Cómo mejorar el rendimiento de una caldera: consejos para casa

12 Diciembre 2023 - Actualizado 02 Enero 2024

Con la llegada del frío siempre buscamos formas de mejorar el ahorro en nuestras facturas. Una de las mejores formas de conseguirlo es mejorar el rendimiento de la caldera, así que hoy hemos seleccionados algunos consejos para casa.

Es muy importante cuidar el rendimiento de la caldera porque cuanto mejor esté, menos energía va a necesitar para calentar el agua y esto se traduce en menor gasto en tus facturas.

Cómo mejorar el rendimiento de una caldera: consejos para casa

Las calderas suelen contar con índices de eficiencia, que representan su rendimiento energético. Normalmente, las mejores son capaces de alcanzar en torno al 70% o 90%.

Las calderas de condensación suelen ser las que mejor índice de eficiencia tienen, ya que en ocasiones pueden superar el 90%. Si quieres exprimir al máximo su rendimiento, te hemos seleccionado algunos consejos.

Cambia tu caldera antigua

Si tu caldera tiene muchos años y empieza a tener algún fallo te recomendamos que la cambies por un modelo más moderno. Al final, te aseguramos que saldrás ganando con el cambio.

Empezarás a ahorrar más en la factura del gas mes a mes y en poco tiempo recuperarás la inversión. Tener productos de calidad es fundamental para reducir gastos y mejorar los rendimientos energéticos.

Regula la temperatura ambiente

Lo primero que tienes que hacer es calcular cual es la temperatura ideal para tu casa. Normalmente, se recomienda que el hogar se mantenga entre los 19º y 21º durante el día y por la noche baje hasta los 17º o 18º.

Alejarse de estas temperaturas puede tener inconvenientes en el ambiente de las habitaciones y, por supuesto, en el consumo de la calefacción. Si te quedas corto pasarás frío y subir demasiado puede resecar la sala.

Instala válvulas termostáticas

Puede que no conozcas esta herramienta, pero las válvulas termostáticas sirven para localizar las zonas en las que no hace falta calefacción y controlar los radiadores individualmente. El ahorro energético puede llegar hasta el 13%.

De esta manera, puedes encargarte de calentar solo las habitaciones en las que vaya a haber gente o programar la calefacción para que se use en el dormitorio media hora antes de irte a la cama.

Utiliza un cronotermostato

Esta herramienta te puede ayudar a mejorar el rendimiento de tu caldera porque sirven para programar los usos de la calefacción. Al igual que la anterior opción, de esta manera se hace un mejor uso de la energía.

Para ello, adapta diaria o semanalmente cómo va a ser tu consumo y programa el funcionamiento de los radiadores para que se adapten a tus necesidades.

Haz un buen mantenimiento

Puede parecer obvio, pero cuidar la salud de la caldera es necesario para que siga funcionando bien. Realiza el mantenimiento necesario y realiza revisiones periódicas para prevenir problemas.

No te olvides tampoco de purgar los radiadores por lo menos una vez al año, ya que de esta manera quitas las bolsas de aire que se quedan dentro. Te recomendamos que lo hagas antes de que llegue el invierno.

Comprueba la presión del agua

Lo más normal es que las calderas mantengan una presión del agua en torno a 1,2 bar con un margen de error del 25%, tanto para arriba como para abajo.

Si la presión del agua se encuentra muy por encima de ese rango se pueden producir desperfectos en la caldera y la factura aumentará mucho. Si es demasiado baja, tardará mucho en empezar a funcionar o directamente no lo hará.

Mantén una buena temperatura en la caldera

Por regla general, las calderas deberían mantener una temperatura de trabajo que oscile entre los 55º y los 70º. En las de condensación, se recomienda que no superen los 60º.

No te confundas, esta temperatura no es a la que saldrá el agua del grifo. Cuando esta se expulsa se mezcla con agua fría y el resultado es lo que recibes.

No pongas nada en los radiadores

Todos los objetos que pongas cerca o la ropa que coloques encima de los radiadores influye de forma negativa en su uso. Al estar en la trayectoria de la emisión de calor, este no se transmitirá como debería.

Te recomendamos que mantengas los radiadores alejados del resto de elementos de la habitación para que sigan cumpliendo su función al máximo y ahorres en energía.

Usa un termostato inteligente

Este tipo de herramientas son muy útiles porque funcionan en base a los patrones de vida que mantengas. Además, si lo conectas a la red wifi los podrás controlar desde tu móvil.

Si utilizas la caldera solo cuando sea necesario consigues reducir tu huella de carbono, reducir la factura de la luz y mejorar el rendimiento de la caldera.

La caldera es una pieza fundamental del hogar. Cuídala y consigue su máximo rendimiento para ahorrar en la factura de la luz en estos meses de tanto frío.

En EnergyGO te contamos todos los secretos y trucos para ahorrar en la factura de la luz. Si quieres seguir informándote entra en nuestra web o llama al 900 622 700.

LO + TOP
Artículos relacionados