Cómo ahorrar energía en la factura de la luz durante el otoño

21 Octubre 2022 11:00 5 min

El otoño es esa época de transición en la que cada vez menos horas de luz tenemos al día y ya se notan las bajadas de temperatura, Esto, si no gestiona de una manera eficiente, puede causar un gran gasto en tu factura.

Durante este tiempo, es normal que aún dudes en qué ponerte, si encender o no la calefacción, cuándo abrir las ventanas… Para responder a todas tus dudas y conseguir reducir el consumo en otoño, aquí te dejamos los mejores trucos.

Trucos para ahorrar energía en otoño

Aprovecha la luz natural

Aunque se van reduciendo los días y cada vez son más cortos, el atardecer es verdad que llega antes, pero así conseguiremos aprovechar más la luz por la mañana.

En estos momentos del día es cuando tienes que abrir bien todas las persianas, cortinas y estores para que entre la luz.

Los rayos naturales del sol que se cuelen durante el día conseguirán que tu casa se caliente y no tengas que encender la calefacción nada más te levantas. De la misma forma, para que no se escape el gato, lo mejor es cerrar todo cuando ha anochecido.

Ponte más ropa, no la calefacción

Otoño es una estación en la que el clima está constantemente cambiando, durante las horas medias del día hace bastante calor y por las mañanas o al anochecer la temperatura baja y refresca.

Seguro que la primera opción que te viene a la mente es encender la calefacción, no lo hagas. Desde que tu enciendes todo el sistema de calefacción de tu casa hasta que llegue a la temperatura va a pasar un rato y en cuanto pasen unas horas tendrás demasiado calor.

Lo mejor es que en este tiempo, en el momento que sientas algo de frio, simplemente cojas una chaqueta o algo similar y te la pongas para pasar esos cortos periodos. Esta forma de calentarte es más cómoda, rentable y además ideal para una tarde o noche de Netflix.

Cambia a bombillas LED

Durante el verano hace tanto sol que prácticamente no encendemos las luces de nuestra casa hasta las tantas, pero en invierno esto cambia por completo. Por ello, lo mejor es que durante el otoño compruebes todas las bombillas de tu casa y cambies por modelos LED las que no lo sean.

Revisa los radiadores

Otro consejo que te ayudará a prevenir gastos mayores es hacer una revisión completa de los sistemas de calefacción de casa. Purga los radiadores, por ejemplo, cambia los filtros de la calefacción y haz todo lo que puedas para garantizar un buen funcionamiento.

En caso de no hacerlo, la calefacción tendrá que esforzarse el doble para conseguir los mismos resultados y por tanto, consumirá más energía para lo mismo.

Por ello, lo mejor es que o manes a un técnico o tú mismo hagas una comprobación de los sistemas de calefacción. Si hay una gran acumulación de la suciedad, esto significa que perderás una gran parte de la energía.

El otoño es la mejor época para realizar esta inspección porque no necesitas encender la calefacción y así la dejarás a punto para los próximos y fríos meses.

Ajusta el termostato

Comprueba también que el termostato funciona bien y está calibrado. De no ser así, podría medir mal la temperatura del ambiente y saltar cuando no le corresponde.

Una vez hecho esto, te volvemos a recordar que lo mejor es que no toques la calefacción durante la noche o tramos que haga un poco más de “frío” de la cuenta. Lo único que consigues si pones la temperatura del termostato alta es que arranque cuando no debe.

Imagínate que cuando te despiertas la enciendes porque hay 15 grados en la calle, y con la calefacción llegas a los 22 grados dentro de casa. Después, durante todo el día le dará el sol y llegará a los 27 o 30 grados, por lo que después tendrás demasiado calor en casa.

Las temperaturas en otoño suelen variar de un día para otro, lo más sencillo es ajustar las horas a las que quieres que se encienda (si es extremadamente necesario) para que solo salte en “x” momentos del día cuando baje de esa temperatura.

Limita el uso de secadora

El otoño, además de traer bajadas de temperatura, también trae lluvias. Si juntamos las dos cosas tenemos ropa mojada tendida que no se seca por el frío. Por ello, tener una secadora en casa puede ser muy útil, pero también caro.

Las secadoras son uno de los electrodomésticos que consumen más energía y que no siempre es necesario tener encendido o conectado en casa.

colada sol

Mira el tiempo en tu móvil o en la web que quieras y aprovecha para hacer la colada esos días que no llueva y, como mucho usa el programa corto.

Limpia y renueva

Siempre se habla de la limpieza general o “a fondo” de la casa cuando se cambia de estación. Se cambia la ropa, guarda lo de verano, sacas las mantas y mil cosas más.

Saca todo lo de invierno (incluido el pijama largo) y retrasa lo máximo posible el poner la calefacción en casa. Muchas veces no somos conscientes de que con una prenda de ropa más ya se está bien y no hace falta encender la calefacción en toda la casa.

Además de limpiar la casa, también te aconsejamos que hagas revisión, limpieza y renovación de aquellos electrodomésticos que ya no funcionan tan bien para cambiarlos por otros que consuman menos.

Así que ya sabes, el otoño no es simplemente una temporada de cambio para los árboles, también lo puede ser para ti adquiriendo nuevos hábitos y reduciendo tu consumo energético. Aumenta tu ahorro con más consejos como este de la mano de EnergyGO.

Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y deja que te acompañemos en el camino hacia el ahorro.

LO + TOP
Artículos relacionados