Híbrido o hibrido enchufable: ¿Cuál debo comprarme?

08 Junio 2022 11:00 6 min

La electrificación de los coches parece imparable. Entre la obligación de los fabricantes de reducir cada vez más sus emisiones y, las restricciones de movilidad de las ciudades, todos los coches que no sean eléctricos serán híbridos en un futuro.

La oferta actual es ya enorme y a la hora de escoger coche nuevo surgen nuevas dudas que han sustituido el viejo “¿diésel o gasolina?” por una serie de dilemas diferentes. Entre ellos, ¿qué coche me conviene mejor, un híbrido o un híbrido enchufable?

hombre enchufando un coche

La compra de un coche es el segundo mayor desembolso económico que realizan los españoles después de la vivienda. Escoger bien tu próximo coche, ya sea nuevo o de segunda mano, no es una decisión cualquiera.

Si entre tus opciones no está el coche eléctrico puro o de hidrógeno, el coche híbrido puede ser lo tuyo. Pero ¿híbrido o híbrido enchufable? Como ocurre en cualquier duda antes de comprar dos productos similares, todo dependerá del uso que le vayamos a dar.

Eso sí, antes de nada deberíamos repasar qué es un coche híbrido. Hablamos de un vehículo que utiliza dos energías para la propulsión mecánica; por un lado, la del carburante, y por el otro, la de una batería que almacena energía eléctrica.

Principales tipos de vehículos híbridos

Antes de comprar un coche híbrido también debes saber qué tipos hay, porque cada tipo lleva unas siglas asociadas (HEV o PHEV) y puedes hacerte un lío. ¿Qué los diferencia? Pues la mayor o menos predominancia en la propulsión del coche.

Coche mild hybrid o microhíbrido

Incorporan un pequeño generador-motor eléctrico de 24 V o 48V que ayuda al motor térmico. Su batería es muy pequeña para circular en modo eléctrico, pues ahí su papel es el de respaldar en arranques y momentos de inercia favorables.

El coche con hibridación ligera, obviamente, no cuenta con toma de carga porque su batería se recupera a través de la energía acumulada en las frenadas. Es una buena opción si quiere limitar el consumo sin dejarse un dineral en la compra. Ah, y cuenta con la etiqueta ECO.

Coche híbrido en serie-paralelo (HEV)

El más común del mercado y el más conocido fuera y dentro del mercado. Es lo que conocemos como "coche híbrido" a secas y lo que ahora se está promocionando a bombo y platillo. Vamos, los Toyota que ya conoces desde hace años con la eficiencia por bandera.

Aquí el motor eléctrico (batería de más de 60 V), además de ayudar al motor térmico, también permite circular en modo eléctrico en ciudad o en carretera. Eso sí, siempre de forma limitada —2 o 3 km— y a baja velocidad. Disponen de la etiqueta ECO y se autorrecargan.

Coche híbrido enchufable (PHEV)

Se trata de un híbrido eléctrico en serie-paralelo que posee una batería de mayor capacidad. Este se puede enchufar a una fuente de energía eléctrica externa. Puede ser tanto una toma de corriente doméstica o un punto de carga habilitado.

La autonomía del híbrido enchufable impulsado en modo eléctrico puede dar entre 40 o 50 km de autonomía dependiendo del tipo de vía. Eso sí, teniendo en cuenta que la velocidad suele estar capada a unos 120 km/h para proteger la batería.

Este tipo de vehículo va a disponer de la etiqueta CERO de la DGT siempre que su autonomía en modo eléctrico alcance al menos los 40 km. Cuidado con eso porque hay modelos en el mercado que no cuentan con dicha ventaja.

¿Híbrido o híbrido enchufable?

Coche híbrido enchufable: Qué ventajas me aporta frente al híbrido

Salvo excepciones, cuenta con la etiqueta CERO de la DGT. Esta te ofrece ventajas exclusivas en zonas urbanas y sus periferias como entrar en las zonas ultrabajas de emisiones de Madrid.

