¿Qué es el bono social eléctrico?: Cómo y cuándo solicitarlo

10 Agosto 2021 13:00 5 min

La electricidad es un bien de primera necesidad y como tal debería ser accesible para todo el mundo. Sin embargo, la realidad es que a día de hoy dista mucho de ser exactamente así.

En España, por ejemplo, el INE llegó a calcular que alrededor del 7% de las familias del país habría sufrido una carencia material severa.

Esto quiere decir, que además de esta parte de la población, las personas vulnerables y en riesgo de exclusión social corren el riesgo de no poder pagar su recibo de la luz dadas las circunstancias económicas por las que atraviesan.

Por ello, y para asegurar su acceso a la energía eléctrica, el Gobierno pone a su disposición el Bono Social de Electricidad, una ayuda de la que te queremos hablar hoy y que es importante conocer.

¿Qué es el Bono Social de Electricidad?

El bono social de electricidad, también llamado bono social eléctrico, es una rebaja en la factura de la luz dirigida a las personas con menos recursos económicos.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico es el responsable de su gestión y se implantó por primera vez en 2009.

Desde entonces, esta ayuda se ha convertido en un salvavidas muy importante para muchas familias, ya que puede llegar a suponer hasta un 40% de descuento del total de la factura.

Desde entonces muchas son las familias que se benefician de esta ayuda. Según señala COPE, “en 2019 el número de familias vulnerables que tenían un bono social para ayudarles a afrontar la factura eléctrica era de 1,3 millones: se había multiplicado por cuatro respecto al año anterior.

Ahora bien, las bonificaciones dependen del grado de vulnerabilidad. Así, la última modificación de esta ayuda se incluyó también a aquellas personas gravemente afectadas por los efectos de la pandemia de la covid-19.

¿Quién puede acceder al bono social?

Con el objetivo de que su concesión sea lo más justa posible, las personas que deseen solicitar el bono tendrán que cumplir con una serie de requisitos económicos.

Estas condiciones representan el nivel de renta de la unidad familiar. Al igual que con otras ayudas del gobierno, dicha prestación evalúa objetivamente las condiciones de todos los solicitantes para evitar fraudes.

Las categorías de los beneficiarios quedan así:

  • Consumidor vulnerable.
  • Consumidor vulnerable severo.
  • Consumidor vulnerable en riesgo de exclusión social.

Cada nivel se analiza de forma independiente, con indicativos que incluyen tanto la renta como otros activos que forman el patrimonio personal del solicitante. Eso sí, esto no afecta a las familias numerosas.

Siguiendo el hilo de otras ayudas similares, estas unidades domésticas tienen acceso abierto a ella, siendo de estudio otras variables.

Consumidor vulnerable

En la web de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se reflejan los tres niveles del programa y las particularidades a tener en cuenta de cara al solicitante.

De esa manera, para poder acceder, la renta de unidad familiar tiene que ser igual o inferior al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) en alguna de estas circunstancias:

  • 1,5 veces el IPREM (11.862,90 € al año), además, también se incluye cuando no existe Unidad Familiar o no viven menores en la casa o 2 veces el IPREM (15.817,20 € al año) si además existen circunstancias especiales.
  • 2 veces el IPREM (15.817,20 € al año), si hay un menor en la unidad familiar o 2,5 veces el IPREM (19.771,50 €/año) si además existen circunstancias especiales.
  • 2,5 veces el IPREM (19.771,50 € al año) si hay dos menores en la unidad familiar o 3 veces el IPREM (23.725,80 € al año) si además existen circunstancias especiales.

A ese corte se suman otros no relacionados con el capital que condicionan la economía familiar. Estas son las circunstancias especiales:

  • Algún miembro de la unidad familiar tiene una discapacidad reconocida igual o superior al 33%.
  • Víctima de violencia de género.
  • Víctima de terrorismo.
  • Se encuentre en situación de dependencia reconocida de grado II o III.
  • La unidad familiar está integrada por un único progenitor y, al menos, un menor.

Consumidor vulnerable severo

Las condiciones para tener acceso a este otro nivel son similares, pero con variaciones importantes en las cuantías que determinan cada requisito:

  • El nivel de renta tiene que ser igual o inferior al 50% de lo pautado en el rango del consumidor vulnerable, donde aplican también las condiciones especiales.
  • Si estás en posesión del título de familia numerosa, tu renta tiene que ser igual o inferior a 2 veces el IPREM (15.817,20 € al año).
  • En caso de percibir la pensión mínima, por jubilación o incapacidad permanente, la renta tiene que ser igual o inferior a 1 vez el IPREM (7.908,60 € al año).

Consumidor en riesgo de exclusión social

La última categoría y la más necesaria de todas. En este caso, es aplicable a aquellas personas que sí cumplen con los requisitos para acceder a la categoría “consumidor vulnerable”.

Pero para poder añadir el distintivo de “exclusión social” tienen que recibir algún tipo de atención por parte de los servicios sociales tanto a nivel autonómico como local. En el pago de, al menos, el 50% de su factura.

De esta manera, y sumando a los más afectados por la covid-19 en términos económicos, se establece el mapa de beneficiaros para la ayuda. El porcentaje de descuento de la factura queda distribuido de la siguiente manera:

  • Consumidor vulnerable: 25% de descuento.
  • Consumidor vulnerable severo: 40% de descuento.
  • Consumidor en riesgo de exclusión social: no podrá tener ningún corte en su suministro de la luz.
  • Afectados por la covid-19: 25% de descuento.

¿Cómo se solicita el bono social eléctrico?

Para solicitar la prestación basta con comunicárselo a las comercializadoras de referencia indicadas tanto por la CNMC como por el propio Ministerio.

Una vez te dirijas a la web de estas, tendrás que descargarte el Modelo de Solicitud y aportar documentación como una fotocopia del DNI, el certificado de empadronamiento y el libro de familia.

Si se cumplen con los requisitos, el plazo habitual de activación es de 15 días, con una duración de dos años. En caso de exceder dicho plazo bastaría con repetir el trámite para renovarlo.

Otros beneficios que debes conocer

El Bono Social de Electricidad no es solo una bonificación a la factura. También incluye otros beneficios cualitativos que influyen en el bolsillo del consumidor.

Por ejemplo, solo se pagará el precio de la energía, los impuestos y los peajes. El resto cobros por servicios adicionales quedan totalmente excluidos.

Además, se amplía el período de pago de facturas retrasadas a cuatro meses, el doble que el tiempo de margen habitual de dos meses.

En EnergyGO creemos en una energía accesible para todos y 100% sostenible. Si quieres conocer nuestras tarifas, llámanos al 900 622 715 o visita nuestra web.

LO + TOP
Artículos relacionados