La luz no se apaga del todo: ¿qué pasa con la bombilla LED?

08 Agosto 2023 13:00
Blog EnergyGO

Las luces LED han revolucionado la forma en que iluminamos nuestro mundo desde hace muchos años atrás. Esta tecnología de luces de estado sólido es tan eficiente que, junto a su duración y amplia gama de colores o aplicaciones hacen que todos queramos comprárnoslas.

Es cierto que funcionan divinamente, pero hay veces que nos descolocan un poco con esa luz que sigue expulsando cuando hemos apagado el interruptor ¿por qué no se apagan del todo? ¿Es un problema grave real? Aquí te vamos a resolver todas las dudas para que no te ralles más.

Las luces LED no se apagan ¿por qué?

Para empezar es importante saber cómo funcionan las luces LED y así entender por qué pasa eso de que “nunca se apagan”. Las luces LED necesitan poca energía para funcionar. Con la mínima cantidad que pase de electricidad, ya dan luz.

La mayoría de las bombillas que están hechas con tecnología LED están compuestas por una matriz con diferentes puntos LED para que funcionen de forma independiente o al mismo tiempo. Por eso no ves una masa conjunta sino como varios puntitos de luz en cada una de ellas.

pantalla LED

Así que, con que una pequeña cantidad (aunque sea mínima) de energía llegue hasta los diodos LED, estos emitir luz. No estamos diciendo que sean un foco cegador, pero sí que tendrás esa sensación de que “nunca se apagan”.

El fenómeno de la "fuga de corriente"

Lo que suele pasar cuando le damos al interruptor de una bombilla es que se apaga por completo, pero a veces con las luces LED no pasa. Esto se debe a que quedan restos de corriente eléctrica en el dispositivo y esto provoca un pequeño punto de luz.

Este efecto se conoce como “fuga de corriente” o “residual” y ocurre debido al comportamiento del semiconductor y el proceso de recombinación de electrones y huecos.

Según los materiales que se utilicen en el semiconductor, el diseño y la fabricación de la luz LED, algunos LED pueden tener una fuga más pronunciada que otros. Esto hace que a veces ni lo notes y otras lo veas claro.

Temperatura ambiente y luminosidad

La temperatura ambiente también puede influir en la cantidad de "fuga de corriente". En condiciones de frío, los electrones y huecos pueden recombinarse más lentamente, lo que puede reducir el resplandor residual.

Por otro lado, en ambientes más cálidos, la recombinación ocurre más rápido, lo que puede aumentar la luminosidad después de apagar la luz LED.

Interruptor mal instalado o con algún fallo

Otro motivos por el que puede que tu bombilla LED no se apague puede ser por culpa de la llave de luz. Los más conocidos como interruptores tienen tres cables distintos para funcionar, por un lado está el cable de fase, por otro el neutro y por otro, el de tierra.

Dejando a un lado el de tierra que “solo” sirve para aportar seguridad a la instalación en caso de que haya una sobrecarga llevando todo el exceso a la pica de cobre que hay anclada al suelo, están los dos importantes: fase y neutro.

Estos dos están relacionados con la posición de encendido y apagado. Por lo tanto, cuando tú le das al interruptor para abajo, este debe cortar la fase o el neutro para que nada de electricidad le llegue a la bombilla.

Sin embargo, hay veces que la instalación se ha hecho demasiado rápido, mal o de forma incorrecta y corte el neutro de forma directa, pero produciendo derivaciones eléctricas. Así es cómo una mínima corriente llega hasta los puntos LED de la bombilla y con ese poquito, ya emite algo de luz.

Ojo, para solucionarlo no tienes que cambiar la bombilla, sino abrir el interruptor y cambiar la conexión que hay en los cables de fase y neutro para que todo quede en orden.

cambiar interruptor

Peligro real de que las luces LED no se apaguen del todo

El resplandor residual en las luces LED no es necesariamente un problema grave. De hecho, en algunas situaciones, como luces de emergencia o señales de seguridad, puede ser beneficioso tener una pequeña cantidad de luz visible incluso cuando están apagadas.

Consejos para minimizar el resplandor residual

Si deseas reducir el efecto de la "fuga de corriente" en tus luces LED, hay algunos consejos útiles que puedes poner en práctica:

  • Utiliza interruptores de alta calidad que corten completamente la corriente eléctrica.
  • Asegúrate de comprar luces LED de marcas reconocidas y con buena reputación en cuanto a calidad y diseño.
  • Considera el uso de reguladores de luz compatibles con las luces LED para un mejor control y apagado completo.
  • Si el resplandor es un problema en una habitación oscura, considera apagar completamente la luz desde la fuente de energía o utilizar cintas adhesivas opacas para cubrir las luces.

La mayoría de estos consejos los puedes aplicar tú mismo sin tener que llamar a un profesional para que venga a ayudarnos. Además, haciendo esto dormirás más tranquilo porque ya no habrá luz molestándote, solo ahorro al reducir el consumo de energía.

Si quieres convertirte en un profesional pero del ahorro, entonces aplica estos trucos y échale un ojo a las tarifas que tenemos en EnergyGO para ti. Entra en nuestra web o llama al 900 733 892 y te daremos toda la información que necesites.

LO + TOP
Artículos relacionados