El Rincón de EnergyGO: Conoce tu casa y nuestra app para pagar menos luz

10 Agosto 2021 - Actualizado 09 Febrero 2023

En esta entrega de El Rincón de EnergyGO repasaremos algunos conceptos básicos de energía y conoceremos cómo nuestra app te ayudará a ser más consciente de la energía que gastamos: porque, cuanto más conozcas tu casa y cómo funciona la electricidad, mejor podrás organizarte para pagar menos en la factura de la luz.

Paga menos en tu factura de la luz aunque esté subiendo con estos 50 euros de descuento

Vente a EnergyGO antes del 15 de septiembre y consigue 10 euros de descuento en cada una de tus 5 primeras facturas, ¡50 euros de descuento en la luz en total!, que no vienen nada mal, justo ahora que necesitamos que las compañías eléctricas nos echen un cable.

Para venirte a EnergyGO, solo necesitarás contratar online, en menos de 5 minutos, sin cortes de servicio, sin instalaciones y sin visitas de técnicos. Todo desde tu ordenador y con la seguridad de estar llevando a tu casa energía 100% a precio de amigo.

El Rincón de EnergyGO: nuevo episodio con Rocío Vidal y Toni Moret

Hace algunas semanas te presentamos El Rincón de EnergyGO, el programa de Yoigo que te enseña a consumir menos energía para que pagues menos en la factura de la luz.

Presentado por el periodista Toni Moret y la divulgadora científica Rocío Vidal, este espacio es nuestra manera de ayudarte a coger la sartén por el mango y evitar que las subidas de la luz te hagan un roto tremendo en el bolsillo.

Dale al play para ver nuestro nuevo episodio en el que aprenderás algunos trucos para ser más eficiente y cómo el machine learning de nuestra app aprende detalles sobre tu casa que te ayudan a pagar menos en la factura de la luz.

Entender la factura de la luz para usar la información a tu favor

Temida y odiada, la factura de la luz tradicionalmente ha sido vista como un batiburrillo de siglas y números cuyo resultado muchas veces es el mismo: que pagas más de lo que te gustaría y de lo que sería sensato pagar.

Pocos consumidores entienden la factura de la luz

En Yoigo lo hemos pensado y, por eso, trabajamos cada día para que la factura de EnergyGO sea clara y te permita comprender realmente cómo usas la energía y qué puedes hacer para pagar menos luz.

También con esa mentalidad, hemos creado una app que trabaja para que tú consumas menos, el planeta se beneficie y todos ganemos. La información es poder y nosotros la ponemos en tus manos.

App de EnergyGO o cómo aprender de tu casa y de ti para enseñarte a consumir menos luz

Gracias a algoritmos complejos, la app de EnergyGO está preparada para registrar e interpretar las características de tu casa y tus hábitos de consumo.

App de EnergyGO

De esta manera, sin interferir con tu privacidad y limitándose a los datos sobre la luz, la app mes a mes sabrá un poco más del uso que haces de la energía en casa y podrá generar consejos personalizados para optimizar tu consumo, algo que se traduce en que la factura de la luz será más baja que si contratas el servicio con otras compañías.

Además de lo que puede hacer la app de EnergyGO, hay cosas que tú también puedes saber para ponerte manos a la obra en la misión de pagar menos luz. A continuación, verás paso a paso cómo conocer tu casa a fondo para vivir en ella de forma cómoda y eficiente, sin tener que hacer cosas locas como planchar a las 3 de la madrugada.

Conocer bien tu casa: Clave para la eficiencia energética y para pagar menos luz

Seguro que si te pedimos que nos describas tu casa nos dirás que es preciosa, ¡cómo no!, y que tiene suelo de madera, paredes verde claro, un sofá de piel sintética, dos cuadros en el salón y un gran espejo en la entrada... Todo eso nos encanta, claro, pero no te ayudará a pagar menos luz.

Si quieres que tu factura de la luz sea más baja que los rodapiés de la casa de Pulgarcito, tienes que conocer bien tu vivienda, a fondo, como la conocería el aparejador más avispado.

