Diferencias entre boletín eléctrico y certificado energético

23 Mayo 2024 11:00

A la hora de hacer una mudanza, es necesario que hagas mucho papeleo. Uno de los trámites necesarios es el cambio de proveedores, para el que vas a necesitar unas acreditaciones especiales. Por eso mismo, te traemos las diferencias entre el boletín eléctrico y certificado energético.

Imagina que te mudas a un nuevo edificio y tienes que dar de alta la luz de la vivienda. No creas que es tan sencillo como llegar a la empresa proveedora y pedir el cambio, es necesario que lleves un papeleo sobre tu instalación.

Dependiendo del trámite que quieras hacer, vas a necesitar uno en específico u otro. A priori, es posible que te confundas o no sepas qué utilidad tiene cada uno de ellos. No te preocupes, aquí te enseñamos qué son y para qué los vas a necesitar.

Diferencias entre boletín eléctrico y certificado energético

El boletín eléctrico y el certificado energético son dos documentos que se suelen confundir. Tienen un nombre parecido, sirven para trámites similares a primera vista y la gente no suele saber sobre esta materia, así que es una equivocación habitual.

Sin embargo, cada uno de ellos tiene su importancia bien marcada. Si no quieres volver a equivocarte y llevarte un quebradero de cabeza, te recomendamos que te aprendas sus diferencias.

Qué es el boletín eléctrico y para qué sirve

También se le conoce como certificado de instalación eléctrica de baja tensión y es el documento que asegura que una instalación eléctrica cumple con la normativa pertinente en esa comunidad.

Al mostrar este documento, las empresas proveedoras se aseguran de que estás al día con los requisitos necesarios. El tiempo de validez del boletín eléctrico es de 20 años.

Diferencias entre boletín eléctrico y certificado energético

¿Cuándo vas a necesitar el boletín eléctrico? Hay algunos supuestos en los que vas a utilizar esta documentación siempre:

  • Cuando vayas a dar de alta un suministro de luz.
  • Al ampliar la potencia que tengas contratada en tu suministro de luz.
  • Hacer una modificación en la instalación eléctrica para que pase de monofásica a trifásica.

Qué es el certificado energético y para qué se utiliza

Por otro lado, el certificado energético es un documento en el que se plasma cuál es el consumo energético de la vivienda y sus niveles de emisiones de dióxido de carbono.

Nace con el objetivo de mejorar el ahorro energético de las familias, por lo que se obliga a que aparezca reflejado en los anuncios de alquiler o venta de cualquier tipo de vivienda.

Este certificado se debe registrar en el organismo encargado de esta tarea de la comunidad autónoma en la que esté situado el edificio. Si alquilas la vivienda, deberás darle una copia al nuevo inquilino.

Junto con el certificado viene una etiqueta energética que clasifica el nivel de consumo y emisiones que tiene el edificio. El baremo se mueve entre la A (lo mejor) y la G (lo peor).

Para conseguir este tipo de documento es necesario que un técnico especializado compruebe la vivienda. La validez es de 10 años, una vez pasados, será necesario hacer otro peritaje.

Boletín eléctrico y certificado energético: en qué se diferencian

Estos dos documentos son muy distintos entre sí. En realidad, tienen poco que ver entre uno y otro, básicamente, que ambos están relacionados con la energía que se utiliza en casa.

El boletín eléctrico comprueba que se están cumpliendo unos requisitos sobre la instalación eléctrica. Hace referencia a características técnicas, como la potencia máxima que se puede alcanzar o el tipo de cables que se usa.

Diferencias entre boletín eléctrico y certificado energético

En cambio, el certificado energético comprueba la efectividad de la instalación. Para ello, analiza cómo se comporta la instalación de la calefacción, el aire acondicionado y este tipo de aparatos.

El tipo de especialista que se encarga del peritaje de estos documentos es también diferente. Al igual que la duración de cada uno de ellos: el boletín sirve durante 20 años y el certificado, tan solo 10.

Lo más probable es que necesites ambos certificados en algún momento de tu vida, así que no es mala idea que aproveches cuando tengas un hueco y realices los trámites necesarios para obtenerlos.

El proceso varía según el tipo de vivienda, pero no necesitarás mucho tiempo para que los técnicos realicen el peritaje necesario. En cualquier caso, es mejor prevenir que curar. Para que te quede mucho más claro, estas son las principales diferencias entre ellos:

Diferencias entre boletín eléctrico y certificado energético

Boletín eléctrico

Certificado energético

Normativa de la instalación eléctrica

Consumo energético en casa

Características técnicas como la potencia

Emisiones de dióxido de carbono

Tipos de cables en la instalación

Etiqueta energética (A-G)

Validez de 20 años

Validez de 10 años

En EnergyGO te ayudamos a que mantengas tu instalación eléctrica cuidada y en unas condiciones óptimas. Si tienes cualquier duda, entra en nuestra web o llama al 900 733 895 para que nuestros expertos te aconsejen sobre cómo solicitar tu boletín eléctrico y tu certificado energético.

LO + TOP
Artículos relacionados