Cómo combatir la deforestación de bosques desde casa

21 Marzo 2022 13:00 6 min

No son solo decorativos y simbólicos: los bosques son una de las piezas más importante del ciclo del agua y el control del calentamiento global. Entre otras cosas, se encargan de absorber el CO2 que nosotros, los humanos, generamos con nuestra actividad.

Por eso cuando se habla de combatir el cambio climático, además de eliminar la quema de combustibles fósiles, de apostar por el coche eléctrico y de renovar las calderas, es importantísimo poner el foco en la deforestación.

Esto lo decimos porque el tema de los bosques es uno de los más olvidados a nivel mediático. En la pasada cumbre del COP26, los 110 países responsables del 85% de los bosques del planeta, ya se comprometieron a proteger estos ecosistemas de aquí a 2030. Pero no es suficiente.

El nuevo fondo de 19.000 millones de dólares para preservar la biodiversidad tiene que demostrar su efectividad. En 2014 ya se firmó la Declaración de Nueva York de los Bosques para contener el 50% de la deforestación, y la realidad es que ha servido para bien poco.

Lo mismo pasa con el objetivo número 15 de los ODS, enfocado a la lucha contra la desertificación y el fomento de la diversidad biológica. La ONU declaró esta década como el Decenio sobre la Restauración de los Ecosistemas, y por el momento hay poco resultado.

Por eso, al margen de lo que puedan hacer los gobiernos, es importante que tomemos conciencia a nivel particular. Sí, con tus acciones del día a día puedes poner un granito de arena a combatir la deforestación. ¿No nos crees? Coge papel (reciclado) y lápiz. ♻️

¿Por qué hay que combatir la deforestación?

Que sus efectos no se vean directamente sobre la capa de ozono hace difícil que quien tiene que concienciar, consiga movilizar a la gente. ¿Qué tienen que ver los árboles con que en los próximos años vayamos a quedarnos sin kilómetros de costa en España? Pues bastante.

Los científicos llevan años estudiando un proceso que se inició en la Revolución Industrial, y que no ha dejado de acrecentarse desde entonces. Se calcula que entorno al 20% de las emisiones de CO2 de las últimas décadas tienen como origen la deforestación del planeta.

Es un efecto algo complejo de entender si nos metemos en cuestiones técnicas. Pero para entenderlo lo podemos simplificar en unos pocos puntos. ¿Por qué hay que combatir la deforestación?

  • Destruye los suelos: reduce su calidad aumentando la erosión y la desertificación. Los cultivos se van al traste con se disparan las tormentas de arena con la liberación de polvo mineral.
  • Reduce la captación de CO2: los árboles absorben dióxido de carbono y emiten oxígeno en su proceso de fotosíntesis. Destruirlos supone dejar más gases emitidos por la actividad humana a su libre albedrío.
  • Provoca la pérdida de especies: ¿Sabías que en torno al 70% de todas las plantas y animales del planeta viven en bosques? Al destruirlos se avoca a estas especies a la desaparición. Esto tiene efectos graves sobre el ecosistema y el control de enfermedades (de animales que pasan a convivir en zonas urbanas).
  • Modifica el albedo de la Tierra: Este es el porcentaje de radiación que refleja el planeta del Sol. En nuestro caso es del 37-39%, gracias a los océanos y a los bosques, que por sus colores logran regular el calor que nos quedamos y el que expulsamos.
  • Desequilibra el ciclo hidrográfico: Sin bosques no hay lluvia. Los árboles devuelve el vapor de agua a la atmósfera y permite la acumulación de nubes cargadas de humedad. Sin ellos se acelera la desertificación.
  • Fuerza el desplazamiento de tribus: Muchas poblaciones indígenas se ven obligadas a abandonar sus hogares por la deforestación de entornos habitados.

Datos para combatir la deforestación

La deforestación no es un problema menor. Se calcula que España acaba con unas 32.000 hectáreas de bosques cada año. Solo la Unión Europea es la causante del 16% de toda la deforestación mundial. Es un porcentaje bajo, verdad, pero aún así relevante para el cambio climático.

La FAO publicó hace poco un estudio demoledor: desde 1990 hemos perdido 420 millones de hectáreas de bosques en todo el mundo. En los últimos años se ha contenido ligeramente, pero seguimos eliminando unos 4,6 millones de hectáreas cada año.

¿Te cuesta hacerte una idea del tamaño? Pues es lo equivalente a todo lo que ocupa Estonia, unos 46.000 kilómetros cuadrados. Las principales afectadas son África, con 3,9 millones de hectáreas y América del Sur con 2,6 millones. Aquí, por cierto, está el Amazonas.

La masa forestal más importante del planeta está en horas bajas. Solo en enero de 2022 se eliminaron unos 430 kilómetros de selva; un 418% más que el mismo mes del año anterior. Es como si cada día se le quitará un trozo equivalente a la Comunidad de Madrid.

combatir la deforestación

¿Estás ya más comprometido? Con toda esta informacion bajo el brazo es momento de pasar a la acción. Eso, aunque sea a pequeña escala y con actos que no tendrán repercusión en los medios de comunicación.

Pequeños gestos para combatir la deforestación

Solemos mirar el dedo que apunta a la Luna. Para combatir la deforestación desde casa tenemos que aprender a abstraernos y manejar una visión mucho más global de cómo funciona el mundo. ¿Te suena lo del efecto mariposa? Pues lo mismo.

Una cosa tan tonta como dejar de imprimir todos los documentos ya puede ayudar enormemente a proteger los bosques de la tala. Y como eso, muchos otros ejemplos que te enumeramos a continuación.

  • Reduce el consumo de carne: Y no solo lo decimos por tu salud. Uno de los principales causantes de la deforestación es la agricultura de roza y quema, con la que los ganaderos crean grandes extensiones de pasto para alimentar a sus animales.
  • Planta un árbol. Tanto metafóricamente como de verdad. Hay empresas que permiten a los ciudadanos hacer esto a distancia. Ecosia, por ejemplo, es un buscador para Chrome que destina sus ingresos a la plantación de árboles [descargalo aquí].
  • Apuesta por la nube: Piénsatelo dos veces antes de imprimir un documento. Es mejor que lo mantengas en la esfera digital para evitar consumir un papel que proviene de la tala de bosques.
  • Compra de forma sostenible: Fíjate si el envase de esos cereales que consumes está hecho de cartón reciclado. Y así con todo lo demás. A través de los envases puedes combatir la deforestación. Si se dejan de demandar, las empresas dejarán de ofrecerlos.
  • Consume leña sostenible: Si tienes una caldera de leña o pellets, o incluso si mantienes una chimenea tradicional, procura que la madera consumida cuente con el certificado FSC, que avala un uso responsable de los bosques.
  • Infórmate y actúa: Estudia qué valores defienden las empresas a las que pides productos y servicios. Son estas las que tienen verdadera capacidadd de combatir la deforestación con sus procesos productivos.
  • Conciencia a tus amigos y familiares: La unidad siempre hace la fuerza. Cuéntale a tus padres y tus colegas lo importante que son los bosques para la lucha contra el cambio climático.

El cuidado de los bosques es responsabilidad de todos. Combatir la deforestación no puede depender de las decisiones de unas empresas atadas por sus intereses comerciales y económicos. Coge la pala y empieza a combatir la deforestación.

Desde EnergyGO te apoyamos con una energía 100% limpia y sostenible. Entra ean nuestra web o llama al 900 622 700 y alinea tus intereses verdes con una electricidad 100% limpia y nacional. ¡Celebra el Día Mundial de los Bosques!

LO + TOP
Artículos relacionados