¿Cuál es el consumo de una lavadora?: gasto en kWh

06 Julio 2021 11:00 6 min

De carga frontal o de carga lateral, más eficientes o menos, digitales o analógicas. Lavadoras hay de muchos tipos, y cada uno de ellos tiene un consumo medio diferente. ¿Tienes curiosidad por saber cuánto pagas cada vez que la pones?

Para empezar, si estás pensando en ahorrar en tu factura de la luz tienes que saber que todos los electrodomésticos de la casa suponen más del 50% de tu consumo mensual. En ese porcentaje reina el frigorífico por estar todo el día encendido.

La lavadora, no obstante, se queda bastante cerca. Suponiendo que sigues la media y que la pones de tres a cinco veces a la semana, estarás dándole un protagonismo en tu gasto total del 12%. Lo suficiente como para tratar de ser algo más eficientes en su utilización.

Al principio puede parecerte complicado, pero la gran ventaja de este aparato es que solo funciona cuando lo activamos. Es decir que tienes la posibilidad de medir tu consumo cambiando simplemente los hábitos.

En este artículo te vamos a dar unas cifras aproximadas de lo que gasta de electricidad tu lavadora, para que puedas actuar en consecuencia ahora que tenemos los nuevos tramos horarios.

Consumo de una lavadora: ¿más o menos que la secadora?

Depende de muchas cosas; de si pones ciclos cortos o largos, de la temperatura del agua (momento del año) y de la hora a la que la pones (acuérdate del nuevo sistema tarifario estrenado en 2021).

Aún así podemos establecer una media general para todas las situaciones gracias a los datos oficiales del Ministerio. Ignorando particularidades, tu lavadora consumirá unos 255kWh al año. ¿Y en dinero? Pues en torno a 117 euros.

Ahora bien, cuando empezamos a jugar con la temperatura la cosa cambia. El programa que utilizas es muy importante, porque tal y como señala Negriza, “a 30 grados se gasta más del doble que en frío, y a 50 grados más del doble que a 30 grados”.

Así, utilizándola siempre con agua fría y en los momentos más baratos del día podríamos ahorrarnos un 27% de la factura. Si recuperamos la media anterior, supondría un ahorro de nada menos que 31 euros.

Yendo más al grano, desde Bosch hacen una estimación con uno de sus modelos, la lavadora A+++ Bosch de 8 kg, un artículo de gama media con capacidad estándar. O lo que es lo mismo: está muy presente en la mayoría de hogares.

De acuerdo con la compañía, esta tiene un consumo anual de 137 kWh (bastante por debajo de la media), que en dinero se traduce a 21,60 euros. Lo interesante del cálculo es que Bosch además incluye el gasto en agua.

Por que claro, no olvides que además de electricidad para generar movimiento y calentar el agua, también está utilizando el propio líquido elemento. Tomando este como medida, hablamos de 9.900 litros de agua al año, y 16,45 euros.

Frigorífico

662kWh

Congelador

563kWh

Televisión

263kWh

Lavadora

255kWh

Secadora

255kWh

Lavavajillas

246kWh

Cómo pagar menos en tu factura con la lavadora

A diferencia de otros aparatos como la televisión o el congelador, la lavadora ofrece un consumo muy flexible sobre el que es fácil actuar. Al igual que puedes esperar a llenar el lavavajillas para ponerlo, puedes aguantar más tiempo hasta completar el cubo de la ropa sucia.

Esto es lo más obvio y lo primero en lo que pensarás para ahorrar. Pero existen otros muchos hábitos fáciles de adoptar que tendrán efectos beneficios sobre la factura de la luz. Te damos unos cuantos:

  • Elige bien la etiqueta energética: la lavadora es uno de los electrodomésticos que seguirá atado al nuevo etiquetado de eficiencia. Por eso es importante que siempre des prioridad a los modelos de clase A (o en su defecto B).
  • Limpia el filtro periódicamente: basta con que compres descalcificante en cualquier supermercado y que lo apliques sobre el filtro de la lavadora al menos una vez al mes. Esto evitará que se formen obstrucciones, y que por tanto se gaste más agua.
  • Optimiza las cargas: si vives solo o en pareja quizás te resulte imposible esperar a que se llene. Utiliza programas de media carga también eficientes. En el resto de situaciones, espera a que el peso esté cerca del límite marcado por el tambor para ponerla.
  • Usa los ciclos adecuados: no, el más corto no siempre gasta menos. Las comprobaciones demuestran que “este tipo de programas están pensados para ahorrarnos tiempo, no dinero”, señala Negriza. Por eso mide siempre el programa y no te acostumbres a poner siempre el mismo.
  • Cuanto más frío mejor: basta que te digamos que el 80% de la electricidad consumida se utiliza para calentar el agua. Por lo tanto, el programa con menos temperatura (en frío) será siempre el más recomendable. Y no, no pasa nada porque peques y pongas el templado.
  • Cuidado con el detergente: aunque no lo creas, esta elección también influye en el consumo. No tanto por la marca, sino más por el tipo. A esta respuesta, elige siempre detergentes líquidos sobre los sólidos, y nunca pongas más de lo necesario (gastarás más).
  • Di adiós a la secadora: si tu lavadora también es secadora, seguramente tengas la tentación de usarla, pero debemos decirte que eso aumenta mucho el consumo. Es mejor que aproveches el calor del sol para secar la ropa en el tendedero.

Aprovecha la discriminación horaria para ahorrar con la lavadora

Nos hemos dejado esta recomendación a parte porque quizás es la más complicada de dominar. Si en las últimas semanas has escuchado eso de “ahora tendrás que poner la lavadora a las 2 de la madrugada”, es completamente normal.

El pasado junio entró en vigor el nuevo sistema tarifario de la luz, de la mano de un horario importante al que acogerse si se quiere ahorrar. Esto es así, porque depende del momento del día, la electricidad es más o menos cara.

Ya sabemos que sueles poner la lavadora siempre cuando llegas de trabajar a las 7, 8 de la tarde, y algún que otro domingo por la mañana. Con el nuevo método tendrías que modificar un poco tus hábitos. En resumen:

  • Hora punta – la más cara: de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 22:00
  • Hora Llana – la intermedia: de 08:00 a 10:00, de 14:00 a 18:00 y de 22:00 a 00:00.
  • Hora valle – la más barata: de 00:00 a 08:00 y fines de semana durante todo el día.

¿Cómo afecta esto a la lavadora? Pues depende. Lo más normal es que tengas que buscar el periodo llano entre semana porque por el trabajo no tengas otra opción. En ese caso, si comes en casa, aprovecha para ponerla. Y si no, prográmala para que se active a partir de las 14:00.

La otra posibilidad pasa por ponerla después de cenar. A lo mejor te da un poco más de pereza, pero recuerda que hasta las 12 de la medianoche tienes un precio descendente de la electricidad.

Por otro lado, si vives solo o en pareja, te recomendamos que esperes a llenar el tambor durante la semana. Cuando llegue el sábado tendrás la lista para aprovechar el tramo más barato de energía.

Y bueno, entrando ya en el tema del insomnio, antes que dar vueltas por la casa sin hacer nada, prueba a poner la lavadora de madrugada; es el momento más barato de todo el día. Eso sí, hazlo en un programa que no haga ruido, para evitar quejas de los vecinos.

Acompaña todos estos consejos con una o dos potencias (ahora tienes esa opción), y con una energía sostenible. Recuerda que además de ahorrar hay que cuidar el planeta. Entra en nuestra web o llama al 900 si quieres hacer todo eso con la energía 100% limpia de Yoigo.

LO + TOP
Artículos relacionados