Tipos de pilas para ahorrar energía en tus dispositivos

21 Junio 2022 13:00 6 min

Planas, pequeñas, grandes, redondas, cuadradas. Estas son algunas de las características de las pilas que utilizamos en nuestro día a día. Las pilas no dejan de ser contenedores que almacenan energía para alimentar relojes, mandos, linternas…

En el mercado actual hay gran cantidad de tipos y nos volvemos locos buscando cuál es el adecuado. Al final siempre acabamos llevando una de muestra porque no sabemos si son AA, AAA, la plana, la cuadrada…

Para ayudarte a identificarlas y a que escojas la que más te conviene, a continuación, te vamos a identificar los tipos de pilas que hay (tanto recargables como tradicionales).

Pilas no recargables

Las “normales”. Estas pilas son las que encontramos en diferentes tamaños y formas. Se diferencian en salinas, alcalinas o de litio dependiendo de su composición. Veamos cuáles son las pilas que se incluyen en este grupo.

Pilas redondas

Estas pilas son las más comunes, tienen forma redonda y alargada. Dependiendo de su composición las prestaciones cambian, por eso debes tenerlo en cuenta y no comprar unas al azar.

Materiales de fabricación

Las pilas salinas son las más económicas. Funcionan con una mezcla de cloruro de cinc y cloruro de amonio como elcetrolito.

Debido a su corta duración, las pilas con esta composición están destinadas a aparatos que consumen poca energía y no se usan muy de seguido (mando, báscula…)

En esta tabla podrás ver las principales características de las pilas salinas.

NOMBRE aNCHO eSPESOR VOLTAJE
PP6 34,5 mm 34,5 mm 9V
PP9 65,1mm 51,6 mm 9V

Estas pilas, a pesar de su pequeño tamaño, tienen la capacidad de contaminar cerca de 12.000 litros de agua.

Si hablamos de las pilas alcalinas vemos como su composición cambia. Están fabricadas con zinc y dióxido de manganeso y en su caso el hidróxido de potasio funciona como electrolito.

Su fuerte es que duran más que las salinas, pero cojea de resistencia ante temperaturas altas.

Estas pilas, cuando superan la temperatura de 25ºC se reduce su potencia porque comienzan a acelerarse las reacciones químicas que ocurren en su interior. Del mismo modo que son débiles ante el calor, estas pilas también lo son ante el frío.

Claro que hablamos de pilas que duran más y, ojo, que también contaminan más (un total de 167.000 litros de agua). A continuación, te dejamos una tabla con los tipos de pilas alcalinas más comunes.

TIPOS DE PILAS
NOMBRE LONGITUD (MM) DIÁMETRO (MM) VOLTAJE (V)
AA 50 mm 14,2 mm 1,5V
AAA 44,5 10,5 1,5
AAAA 42,5 8,3 1,5
C 46 26 1,5
D 58 33 1,5
N 30,2 12 1,5
A23 28,5 10.3 12

El tercer tipo son las pilas de litio. A nivel de eficiencia son la mejor opción (dentro de las no recargables, claro). Destaca por descargarse lentamente y por tener una buena resistencia a temperaturas extremas.

Pilas rectangulares

Estas pilas son las menos comunes en los dispositivos del hogar. Su potencia de voltaje es mayor (4,5 V) y la más conocida de esta familia es la llamada pila de petaca (la que suele usarse en experimentos de clase).

Pila petaca

En esta tabla podrás conocer las propiedades de las pilas rectangulares más comunes.

Pilas salinas

NOMBRE LONGITUD (MM) ANCHO(MM) VOLTAJE (V)
PP6 69,9 34,5 9
PP9 80,2 65,1 9

Pilas alcalinas

NOMBRE LONGITUD (MM) ANCHO (MM) VOLTAJE (V)
Pila de petaca 67 62 4,5
PP3 48,5 26,5 9
Pila de linterna 115 68,2 6

Pilas de botón

Las pilas del reloj. Son las que tienen el tamaño más pequeño. Cuentan con una alta densidad de energía (descarga inferior al 1%). Además, son muy económicas, resistentes ante cambios temperatura y no se recalientan.

