Consejos para mejorar la eficiencia energética en casa

04 Marzo 2022 12:00 8 min

Una Conferencia Internacional celebrada en Austria en 1998 decidió acordar que cada 5 de marzo se celebraría el Día Mundial de la Eficiencia Energética. Desde entonces, todos los marzos organismos se vuelcan en explicar cómo mejorar la eficiencia energética en casa.

Puede parecer una tontería pero en los últimos años el tema del cambio climático y la sostenibilidad ha terminado quemando esta cuestión. Vamos, que hoy todos hablan de eficiencia energética sin reparar en nada concreto.

¿Qué significa ser eficiente? ¿Basta con comprar unas bombillas de LED? Sí y no. Según la RAE, eficiencia es la "capacidad de lograr los resultados deseados con el mínimo posible de recursos". Es decir, que no es exactamente "ahorrar energía".

La eficiencia energética tiene que llevarte a ello. Apagar antes las luces no implica que estés mejorando la eficiencia energética de tu casa. Aquí hablamos de inversiones que permitan mejorar ciertos elementos para reducir el consumo futuro de agua, electricidad y gas.

La importancia de mejorar la eficiencia energética de casa

Es un reto bastante importante porque la mayoría de bloques de viviendas en España fueron construidos en los años 80 y no están lo que se dice, bien adaptados a las exigencias energéticas actuales.

"El parque de edificios existente consume en torno al 30% de la energía final del país y es responsable de, aproximadamente, el 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero", señalan IDAE en su guía de rehabilitación.

¿Cuál es la solución? Gastarse dinero. La cuestión es cuánto. Y es que no te vas a gastar lo mismo renovando los electrodomésticos que mejorando el aislamiento general de la casa con reformas.

cómo mejorar la eficiencia energética de casa
Informe sobre el sector de la reforma | Habitissimo

La de actuaciones Habitissimo dice que el 82% de los encargos relacionados con la mejora de la eficiencia energética tienen que ver con reformas, un 13% con reparaciones, y el 5% restante con informes (certificado de eficiencia energética y boletines de instalaciones).

Por ahí va un poco la cosa: cambiar ventanas y suelos, renovar la carpintería, instalar toldos y persianas, etc. En definitiva, mejorar la calificación energética de casa. No hace falte que optes a la "A" (sinónimo de gasto cero) pero sí que apuntes alto.

calificación energética gasto energético anual medio
B 282 €
C 360 €
D 464 €
E 735 €
F 1021 €
G 1535 €

Cómo mejorar la eficiencia energética de casa

Como hemos dicho antes, mejorar la eficiencia energética de casa supone gastarse dinero. El ahorro que conseguirás dependerá del volumen de la inversión que estés dispuesto a hacer. Eso, claro, lo debes tener en cuenta a la hora de calcular la amortización.

Parte de que en España gastamos una media de 3487 kWh de electricidad al año; 281 kWh/mes en piso y 313 kWh/mes en casa unifamiliar. Después de aplicar los siguientes cambios sabrás si estás haciéndolo bien o no.

Mejorar el aislamiento de casa

Es lo que hemos comentado más arriba; la edad media de los bloques de edificios en España es de 45 años. Paredes, suelos, techos y ventanas están adaptados a unos estándares de eficiencia muy anticuados que no responden al ahorro que buscas.

¿Sabías que 7 de cada 10 euros de la calefacción se te pueden ir por las ventanas? Ahí se recomienda apostar por la tecnología climalit o, al menos, por ventanas de doble cristal. Busca un vidrio de baja emisiones de al menos 6mm de espesor. Su precio va desde los 100 hasta los 600 euros.

En cuanto a los suelos, colocar un buen aislante por debajo del mismo te permitirá mejorar la eficiencia energética de casa en ese 7% de la calefacción que perdemos por donde pisamos. Instala forjado de hormigón, poliestireno extruido (XPS) o espuma fenólica (EPS).

No te olvides tampoco de reforzar las paredes si dispones de algo más de presupuesto (recortarás un 80% la factura) Aunque esto viene condicionado por la obra, siempre puedes intervenir con permisos y tiempo. Entre SATE y fachada ventilada, quédate con esta última. Cuesta unos 100-200 €/m2.

Tampoco olvides que colocar burletes en las puertas o situar alfombras en puntos estratégicos va a terminar suponiendo un ahorro energético igual de importante. Todo gesto importa para mejorar la eficiencia energética de casa.

Sustituir las bombillas por bajo consumo

De acuerdo con IDAE nos gastamos casi un 20% de toda la electricidad anual en iluminación. Las bombillas, pese a ser ignoradas en el día a día, son un campo de trabajo importante a la hora de mejorar la eficiencia energética de casa. ¿Qué hay que elegir?

