Lava las verduras en un bol con agua tibia

Cuidado con la contaminación cruzada: es totalmente desaconsejable lavar diferentes grupos de alimentos en los mismos recipientes o con las mismas herramientas.

No obstante, si vas a cocinar con muchos tipos de verduras, pela y corta todas y desinféctalas en un bol con agua tibia y un chorrito de vinagre blanco o lejía especial para alimentos.

Gracias al bol gastarás menos agua y energía para atemperarla que si lavas con agua corriente.

Guarniciones para muchas veces

Hay guarniciones muy comunes: arroz, quinoa, patatas, verduras salteadas... Si en tu menú hay guarniciones que se repiten, hazlas de una sola vez y repártelas luego.

Usa varias bandejas de horno

Casi todos los hornos tienen varios niveles en los que puedes poner rejillas o bandejas. E incluso en algunas rejillas podrías posar más de un molde.

Aprovecha esta peculiaridades para hornear varias cosas con el mismo calor. Ten cuidado de los tiempos de cocción: ponte alarmas en el móvil o emplea un cronómetro de cocina para saber cuándo te toca sacar cada cosa.

Venga, como estás siendo tan green, aquí una licencia de fin de semana: puedes aprovechar el calor del horno para hornear una pizza que, lejos del mito de que sale muy caro, te puede salir a cuenta.

Evitar el despilfarro de alimentos: el otro beneficio económico

Tirar comida es uno de los fallos más frecuentes en los que solemos incurrir. Aunque sin mala intención, muchas veces compramos algo y no nos da tiempo a prepararlo antes de que se estropee.

Afortunadamente, el batch cooking también ayuda en este sentido, ya que puedes hacer la compra y cocinar el mismo día, sabiendo qué día te comerás cada cosa y evitando así que la comida se ponga mala en la nevera.

Tiempo libre: la gran ventaja emocional del batch cooking

Puede que el hecho de no llegar a casa a tiempo de cocinar no sea lo que más te mortifica en el mundo. Con todo y eso, saber que al llegar a casa tendrás comida lista para disfrutar sí que te dará un plus de tranquilidad.

Réstale, además, el malestar de tirar comida cuando no te ha dado tiempo de cocinarla: ese tomate arrugado, esa espinaca mustia, ese contramuslo de pollo que te ha apestado la nevera, ya no volverán a pasar.

A cambio de las horas que inviertes cocinando todo del tirón, el resto de la semana podrás despreocuparte. Ya sea para ver un capítulo más, para quedar con una amiga o para hacer deporte, tu tiempo es tuyo, ¡por fin!

Lo que también es tuyo son los eurillos que irás ahorrando cada mes, tanto al ahorrar en la factura de la luz, como al no tirar alimentos. Y, ya para nota, si la energía que utilizas para cocinar y para todo en tu casa es energía verde 100% renovable, mejor que mejor. EnergyGO, la energía eléctrica de Yoigo, te ofrece energía verde garantizada. Da el paso y emprende un estilo de vida más positivo que una quedada de neutrones.

LO + TOP
Artículos relacionados