Otra de sus ventajas es aparcar gratis o con gran reducción en el precio en las zonas de pago. Sumando motivos para adquirirlo tenemos la ventaja del acceso a carriles de alta ocupación (BUS VAO) si vamos solos en el coche.

Claro que, las normas se modifican dependiendo del ayuntamiento en el que circules, por lo que debes comprobar sus reglamentos. En algunas ciudades de España, aunque dispongas de la etiqueta CERO no disfrutas de ninguna ventaja.

Hablar de PHEV también es hacerlo de contexto. Si no sueles viajar al centro, estas ventajas no serán determinantes a la hora de decidirte. En cambio, si trabajas en el centro y tienes que acudir a diario, te conviene la movilidad eléctrica.

Un apunte: aunque el estacionamiento sea gratis, debes obtener el tíquet y renovarlo cuando sea necesario en los puntos habilitados para ello. De todas formas te lo recomendamos si, tienes punto de recarga y si dispones de un presupuesto algo superior.

Coche híbrido enchufable: el punto de carga en casa es altamente recomendable

Si vas a tener un coche híbrido enchufable, debes saber que el punto de carga en casa es una opción casi obligatoria. No hace falta que dispongas de un garaje propio, se pueden instalar perfectamente en el parking de tu comunidad.

Si tu coche va a estar aparcado en el exterior, es mejor compra que un eléctrico porque no necesitas si o si la batería al 100%. Es recomendable que tengas un punto de carga cerca, ya sea público o privado.

coche eléctrico en la calle

Será más caro cargarlo en la calle que en tu casa, claro. La batería del híbrido enchufable estará cargada de 0 a 100% en 4 horas aproximadamente. Si usas el coche de forma esporádica en ciudad es asumible.

Qué ventajas tiene el coche híbrido

Por su parte, el coche híbrido que no se enchufa tiene la etiqueta ECO. Las ventajas de esta calificación son más bien pocas y varían aún más en función del municipio de circulación. Por ejemplo, en Madrid un vehículo con la etiqueta paga el 50% del coste en SER.

Sin embargo, en otras ciudades como Barcelona pagarás el 100%. Por ello, igual que en la vez anterior, recomendamos consultar la normativa del lugar por el que te desplaces. Ah, y lo mismo aplica para el tema de los carriles BUS VAO.

etiqueta 0 DGT

En casos de concentración de contaminación, los coches con motor térmico tienen prohibido el acceso y estacionamiento en la superficie. Pero si tienes una pegatina ECO, al igual que con la CERO, sí que podrás entrar.

Ahí el coche híbrido marca la diferencia. Claro que no es tan ventajoso como el PHEV, pero resulta una puerta de entrada ideal a la electrificación para aquellos compradores que no pueden gastarse 40.000 euros y que tampoco disponen de garaje para recargar.

Híbrido o híbrido enchufable: ¿Qué uso le doy al coche?

Esta es la verdadera pregunta que debes hacerte. Si pensamos en el ahorro de energía, el híbrido enchufable gana la batalla sin dudarlo. Es mucho más económico recargarlo en casa que echar gasolina y de ahí su rentabilidad.

Es cierto que también los coches híbridos enchufables son más caros que los mismos modelos con motor gasolina. Por eso deberás tener en cuenta también cuantos km vas a hacer (no, no lo rentabilizarás por mucha distancia que recorras).

Este tipo de comparativas tenían sentido hace unos pocos años. Hoy, con la inflación en ciernes, las diferencias de precios son demasiado elevadas. Aquí la elección por la movilidad cero tiene un fundamento únicamente medioambiental.

Por eso cada uno debe apostar por la opción más eficiente dependiendo de su presupuesto. Un coche híbrido ligero siempre va a ser más interesante que uno de combustión para alguien que tiene un límite ajustado de compra.

En EnergyGO tenemos la energía que necesitas para moverte. Entra en nuestra web o llama al 900 622 500 y disfruta de una electricidad 100% limpia y nacional para tu coche eléctrico.

LO + TOP
Artículos relacionados