Cuando vayas a la tienda busca las bombillas de LED o bajo consumo. Las primeras consumen 10 veces menos que las alternativas incandescentes, y las segundas en torno a un 70% menos. Ambas multiplican exponencialmente la vida útil de los componentes.

Claro que son mucho más caras que las bombillas de toda la vida, pero como toda inversión en sostenibilidad, se termina compensando a largo plazo. Al cabo de 10 años podrías haber ahorrado ¡más de 6000 euros en electricidad!

Cambia los electrodomésticos más antiguos

¿Cómo olvidarnos de ellos? Los electrodomésticos suponen más del 50% de toda la energía que consumimos anualmente. Son por tanto unos protagonistas fundamentales en el esfuerzo de ahorro y sostenibilidad.

No vas a poder mejorar la eficiencia energética de casa si tu nevera, lavadora, lavavajillas y televisión no presentan una etiqueta de eficiencia elevada (A o superior siguiendo la calificación antigua). Y claro, para eso se necesita planificación.

Cuando te acerques a la tienda, primero consulta que el electrodoméstico cuente con funciones automatizadas, programa ECO y tecnologías propias de cada marca para recortar consumo. Luego mira directamente el etiquetado.

Descubrirás que los modelos "A" cuestan 100, 200 o incluso 300 euros más que sus homólogos, pero de nuevo: se trata de una inversión a recuperar en el medio y largo plazo.

A por los grifos más modernos

Se los conoce como grifos sostenibles pero en las tiendas a lo mejor no encuentras esa denominación. OCU dice que cada uno de nosotros consumimos unos 120 litros de agua al día. Es una exageración que, eso sí, nos vale para hacernos una idea de lo que gastamos.

¡Todo sobre los grifos ecológicos! 🚰

Para recortar la factura del agua, y por tanto la del gas y la electricidad, debes hacer dos cosas: por un lado intentar adoptar hábitos sostenibles en el baño y la cocina, y por otro mejorar las instalaciones. Es esto último lo que permite mejorar la eficiencia energética de casa.

Con reducir tu consumo a los 100 litros ya estarás entrando en el rango sostenible. Instala aireadores o perlizadores —esos filtros sobre la salida de los grifos— y limitadores de caudal. Sin darte cuenta disminuyendo el consumo de agua hasta un 50%. Y eso con una inversión mínima.

Moderniza tu aire acondicionado

Los modelos normalmente van desde los 500W hasta más de 4000W. Si lo tuvieras encendido ocho horas al día (algo no tan raro en verano), te gastarías unos 60 euros ¡cada jornada! Es orientativo, pero para que compruebes su impacto energético.

Para ahorrar con el aire acondicionado puedes empezar por fijarte en aquellos modelos que cuenten con la tecnología inverter, seguir por mirar el SEER (Eficiencia Energética Estacional) y tratar de que sea superior al 6,1, y apostar por la etiqueta "A".

Luego quedan añadidos otros consejos que tienen que ver con cómo utilizas al aire acondicionado. Sitúa el aparato en la parte superior de la estancia, no lo dejes encendido por las noches y busca siempre mantenerte entre los 21ºC y los 25ºC.

Apuesta por las energías renovables para la calefacción

No tienes por qué gastarte los 18.000 euros estimados que cuesta instalar la geotermia para calefacción, pero sí que puedes pensar en unos paneles solares, o mejor todavía, en la aerotermia; la alternativa sostenible más barata de todas.

Sabemos que es complicado separarse de la caldera tradicional, pero es que ni los modelos de condensación terminan de entrar en la etiqueta renovable. Para eso vas a tener que lanzarte al mundo de las bombas de calor, mucho más eficientes y sostenibles.

Una instalación fotovoltaica se te va a ir a los 4000 - 10.000 euros y una bomba de aerotermia se te quedará por unos 2000 - 6000 euros. Apuesta por esta solo si no vives en una zona muy fría y si no has invertido ya en otro sistema eficiente. Combínalo con suelo radiante para ahorrar todavía más.

Por supuesto que existen muchos otros aparatos que te van a permitir mejorar la eficiencia energética de tu casa, pero con esto ya tienes trabajo más que de sobra para ir empezando.

Quizás buscar unos interruptores inteligentes u otros gadgets de domótica te animarán a después ir hacia objetivos más grandes. Recuerda que el ahorro se consigue siempre a largo plazo y que se requiere constancia para conseguir objetivos de sostenibilidad.

De ahí que EnergyGO queramos echarte una mano. Entra en nuestra web o llama al 900 622 500 y equipa tu hogar inteligente con una energía 100% limpia y nacional. Toda ayuda es poca para combatir el cambio climático.

LO + TOP
Artículos relacionados