Descubre cuánta luz consume una cafetera eléctrica

15 Febrero 2021 - Actualizado 09 Febrero 2023

Las cuentas claras y el chocolate café espeso, sobre todo si el tema que nos ocupa es saber cuánto consume una cafetera eléctrica, concretamente, ésa que desde hace tanto tiempo te hace ojitos cada vez que pasas por delante de un escaparate y te planteas cuál será tu próximo capricho.

Cómo elegir una cafetera eléctrica sostenible

Parece que de un tiempo a esta parte el palabro "sostenible" está hasta en la sopa, bueno, hasta en el café. No solo es cierto, sino que es importante que tengamos en cuenta el impacto medioambiental de lo que hacemos en un día normal, por eso se insiste tanto en este tema.

Pero, ¿qué significa que una cafetera sea sostenible? Además de ser eficiente energéticamente, merece la pena que te fijes en detalles como el tipo de café que utilizan.

Supongamos que se trata de una cafetera que solo admite un modelo determinado de cápsulas de café. Pregúntate si esas cápsulas están construidas de manera que se puedan reciclar.

Piensa también en el café en sí: ¿Queda claro de dónde proviene y en qué condiciones se consigue? ¿Hay otras opciones en el mercado aparte de la propia marca de la cafetera para que puedas optar, por ejemplo, a comprar solo café proveniente del comercio justo?

Teniendo en cuenta todos estos elementos podrás tomar la decisión más inteligente en cuanto a cafeteras eléctricas y algunas de estas mismas reglas pueden aplicar a otros electrodomésticos, por ejemplo, para saber cuánto consume una nevera o cuánto cuesta usar el horno.

Cuánta luz gastan las mejores cafeteras del mercado

Cuando conversas sobre el consumo energético en el hogar, seguro que has escuchado hablar sobre los electrodomésticos más temidos, esos que mencionamos más arriba: la nevera, el horno, el lavavajillas... Sin embargo, la cafetera eléctrica también conlleva un gasto de energía que notarás más o menos dependiendo de la tarifa de luz que tengas contratada en casa y del consumo del aparato en sí.

Como es pequeña y está integrada en la vida de todos, a pocas personas se les pasa por la cabeza preguntarse cuánta luz gasta una cafetera eléctrica mientras está en espera. Nos referimos a la cafetera de jarra que se conecta a una base que la mantiene caliente. El dato es el siguiente: un pequeño electrodoméstico de estas características suele rondar un consumo de 700 vatios a la hora. ¡Esto es muchísimo!

Para que te hagas una idea, una bombilla LED tiene un gasto de 7 vatios a la hora. Así, mantener tu café siempre listo puede llegar a suponer 100 veces más consumo que el de una bombilla encendida y funcionando a máxima potencia.

Vuelta a los inicios: café tradicional que te ayuda a ahorrar luz

Lo vintage está de moda con una fuerza impresionante. Esto aplica a hacer pan, todo un hit durante el confinamiento, y a hacer, en general, cosas en la cocina.

Sabiendo que en el caso del café la vuelta a lo tradicional representa también la búsqueda de alternativas más eficientes que te ayuden a ahorrar unos eurillos en la factura de la luz, la idea de coquetear con cafeteras italianas, de émbolo y hasta con infusores de tela, nos parece una opción más que acertada.

Y es que estas cafeteras más "artesanas" son modelos mucho más económicos, incluso más ecológicos, y que también puedes usar todos los días. De esta forma tu factura de la luz disminuirá. Créenos: ¡lo notarás cuando hagas cuentas a final de año!

Aviso a amantes del café de máquina

Por otro lado, si te gusta mucho el tipo de café que hacen las máquinas eléctricas no te vamos a decir que no puedes usarlas y a convertirnos en talibanes del café. Pero sí que te aconsejamos apostar por una cafetera eléctrica eficiente. Existen modelos cuyo nivel de consumo en kWh es mucho menor.

Una pista: la tecnología evoluciona y un reclamo permanente en los últimos años es que los electrodomésticos consuman menos y que los desechos sean más respetuosos con el medioambiente.

A las cafeteras también se les aplica este cuento.

Así que una buena opción, si te toca cambiar de máquina de café pronto, es que te fijes muy bien en el modelo que vas a comprar, para que sea de fabricación reciente, primando estos aspectos que a lo mejor hacen que su precio de venta sea más caro que el de otras más obsoletas, pero que lo vas a rentabilizar en poco tiempo, especialmente si la piensas utilizar a diario.

Pero... ¿Por qué consumen tanto las cafeteras eléctricas?

Vamos por partes: lo primero, no se trata de hacerle una cacería de brujas a ese pequeño aparato que tantas horas de espabilamiento nos ha regalado. Todo lo contrario, se trata de buscar la mejor manera de sacarle partido.

Segundo: no todas las cafeteras eléctricas son iguales. Las hay muy, pero que muy eficientes, con filtros o cápsulas muy ecológicas y que hacen un café que sería el triunfo de todo barista. La clave está es fijarse muy bien en las especificaciones de la cafetera eléctrica que queremos comprar, para no meter la pata cogiendo una que consuma más vatios ella, que café nosotros.

Cafeteras eléctricas que funcionan con resistencias

Hablemos de las cafeteras eléctricas de jarrita, que se posan en una base que las mantiene calientes. Típicas en las oficinas hace una, dos y hasta tres décadas, se han hecho un hueco en nuestro día a día por la capacidad de mantener preparado y caliente un buen número de tazas de café.

