Cómo afecta la orientación de la casa al consumo energético

30 Diciembre 2021 12:00 7 min

Miras el certificado energético, revisas la calidad de las ventanas, el aislamiento de techos y paredes, la presencia de cortinas y alfombras; lo haces todo para ahorrar calefacción. Y sin embargo hay algo que sigue fallando. ¿Por qué gastas más que los demás?

A la hora de recortar la factura del gas muchas personas no suelen recaer en un factor que viene asociado indisolublemente a la vivienda y que condiciona por completo la temperatura general de las estancias. Hablamos de la famosa orientación de la casa.

Es algo a lo que sí prestan atención quienes se están comprando una casa nueva; al fin y al cabo será lo que determine si da el sol en las ventanas de las principales habitaciones durante las horas centrales del día. ¿Quién no se preocuparía por algo así?

Pues bien, además de la comodidad que supone beneficiarse de la luz natural, la orientación de la casa también tiene un gran peso en el consumo energético. De acuerdo con diversos estudios, una mala disposición puede hacer que gastes hasta ¡un 70% más de calefacción! Ahí es nada.

Por eso en este artículo queremos hacer un repaso por las distintas opciones que hay, así como darte algunos truquillos para que domines lo de cómo saber la orientación de una fachada.

¿Tan importante es la orientación de la casa en el consumo?

Sí, sí y sí. ¿Te has dado cuenta de que las viviendas más antiguas a veces parecen sótanos sin nada de luz? Eso es porque antiguamente se construía sin tener en cuenta para nada la orientación de las fachadas.

Hoy todas las construcciones nuevas siguen las reglas de lo que se conoce como arquitectura bioclimática. Es decir, el diseño sujeto al aprovechamiento natural de los recursos disponibles. Lo que viene siendo el sol, la lluvia, el viento y la vegetación.

Los expertos en la materia, a la hora de diseñar una vivienda, parten de una misma base: España está en el hemisferio Norte, por encima del trópico de Cáncer. Eso marca equinoccios (22 de marzo y 21 de septiembre) y solsticios (21 de junio y 21 de diciembre).

Y pensarás: "¿a mí qué me importa?" Debería. Los arquitectos se guían por esto a la hora de pensar en la orientación de casas. Nada se deja al azar. De acuerdo con EcoHabitar, este factor condiciona tanto la elección de materiales como su disposición.

cuál es la mejor orientación casa

La captación solar

La cantidad de luz que impacta sobre fachadas y ventanas. En la latitud de España lo ideal es priorizar la orientación Sur. Es decir, que una casa con las ventanas dispuestas hacia ese lado necesitarán menos calefacción para llegar a la temperatura de confort.

La revista señala que la mejor opción es la casa compacta y alargada con planta rectangular. Su fachada mayor —en la que se encuentran la mayoría de las ventanas— ha de ir de Este a Oeste, y su menor de Norte a Sur. Cuantas menos haya ahí mejor para reducir pérdidas de calor.

La influencia de los vientos dominantes

No es solo la radiación. La orientación de la casa también se ve afectada por la predominancia de los vientos que haya en su ubicación. Imagina que tienes la mejor disposición, pero que las corrientes no impactan de forma óptima sobre la fachada.

En invierno estarás muy cómodo y lograrás poner menos la calefacción, pero en verano te cocerás vivo por la falta de ventilación. E incluso en invierno, podrías verte perjudicado por el aire frío que pueda colarse a través de hendiduras y holguras.

Cómo saber la orientación de una fachada

¿No sabes qué orientación tiene tu casa? Sitúate en la fachada que más ventanas tenga y mira hacia el Norte. Sabiendo que el sol sale por el Este y que se pone por el Oeste, no debería costarte mucho encontrarlo.

Después no tendrás más que relacionar esa información con la dirección hacia la que discurre la propia fachada. ¿Tiene el sol golpeando por la mañana en el Este y por la tarde en el Oeste? Entonces es Norte.

Si sucede al revés será Sur. La cosa se complica cuando tenemos una orientación híbrida. Algo, que por cierto, es lo más habitual. Si ya hablamos de grados y matices más concretos, entonces es casi imposible estimar la disposición a simple vista. Vas a necesitar ayuda.

