Autoconsumo eólico: ¿es viable una instalación minieólica?

22 Septiembre 2021 11:00 7 min

No es ni una utopía ni una ocurrencia de los frikis de las energías verdes. España es uno de los países de todo el mundo con mayor potencial para sacar partido de estas fuentes limpias y renovables.

De acuerdo con REE, nuestro país cerró el pasado 2019 con nada menos que 55.349 megavatios de potencia limpia, y el 2020 con 59.364. Es decir, que registramos un crecimiento del 7,2%, como muestra del avance sostenible que está haciendo la nación.

A finales del año pasado había más potencia renovable instalada y más potencia operativa que en ningún otro momento de la historia. La que más contribuye a este hito es la generación de energía eólica, que constituye el 21,9% de la electricidad demandada.

Por detrás está la generación solar con el 8%, y algo más lejos, todavía herencia de un modelo energético caduco, los combustibles fósiles y la energía nuclear, con un 28,9% y un 23% respectivamente.

La eólica se ha convertido así en la segunda tecnología de una estructura de producción, liderada por la nuclear, con una cuota del 22,2% del total. La tercera fuente de generación fue el ciclo combinado, que generó el 17,5% del total, aunque redujo su producción en un 20,3% respecto a 2019”.

Si la realidad es esta, ¿por qué entonces apenas se habla de dicha energía en el ámbito doméstico? Aunque el mundo de los paneles solares está muy desarrollado en España, las fórmulas de autoconsumo eólico son todavía prácticamente desconocidas.

Sí, es verdad que gran parte de paisaje costero y manchego está plagado de molinos de viento (aerogeneradores) de gran tamaño, pero eso luego no se traduce a una penetración de la eólica en las casas.

En este post vamos a tratar de explicar el por qué de dichas reticencias, y las normativas que hay que cumplir para instalar en tu propio hogar una minieólica. ¡Siempre energía limpia!

Autoconsumo eólico: ¿por dónde empiezo con mi instalación minieólica?

El principal problema que te vas a encontrar a la hora de instalar una minieólica es la posición de tu casa. Los grandes aerogeneradores se colocan en zonas estratégicas de máxima altura para obtener la mayor cantidad de viento posible.

En piso, esto se hace prácticamente inviable, y una casa unifamiliar, pese a colocarse en el tejado, sigue persistiendo el mismo problema de eficiencia. Es fundamental entender esto a la hora de hacer cálculos y no sentirse decepcionado.

¿Dónde interesa entonces una minieólica? Actualmente donde se da mayor penetración de este tipo de instalaciones es en casas rurales, granjas y viviendas algo más aisladas en la naturaleza. Ahí la optimización del viento es mucho más interesante.

Los molinos instalados, como bien indican desde Enérgya Mir, “suelen ser al menos de unos 2 metros de diámetro, y unos 40 kilogramos de peso, con una potencia nominal que ronda entre los 600W y los 1000W”.

Esto, claro, no implica que no puedan encontrarse kits más pequeños, pensados para patios o tejados con potencias de 250W. Dichas ofertas incluyen todo lo necesario para la instalación, “como mecanismos de protección o el controlador de la carga”.

¿Cuánto me puede costar una minieólica?

Ya te advertimos de que no son nada baratas. La media oscila entre los 5000 y los 6000 euros, habiendo modelos más baratos y otros más caros. Al igual que sucede con los paneles solares, el molino no deja de ser una inversión a largo plazo de baja rentabilidad.

La capacidad del aerogenerador se expresa en kilovatios, y actualmente el precio de un solo kW se mueve en la franja de los 1000 a 3000 euros. Uno de 1,5 kW te costaría lo que te hemos dicho más arriba.

Aun así, si lo instalas en una zona con cantidades suficientes de viento, podrás producir hasta el 80% del consumo eléctrico de tu vivienda”, indican desde la revista Construye en País. “Además, dentro del precio se encuentra incluida la instalación del aerogenerador por un técnico especializado”.

Igualmente, hay que entender que si se habla ahora de energía eólica para autoconsumo es porque ha bajado mucho de precio en los últimos años. Hasta el punto de hacerla viable en escalas reducidas.

Echando cuentas con el aerogenerador: ¿solar o eólica?

Una instalación fotovoltaica de unos 3 kW tiene un coste llave en mano de, aproximadamente, 4.000 euros; y casi todos los fabricantes de fotovoltaica ofrecen garantías para su producto de hasta 25 años", explican desde la empresa más veterana con esta energía, Bornay.