Estas pilas destacan por su versatilidad y las numerosas aplicaciones en las que se usan. Lo más común es encontrárnoslas en los audífonos, ordenadores, marcapasos, relojes o aparatos médicos. Para encontrar la pila adecuada, lo mejor es consultarlo en las instrucciones.

Pila de botón

Baterías

Hay que hacer una aclaración muy importante: batería y pila no son lo mismo. Es cierto que en numerosas ocasiones se traduce incorrectamente el término “battery” inglés a “batería” en español.

En primer lugar, la pila agota su carga y no puede volver a conseguirla (en las tradicionales). Mientras tanto, la batería se conecta a la corriente y vuelve a su estado inicial de carga máxima.

Otra diferencia es el mantenimiento de la carga. La pila si no se usa no se descarga. En cambio, la batería sí que ve reducida su carga a medida que pasa el tiempo sin usarse.

Pilas recargables

Las pilas recargables son las más caras del mercado —lógicamente—, pero aun así la diferencia de precio se ve compensada por el ahorro de electricidad que ofrecen. Aquí hablamos ya de amortizar y, por tanto, el potencial económico es más complicado de ver.

Pilas recargables

Dejando de lado la economía, piensa en lo que supone una pila recargable para la economía circular. Nos referimos a que reducen la cantidad de residuos de manera considerable. Los tipos de pilas recargables más habituales son:

Níquel-Cadmio

Este tipo de pilas recargables (NiCd) tienen un rendimiento poco optimizado. Su recarga suele presentar problemas. Esto quiere decir que, con cada ciclo, la capacidad se va reduciendo y alejando del 100%.

¿Qué pasa? Pues que el cadmio es increíblemente contaminante. Cada vez se usan menos, aunque es cierto que el número de recargas potenciales es mayor al de otros modelos de pila recargable.

Níquel-Metalhidruro

Este tipo de pila tiene alta densidad energética, punto a favor. El efecto memoria no afecta prácticamente a estos modelos, segundo punto positivo. Sin embargo, la tasa de autodescarga es mucho más rápida que las NiCd. Por eso, se recomienda para aparatos de uso continuo.

Para salvar este “fallo” existe una versión llamada LSD-NiMH que tienen una tasa de autodescarga más baja. Carga las pilas con cuidado y paciencia. La velocidad de carga de estas pilas es baja y tienden a recalentarse; un problema que afecta al rendimiento.

Por eso, el dispositivo de carga de estas pilas es muy importante. Compra un modelo que detecte la carga máxima y detenga el proceso para alargar la vida útil de estas pilas recargables.

Cargador de pilas

Li-ion

Este nombre seguro que lo relacionas con las baterías de los móviles. Pues no estás equivocado, el término Li-ion hace referencia a las pilas recargables de litio. Se utilizan en dispositivos móviles por su alta densidad energética y sus reducidas dimensiones.

Las pilas Li-ion destacan también por su ligereza y porque son las que menos tasa de autodescarga tienen. Por contrapartida, su precio de fabricación es más elevado y los ciclos de carga resultan mejorables.

La siguiente tabla te ofrece de un vistazo las principales características de las pilas recargables.

NCID NIMH LI-ION
Energía especifica 40-60 60-120 100-265
Densidad energética 50-150 140-300 250-730
Potencia específica 150 250 250-340
Eficiencia 70-90% 66% 80-90%

Velocidad de autodescarga

( % al mes)

10% 30% 8%
Ciclos 2.000 50-1.200 400-1.200
Voltaje 1,2 V 1,2 V 3,7 V

Lo más importante al final es que escojas el tipo de pila en base a tus necesidades. También es imprescindible que eches un ojo a las especificaciones del dispositivo para comprar el modelo correcto. Y no escatimes en gastos, lo barato al final siempre sale caro.

Desde EnergyGO siempre abogaremos por un cambio hacia el mundo verde y la eficiencia energética. Si quieres esta transformación en tu hogar, entra en nuestra web o llama al 900 622 500 y ahorra en tu factura de la luz consumiendo electricidad 100% limpia.

LO + TOP
Artículos relacionados