Sabemos que no eres un experto constructor, pero eso no será un problema porque te vamos a guiar paso a paso para que puedas reunir información importante que te servirá para plantarle cara a la subida de la luz siendo más eficiente.

Que las puertas de tu casa sean la puerta de entrada a la eficiencia energética

Se habla mucho sobre la seguridad de las puertas de las viviendas: cerradura anti-bumping, cerraduras inteligentes, puertas acorazadas... pero no se habla tanto sobre su eficiencia energética. Es más... se habla mucho sobre las puertas de entrada a las viviendas, pero muy poco sobre las puertas interiores o de paso, que también tienen mucho que ver con el importe que aparece en tu factura de la luz.

Nosotros sí que vamos a hablar de puertas, en términos de eficiencia. Y tú te vas a fijar en las tuyas, que a eso hemos venido.

Madera o metal, macizas o con ventanal...

Los materiales con los que están hechos tus puertas tienen un impacto directo en tu factura de la luz. Una puerta de madera será siempre más aislante que una de metal.

Por su parte, una puerta con sección acristalada será más propensa a calentarse en verano que una hecha totalmente de madera, no solo por los materiales en sí, sino por el hecho de que una puerta de una pieza no tiene tantas juntas como una puerta que encastra trozos de vidrio o cualquier otro decorado.

Una gran ventaja de las puertas con cristal es que permiten el paso de luz de una estancia a otra, así que necesitarás encender menos lámparas. Eso sí: si tienes puertas de paso que incorporen cristal o estén hechas con varias secciones de material, asegúrate de que los bordes donde estos materiales se juntan están correctamente aislados con silicona o similar. De esta manera, evitarás fugas de calefacción o aire acondicionado.

Cerraduras y pomos siempre en su sitio

Pocas cosas te pueden costar más dinero que un pomo bailongo. Ya no solo por el hecho de que te puedes quedar encerrado en un baño y necesitar la ayuda urgente de un cerrajero... sino porque estas cerraduras con defecto son un microgasto energético constante en el que probablemente nunca habías pensado.

Como nunca lo habías pensado, puedes vivir años sin ajustarlo... años de microgasto constante.

Así como lo lees... Esa manija que no está bien encajada del todo y que hay que coger con maña para que no se te quede en la mano, en realidad debería estar muy bien fijada para tapar el agujero de la puerta que le permite cumplir su función de abrir y cerrar.

Adivina qué... Por ese agujero se escapa la calefacción o el aire acondicionado, así que mejor colocarla bien, fijarla correctamente, y evitar disgustos y gastos innecesarios.

Si tienes puertas correderas, asegúrate de que están bien encajadas en sus rieles.

Cepillos aislantes y perfiles de paso, ¡toca fijarse en ellos!

Otro tema importante con respecto a las puertas tiene que ver con su distancia del suelo.

Algunas, sobre todo las de entrada a las viviendas, vienen equipadas con cepillos aislantes que evitan que se escape el aire o la calefacción, que entren insectos y polvo o que se cuelen ruidos.

Las puertas de paso se suelen acompañar por perfiles de chapa de metal o de chapa de madera que marcan la transición entre una estancia y otra para asegurar el aislamiento entre los distintos espacios de la vivienda.

Normalmente, estas piezas tienen costes muy reducidos y son fáciles de instalar por uno mismo. Otra opción, que no solo vale para el suelo sino para rellenar huecos laterales o en la parte alta de las puertas, son los "burletes" que se fabrican en un montón de materiales y se instalan sin que necesites ser un experto.

Ventanas con muchas posibilidades de eficiencia energética

Ya has visto que las puertas de tu casa juegan un papel fundamental en la eficiencia energética. ¡Las ventanas también!, así que de ellas hablaremos a continuación.

Que sepas que, si descubres que tus ventanas no pasan la prueba de la eficiencia o tienen un aprobado "raspado", hay muchas comunidades autónomas en España que a día de hoy subvencionan el cambio de las ventanas antiguas o ineficientes por otras más óptimas.

