Cómo funcionan las placas solares

08 Julio 2021 13:00 4 min

Las placas solares se han convertido en una de las fuentes de energía renovable más utilizadas gracias a la facilidad de su instalación, la sencillez de sus piezas y el bajo coste que conlleva su mantenimiento.

Además de verlas en inmensas plantas fotovoltaicas, numerosos hogares han decidido contar con ellas como su principal fuente de energía eléctrica. Por ello, hoy te mostramos su funcionamiento para acercarte a una de las alternativas más prometedoras en el consumo de energía.

Las piezas que conforman la placa fotovoltaica

El funcionamiento de una placa fotovoltaica es más sencillo de lo que parece a priori. Pero, para poder comprenderlo, es importante conocer antes todas las piezas que la conforman, las cuales se dividen en dos partes: la caja de conexión y el cuerpo del panel.

La caja de conexión es la responsable de derivar la energía solar ya transformada para su uso. El cuerpo del panel es la pieza más relevante, ya que aquí es donde se absorbe la radiación para transformarla en energía eléctrica.

Hay que destacar que los elementos que conforman el panel son sencillos e intuitivos. Al final son las células fotovoltaicas las que se encargan de recibir la radiación. Estas células quedan cubiertas por un cristal de vidrio (para favorecer la recepción de los rayos del sol) y un marco de aluminio que actúa como protector de la placa.

En su base quedan protegidas por el encapsulado encargado de evitar fugas de energía, cubiertas finalmente por una plancha de aluminio.

El número idóneo de placas depende tanto de las necesidades de consumo como de la superficie de la que se dispone para su instalación. En este caso, lo más recomendable es consultarlo directamente con el profesional encargado del montaje del panel para determinar cuántas placas debes y puedes instalar.

Las placas solares en casa

Su funcionamiento queda muy lejos de una explicación compleja y las placas, a diferencia de lo que se suele pensar, son idénticas a las utilizadas en las plantas fotovoltaicas. La única diferencia es que, en lugar de recoger energía eléctrica a gran escala, en este caso será únicamente para tu hogar.

Como comentamos anteriormente, hay una pieza vital en el proceso de obtención de electricidad: la caja de conexión. Esta es la que suministrará de luz y electricidad a todo tu hogar siempre y cuando la potencia de autoconsumo sea equivalente a la que sueles consumir en tu casa.

Para saber la media de tu consumo, lo más recomendable es consultar las últimas facturas de la luz y comprobar qué potencia es la más adecuada para tu instalación.

No obstante, y aunque los paneles almacenen la energía no consumida, lo más recomendable es estar enganchado a la red eléctrica habitual para aquellas ocasiones en las que se agoten las reservas o no se pueda obtener la suficiente energía solar.

Y si tienes dudas sobre el tipo de edificio en el que se puede instalar, es apto tanto para viviendas unifamiliares, como edificios. Según señala Xataka “hacen falta entre 5 y 8 metros cuadrados por cada kW de paneles solares” y, además, también recuerda que la duración de la instalación será superior a los 20-25 años, un tema importantísimo sobre todo si el tejado es antiguo.

Cómo calentar agua con las placas solares

Otra gran utilidad de la energía fotovoltaica es tener la posibilidad de convertirla en energía térmica. Esto sirve para poder obtener agua caliente de una forma económica y respetuosa con el medio ambiente.

Por lo tanto, para convertir toda la radiación solar absorbida por las placas fotovoltaicas en energía térmica es necesaria la instalación de una pieza intermedia que cumpla con este objetivo.

Esta pieza es el intercambiador solar, un dispositivo que se utiliza también en calderas y aires acondicionados. Su función es traducir la energía obtenida en calor. En este caso el calor sería transmitido al agua ubicada en un depósito paralelo, calentándola.

Este sistema es muy útil y eficiente, aunque siempre hay que tener en cuenta que el gasto no sea superior a la cantidad guardada en el depósito de agua.

Instalar un panel solar en casa

Para promover su instalación y el consumo de energías renovables, el gobierno ha desarrollado un sistema de subvenciones con el que pretende fomentar su utilización y contribuir además a la reducción de la contaminación medioambiental.

Estas ayudas están pensadas tanto para el autoconsumo total como parcial. Eso sí, es importante poder presentar un presupuesto detallado de la instalación de los paneles solares y adecuarse a las métricas de potencia marcadas por el gobierno.

Además, de cara al ciclo de vida de los materiales utilizados en el panel solar, hay que destacar que su reciclaje está totalmente regulado. Existen numerosas compañías encargadas de aprovechar sus materiales para una posterior reutilización.

Una de las grandes ventajas que tienen los paneles fotovoltaicos es que sus materiales son fácilmente reciclables, ya que se componen principalmente de vidrio y aluminio.

Sin lugar a duda, las placas solares destacan por tener un sistema de funcionamiento sencillo que permite convertir la energía recibida en electricidad. Su instalación es relativamente fácil y la ciencia no deja de innovar para hacer de ellas un elemento fundamental del consumo eléctrico.

Lo último en placas solares

Uno de los avances más innovadores y que aún está en manos de los científicos son las placas solares transparentes. Según indica World Energy Tride, la idea es lograr, con el vidrio como material base, que las ventanas de los edificios o coches puedan recoger la energía solar.

Esta idea es producto de la Universidad de Michigan, y ha sido producida con la motivación de convertir los majestuosos rascacielos en innovadoras plantas fotovoltaicas. Este nuevo prototipo ha recibido el nombre de Transparent Luminescent Solar Concentrator y promete revolucionar el futuro de las energías renovables.

Panel Solar

En EnergyGO apostamos por las energías 100% limpias para ofrecerte los mejores servicios mientras respetamos el medio ambiente. Si quieres obtener más información, llama al 900 622 700 o visita nuestra web.

LO + TOP
Artículos relacionados