"Por ejemplo, en Alicante podemos llegar a generar con esos 3 kW solares 4.500 kWh año. Así, en 25 años, nuestra instalación va a ser capaz de generar más de 110.000 kWh, de manera que el coste de la energía nos sale a 0,035 por kW consumido".

Esto es aplicado al ámbito de la solar, pero ¿qué pasaría con la eólica? En el ejemplo la firma utiliza una instalación de 1kW con una velocidad media del viento de 3,5 m/s. Con eso generaríamos unos 2.059 kwH de energía al año.

"Si hacemos los mismos cálculos que habíamos hecho con la fotovoltaica, calculando un retorno de la inversión de 10 años, tendríamos que obtener un beneficio de 1.029 euros al año con la máquina de 1 kW, que dividido entre esos 2.500 kWh nos da un precio de la energía de 0,50 kW”.

Pensando en amortizar el aerogenerador, estaríamos en costes de entre 0,50 y 0,36 euros el kW. Bastante más atractivo.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de instalar una minieólica?

No basta con decir “aquí hace viento, voy a aprovecharlo”. Hay zonas de la península con más viento que otras, y algunas que solo pueden disfrutar de este tipo de energía durante unos meses concretos del año.

Dejando eso de lado, también hay cuestiones legales y técnicas a considerar para no cometer ninguna ilegalidad y desembolsar mucho dinero y que este acabe en saco roto:

  • Normativa legal: hay que cumplimentar el Real Decreto-ley 15/2018 de medidas urgentes para la transición energética, como el RD 244/2019, de condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo. No olvides el Real Decreto 413/2014. Lo mejor es que acudas a una asesoría o consultes antes.
  • Ordenanzas municipales: al margen de las leyes estatales, cada comunidad y municipio luego establece otros requisitos legales para el autoconsumo eólico. Entra en la web del ayuntamiento de tu pueblo o llama por teléfono e infórmate.
  • Fuerza del viento: para que la minieólica salga rentable debe haber, como mínimo viento con una velocidad de 4 - 5 m/s. Otras corrientes inferiores a esa potencia no serán capaces de mover el molino con soltura.
  • Espacio: es el punto más problemático. Si no cuentas con un patio propio o con ciertos terrenos, es mejor que ni te lo plantees. Entre el aerogenerador y el resto de los elementos requerirás más de 3 o 4 metros de diámetro.

¿Cómo funciona una minieólica?

Hemos llegado hasta aquí sin explicar realmente cómo funciona un aerogenerador para el autoconsumo. En realidad es un sistema mucho más sencillo de entender que el de los paneles fotovoltaicos, cuya mecánica parece hasta mágica.

La minieólica es pura mecánica: el viento empuja las aspas, que están conectadas a un eje vertical. Este a su vez conecta con un generador, donde se produce la electricidad gracias a la energía cinética.

El generador después transmite la energía a un armario de acoplamiento y de ahí llega a la red eléctrica de nuestra vivienda. Por el camino intercede un inversor, que cumple la misma función en los paneles solares: convertir la corriente alterna en continua.

Los kits más pequeños de minieólicas suelen proporcionar entre 4 y 10 kW de potencia, con dos sistemas a elegir: de palas horizontales y de palas verticales, estas últimas de menor tamaño, pero también eficiencia.

No es extraño que te parezca insuficiente. La realidad es que la mayoría de instalaciones que se llevan a cabo son híbridas. Es decir, generadores que combinan tanto el mecanismo del aerogenerador como el del panel fotovoltaico.

Apostar por instalaciones híbridas

"La eólica y la solar se complementan perfectamente”, señalan desde el grupo Vila. “Disponer de dos fuentes de generación independientes permite reducir los costes de mantenimiento: el de las sobrecargas del sistema en las horas solares.Y aumentamos la producción sin incrementar la superficie instalada de energía solar."

Estas instalaciones son perfectas por que se autocompensan sus debilidades. O lo que es lo mismo, en verano los paneles solares cubren al aerogenerador, y en invierno justo lo contrario.

Dicho sistema permitiría reducir aproximadamente un 40% el coste de la factura eléctrica, y en torno a un 90% del pago cuando hablamos de generadores diésel.

En EnergyGO entendemos las reticencias que existen en torno a la energía eólica desde el punto de vista del autoconsumo, pero está más que probado su potencial para ofrecer modelos energéticos sostenibles.

Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y complementa tu aerogenerador con una energía 100% limpia y sostenible.

Además, hasta el próximo 30 de septiembre, si decides dar el paso disfrutarás de un descuento de 50 euros en tu factura de la luz, repartidos en 5 descuentos de 10 euros al mes durante los primeros cinco meses desde la activación.

LO + TOP
Artículos relacionados