¿Qué es una línea repartidora?

09 Mayo 2022 - Actualizado 18 Mayo 2022

La definición de línea repartidora sería la de línea que une a la caja de contadores con la caja general de protección. Estas líneas se encuentran en la inmensa mayoría de las instalaciones eléctricas que hay en las casas y en los edificios. Además, en los bloques de pisos o edificios de oficinas suele haber dos o más líneas repartidoras.

La línea repartidora está formada por tres conductores de fase, que son aquellos que trasladan la corriente desde el cuadro eléctrico a los puntos de luz y a las tomas de corriente de la instalación, también tienen un conductor neutro, que establece una diferencia de potencial que permite que se produzca la corriente eléctrica en los conductores de fase y un conductor de protección que une a los conductores de tierra con las masas de la instalación. Además, una línea repartidora no tiene capacidad para transportar más de 150 kW.

La línea repartidora también recibe el nombre de línea general de alimentación. De hecho, en ocasiones se utilizan las siglas LGA para referirse a la línea repartidora eléctrica. Los dos elementos que unen la línea repartidora son esenciales para el funcionamiento de las instalaciones eléctricas de los edificios, de los locales comerciales y de las viviendas.

Características de una línea repartidora

La parte superior de esta línea parte de la Caja General de Protección. En este punto de la red interior del edificio es en el que tiene lugar la conexión con el elemento que aporta la compañía suministradora de energía eléctrica. Los expertos y los reglamentos indican que la caja General de Protección se debe instalar en la fachada del edificio o de la vivienda y en ocasiones se instala más de una caja general de protección.

La parte inferior de la línea repartidora llega hasta la centralización de contadores. En este lugar se ubican los contadores que miden el consumo de energía eléctrica que realizan las personas que habitan esa vivienda o edificio o que trabajan en el local para el que se ha montado la instalación eléctrica.