Bien, resulta que todos los electrodomésticos que funcionan con resistencias eléctricas tienen un gran margen de mejora energéticamente hablando. No solo por lo que consumen al pasar de frío a caliente, sino porque, tras calentarse dichas resistencias, continúan consumiendo si dejas el electrodoméstico encendido.

Por eso tienes que intentar, por una parte, utilizar lo menos posible cualquier máquina con este sistema, y, por otra, apagar siempre la máquina después de cada uso. Las versiones más modernas se apagan solas, pero las antiguas no.

De esta forma, vas a ver cómo baja tu factura de la luz, sobre todo si antes la dejabas encendida para que mantuviese el calor. Esta última costumbre, por cierto, es completamente irrelevante: tu bebida estará caliente aunque vuelvas 30 minutos más tarde a por otra taza, ya que la resistencia eléctrica tarda mucho tiempo en enfriarse.

De hecho, sirve precisamente para conservar el calor durante mucho tiempo. Dejar la cafetera encendida con esta finalidad únicamente va a hacer que se eleve tu gasto: consumirá hasta 1 vatio por hora.

A la caza de la pegatina A+++

Grábate las siglas A+++ porque te van a ayudar a ahorrar luz en casi todos tus electrodomésticos. Hay cafeteras eléctricas con eficiencia energética A+++, noticia que nos encanta porque quiere decir que se puede disfrutar de su practicidad sin cavar un agujero en tu bolsillo.

Somos conscientes de que siguen gastando más luz que las italianas, que funcionan con la placa de la cocina pero, si en realidad prefieres usar una cafetera eléctrica, mola tener opciones.

En la actualidad puedes adquirir dos tipos de máquinas para hacer café que se usan mucho y funcionan con electricidad: la convencional y la de cápsulas. En términos de energía, la primera presenta un consumo más alto.

Además, las que utilizan cápsulas han mejorado mucho en este aspecto, aunque algunas son mucho más problemáticas en todo lo relacionado con la contaminación mediante residuos, a no ser que las cápsulas estén diseñadas para el reciclaje.

Existen cápsulas de café que se pueden reciclar sin problema. También cápsulas reutilizables que puedes rellenar y lavar cada día para evitar el problema de los plásticos y aluminios de un solo uso.

Como bien sabes, en los últimos tiempos la conciencia ecológica ha calado hondo tanto en las empresas como en los consumidores, y por ese motivo desperdiciar una cápsula por cada taza de café es algo a lo que pocos están dispuestos. Los usuarios de estos electrodomésticos necesitan una solución para continuar usando las máquinas de este tipo que tienen en casa. Por suerte, ya podemos encontrar opciones mucho más sostenibles.

Cápsulas reutilizables para cafeteras A+++, el santo grial del café ahorrador y sostenible

Hoy en día hay cápsulas recargables adaptables a la marca y modelo de tu cafetera. Búscalas: tan solo tendrás que comprar una, que podrás lavar en cuanto acabes de usar para hacerte otro café. Por otro lado, este sistema te permite comprar tu propio café molido favorito y no tener que depender de las variedades disponibles en las cápsulas comercializadas compatibles con tu máquina.

Hay quienes te dirán que estas cápsulas estropean las máquinas. Sí y no. Depende de lo bien logradas que estén en términos de diseño, encajarán mejor o peor. Fíjate que la que eliges encaje bien y retírala inmediatamente después de cada uso, y tu cafetera eléctrica se mantendrá ilesa.

Esta solución también te va a permitir ahorrar mucho dinero: un café de una cafetera convencional cuesta entre 4 y 6 céntimos, mientras que uno de cápsula asciende a 25 céntimos. Y, además, el coste eléctrico es mucho mayor.

¿Dónde buscar una cafetera eléctrica eficiente A+++?

Como los fabricantes saben que la cafetera eléctrica tiene un altísimo consumo de luz, intentan paliar este aspecto tanto como les es posible.

En este sentido, las nuevas tecnologías permiten lanzar modelos que no precisen tanta potencia inmediata para calentar la resistencia. Si te interesan, busca siempre las cafeteras que cuenten con la etiqueta energética A+++, cuyo consumo estará por debajo del 25 % de la media de los electrodomésticos de su categoría.

En cualquier tienda de electrodomésticos, o incluso en plataformas de venta en línea, vas a encontrar cafeteras con estas características. Antes de comprar una, valora cuántos cafés necesitas hacer cada vez y fíjate en la potencia que necesitan estas máquinas. Estos son algunos de los modelos más eficientes.

De'Longhi Alicia EMKM 9, de 550 W, con capacidad para nueve tazas y con apariencia de cafetera italiana.

Mx Onda MX-CE2254, de 480 W y con una capacidad de 0,3 litros.

Cloer 5928, con un consumo de tan solo 365 W para un contenedor de 0,3 litros.

Ahora ya puedes hacerte una idea de cuánta luz consume una cafetera eléctrica y qué aspectos has de valorar a la hora de comprar un modelo eficiente.

Piensa que es un artículo del hogar que utilizas a diario, y a menudo más de una vez. Por lo tanto, un electrodoméstico que consuma poca energía te va a permitir ahorrar una importante cantidad de dinero a lo largo del año: recuperarás la diferencia en muy poco tiempo.

Antes de comprarla, no olvides comprobar los vatios que necesita para funcionar. ¡Apuesta por una cafetera para ahorrar luz y disfruta del mejor café!

LO + TOP
Artículos relacionados