Qué es el depósito de garantía de la distribuidora

17 Febrero 2022 12:00 6 min

Por cosas como estas muy pocos consiguen entender bien lo que pagan por su energía. El depósito de garantía de la distribuidora es uno de los muchos conceptos que aparecen en la factura de la luz, y que, de acuerdo con OCU, solo un 11% de los consumidores manejan correctamente.

Antes de meternos a explicar esta partida hay que dejar clara una cosa. No es lo mismo distribuidora que comercializadora. Lo que conoces como "compañía eléctrica", la empresa con la que tratas para contratar la luz, es la comercializadora. Eso es lo que somos en EnergyGO.

Otra cosa es la distribuidora, empresa encargada de transportar la energía desde los centros de generación hasta la red y las viviendas. Las comercializadoras les compran la electricidad y después te la venden. De esta manera, esta extraña garantía no viene de tu compañía.

Proviene de las empresas seleccionadas por la ley para distribuir la energía por todo el territorio. Como ya sabes —y si no te lo recordamos nosotros—, la distribuidora se asigna por CUPS y no se puede elegir. Vamos acotando el terreno.

¿Qué es el depósito de garantía? Bueno, sabiendo que te lo cobra tu distribuidora a través de la factura que te manda la comercializadora, ya solo nos queda conocer la naturaleza del importe. Es decir, qué estamos pagando exactamente.

Qué es depósito de garantía

El servicio lo recibes al instante pero no se refleja en la factura hasta unas semanas más tarde. Así, el depósito de garantía es una cuantía que cobra la distribuidora en concepto de alta de luz o subida de potencia contratada.

La distribuidora lo emite al instante pero tú no lo abonas hasta la primera factura de la luz. Esta información se envía a la comercializadora y después acaba reflejada junto al resto de cargos en el primer importe tras la contratación.

¿Por qué se hace así? Es decir ¿por qué no se cobra de forma normal? Bueno, hablamos de que el depósito de garantía de la distribuidora funciona como una fianza. Con ello la empresa se asegura una especie de alquiler de seguridad mientras dure el servicio.

Ah, no creas que es arbitrario. Las distribuidoras no pueden proceder como quieran porque el depósito de garantía está muy bien atado por ley. De hecho, si pasan más de 6 meses desde la firma del contrato ya no podrá exigirte ese pago.

¿Cuándo se paga el depósito de garantía?

Lo hemos mencionado por encima pero es importante tenerlo muy claro para evitar abusos o errores. El depósito de garantía es un concepto muy asociado a los primeros pasos que hacemos en cualquier gestión importante con la comercializadora.

Si no has hecho nada y llevas, por ejemplo, dos años con tu compañía, no deberías ver en ningún caso este depósito reflejado en la factura. Dicho eso ¿en qué situaciones se paga el depósito de garantía?

  • Alta de luz nueva: la que haces por primera vez para dar luz o gas en un punto de suministro.
  • Restablecer suministro de luz: también debes pagarlo cuando das de alta la luz en un punto en el que previamente estaba suministrado. A esto se sumarán los derechos de extensión si han pasado más de 3 años desde la última baja.
  • Aumento de potencia contratada: cualquier modificación al alza de la potencia va aparejada al pago del depósito de garantía. Si tu instalación tiene más de 20 años, a eso habrás de agregar los derechos de verificación (revisión).

¿Quién paga el depósito de garantía?

Es más que obvio. El depósito de garantía se lo cobra la distribuidora al titular del contrato. Que pase primero por la comercializadora no significa que esta comparta un porcentaje de la cuantía. Mucho cuidado con esto para el tema de reclamaciones.

Lo que no es tan inmutable es la figura del cobrador. Es decir, que no es siempre la distribuidora la que emite el concepto. Cuando, por lo que sea, no esté claro la distribuidora asignada por ámbito geográfico en referencia a categoría de consumidor, esta remitirá a la Dirección General de Política Energética y Minas.

¿Cómo se paga el depósito de garantía?

El depósito de garantía se paga en la primera factura de la luz tras la contratación. Es un único importe (íntegro) que incluye la resolución de la obligación contraída con la distribuidora. ¿Dónde puedo verlo?

El concepto aparece bajo el epígrafe "Otros conceptos" de la factura. No te preocupes porque además viene bien identificado por su nombre y no ningún pseudónimo: "Depósito de garantía de la distribuidora".

Recuerda que aunque lo estés pagando a tu compañía (comercializadora) junto a la energía consumida y demás, ese dinero luego es remitido directamente a la distribuidora que se te haya asignado.

¿Cómo se calcula el depósito de garantía?

No, no es siempre el mismo cargo. El cálculo del depósito de garantía se lleva a cabo de forma individual y personalizada para cada instalación. ¿De qué depende? Pues principalmente de la potencia que hayas contratado.

En algunos casos también influirá la tarifa de acceso, y por consecuente, la antiguedad que tenga la comercializadora:

  • Comercializadora con más de 1 año de actividad: se divide la tarifa de acceso entre 365 y lo obtenido se multiplica por los días del periodo de liquidación del contrato (máximo 30 días). Lo normal es pagar entre 10 y 14 euros.
  • Comercializadora con menos de 1 año de actividad: es mucho más sencillo. Tienes que coger la potencia contratada y calcular su precio para 50 horas de utilización. Ese tramo es una referencia.

Cómo devolver recibo de luz (depósito de garantía)

¿Recuerdas que hemos dicho que el depósito de garantía es una fianza? Eso significa que hace las veces de seguro durante la prestación del servicio. Es lo mismo que la fianza que pagas cuando entras de a vivir de alquiler a un piso.

Cuando te marchas —finalizas tu contrato— se te devuelve el dinero. Lo normal es que sea la comercializadora la que te avise y comunique el trámite. De todas formas es recomendable solicitarlo al dar por cerradas las relaciones contractuales.

La distribuidora tiene un máximo de dos meses tras la finalización del contrato para ingresarte el 100% del depósito de garantía. Ojo, porque si tienes pagos pendientes el importe no será íntegro respecto a lo que pagaste.

¿Qué pasa si no lo recibes? Estás al día con los pagos y has realizado la baja correctamente, pero la distribuidora no te devuelve el dinero. En ese caso tendrás que comunicarte directamente con ella a través de sus canales de atención. Recuerda, con la distribuidora, no con la comercializadora.

Ya ves que en EnergyGO no nos andamos con medias tintas. No hay un buen servicio sin una plena transparencia con el cliente. Llama al 900 622 700 o entra en nuestra web y disfruta de una electricidad 100% limpia y nacional, con el trato que te mereces.

LO + TOP
Artículos relacionados