Aislamiento térmico y sonoro: una cuestión medioambiental

Vale, la factura de la luz preocupa mucho últimamente, pero la salud del medioambiente nos debería preocupar siempre.

Como decíamos antes, hay iniciativas desde las comunidades para que las ventanas de las viviendas tengan un aislamiento térmico y sonoro adecuado: porque cada uno es libre de ponerse un musicote en casa, pero sin pertubar a los vecinos y, al mismo tiempo, todos tenemos derecho a descansar sin que nos sobresalte un bocinazo o la llegada del camión de la basura.

Testar tu ventana es muy fácil, te vamos a dar dos trucos con cero complicaciones para que te des cuenta de si las tuyas dan o no la talla:

  • Para el aislamiento sonoro, basta con abrirlas y cerrarlas prestando atención a cuánto se cuela el ruido de la calle.
  • Para el aislamiento térmico, que es lo que nos ocupa, basta con cerrarlas y poner la mano en el borde prestando atención a si se cuela aire frío o caliente desde la calle.

Suponiendo que tus ventanas no estén tan bien como deberían y que no puedas permitirte reemplazarlas, te damos algunos consejos para que mejores su aislamiento térmico.

  • Pon burletes, revisa los bordes de silicona y asegura los tiradores: como en el caso de las puertas, asegurar las manijas, la silicona que une el cristal con el aluminio o PVC y bordearlas con burletes de fácil instalación, te hará ganar puntos de eficiencia energética que a la larga se traducirán en pagar menos luz.
  • Vístelas con cortinas acordes a cada estación del año: prueba a combinar un visillo y en los extremos unas cortinas de tela más gruesa. Vestir tus ventanas te ayudará con el aislamiento y los visillos son muy útiles en verano, si los rocías con agua fría, para que el aire que pase entre más fresquito.
  • Aleja los radiadores y acerca las plantas: siempre que sea posible, aleja los radiadores y otros aparatos de climatización de las ventanas y acerca las plantas a ellas. De esta manera, los aparatos serán más eficientes y las plantas ayudarán a purificar las estancias.

Electrodomésticos, la asignatura pendiente de todos los hogares

Hay electrodomésticos muy temidos, como los radiadores o la nevera, porque se sabe de sobra que son de los electrodomésticos que más consumen.

Pero hay otros muchos que pasan casi desapercibidos y también tienen mucha culpa en casos de consumo disparado. El modo "stand-by", sin ir más lejos, es un falso amigo que te hace creer que has apagado las cosas cuando en realidad siguen consumiendo.

¿Te acuerdas de los "microgastos" o "microconsumos" de los que hablamos más arriba? Pues de esto hay a puntapala cuando se trata de pequeños electrodomésticos como el cargador del móvil, las regletas en las que no enchufas nada y hasta los grados de más que le pones a la lavadora o a la nevera sin venir a cuento.

Por eso, vamos a enumerar algunos trucos fáciles para que tus electrodomésticos no te la jueguen disparando la factura de la luz. Aquí van:

  • Revisa su etiqueta energética para saber si son de alto o de bajo consumo.
  • Equípate con gadgets que te ayuden a optimizar su funcionamiento.
  • Revisa que siempre estén en buen estado, eso incluye limpiarlos, ya que la suciedad disminuye su funcionamiento.
  • Ten en cuenta a qué temperatura ponerlos o qué programas activar para que hagan su trabajo sin más energía que la necesaria.

Evidentemente, hay muchos trucos y consejos que no te hemos contado hoy y también muchos detalles de tu casa como el tipo de suelo, los textiles que utilizas, las materias primas de tus muebles o las opciones de climatización, que influyen en el consumo energético y, por lo tanto, en cuánto pagas de luz.

Como la eficiencia energética es un proceso que no se puede llevar a cabo del todo en un solo día, te invitamos a echarle un vistazo a tu casa con ojos de querer pagar menos luz y a estar atento a los próximos capítulos de El Rincón de EnergyGO.

Mientras tanto, puedes calcular cuánto ahorrarías con EnergyGO, la energía 100% verde y a precio de amigo de Yoigo.

LO + TOP
Artículos relacionados