  • Consulta el catastro: esta información, además de contener datos técnicos sobre metros cuadrados y demás, también incluye la orientación de la casa. El documento no te va a decir directamente la respuesta, pero te mostrará el plano de la vivienda con el Norte como referencia.
  • Utiliza una brújula: mucho más sencillo. Usa mismamente la que ya incluye tu teléfono móvil. Apoyas el lateral del mismo sobre la fachada y compruebas el resultado. Eso te mostrará al instante la orientación de la casa.
  • Echa mano de Google Maps: es otra alternativa igual de válida. Busca tu casa en el famoso navegador y comprueba la disposición del edificio. La app te permite marcar el Norte como referencia.
google maps descargar Google Maps
Desarrollador: Google LLC Precio: Gratis Categoría: Viajes y guías

¿Cuál es la mejor orientación para un piso?

Como comprenderás, no es lo mismo recibir el sol de lleno en las ventanas durante las horas principales del día, que hacerlo a últimas horas de la tarde. Una cosa te permitirá calentar la vivienda para la noche y la otra te obligará a encender la calefacción antes.

orientación Norte casa

Orientación Norte

Si solo pensamos en calefacción es la peor orientación para una casa. En invierno, que es cuando más la necesitas, gastarás por encima de la media. Eso sí, en verano resulta ideal para viviendas del sur de la península porque reduce el consumo de refrigeración.

Igualmente es interesante para locales no residenciales porque esta es la única orientación que tiene al fortuna de recibir la luz de manera uniforme durante todo el día. Cierto que solo recibirás radiación por las mañanas y tardes en verano, pero ¿qué importa para un garaje o una despensa?

Orientación Sur

Recibirás mucha radiación durante todo el día en primavera, otoño e invierno, y quizás te achicharres en verano. Lógicamente, la orientación sur es interesante para viviendas del norte de España, y todo lo contrario para las del sur. Ahí deberás pensar en el gasto en aire acondicionado.

Dejando el calor de lado, estas casas son por lo general muy luminosas durante todo el año. Por eso te puede resultar atractiva si afortunadamente tienes ventanas muy grandes o vives en un bajo y necesitas mucha luz.

Orientación Este

Para los que quieren aprovechar los primeros rayos de luz. La orientación este recibe mucha radiación por la mañana (hasta pasado mediodía), y va perdiendo esa fuente de energía según pasan las horas. Por las noches en invierno estas casas pueden llegar a ser muy frías.

Si buscas casa en el sur de España, debería ser tu segunda prioridad después de la orientación sur. En verano recibirás poco calor por la mañana y conseguirás esquivar los peores momentos del día.

Orientación Oeste

Justo lo contrario a la anterior. La orientación oeste no recibe nada de luz durante las mañanas y empieza a ser impactada por la radiación a partir del mediodía. Estas viviendas son las que más sufren las oleadas de calor en verano, y las que más frío padecen al revés en invierno.

¿Es la menos recomendable? Depende. Si vives en el norte te interesará especialmente en invierno, porque conseguirás arañar el calor del sol en los momentos del día que más fuerza tienen: desde el mediodía hasta la noche. En el sur será tu verdadera ruina.

¿Cómo cambiar la orientación de casa?

Antes de nada tenemos que recordarte que las casas no tienen una sola orientación. De hecho, las que en realidad tienen orientación son las fachadas. Si tienes la mala suerte de contar con una disposición desfavorable, siempre puedes reorganizarte.

Esa es precisamente la solución a una mala orientación. El edificio es el que es y tenías que haberlo estudiado antes de comprarte la casa. Ahora que ya no hay vuelta atrás, tus posibilidades se resumen en: pagar dinero o no hacerlo.

Es decir, en reestructurar las estancias para mover, por ejemplo, el salón a la fachada más favorable según tus hábitos, o reforzar el aislamiento en esas zonas que sabes que son más frías. ¿Y lo de pagar?

También tienes la posibilidad de meterte en reformas y cambiar la cocina de estancia, o instalar toldos especiales y ventanas reforzadas allí donde sabes que las vas a necesitar. Soluciones siempre hay, pero varían dependiendo de la orientación de la casa.

Resumiendo: para casas en el norte de la península busca orientaciones Sur y Oeste, y para viviendas en el Sur, orientaciones Este y Norte. Si es mixta mejor porque lograrás una ventilación cruzada valiosísima en regiones de mucho calor.

Con ello, te llegará siempre el momento de calentar la casa. Asegúrate de que lo haces con una energía que respeta tus esfuerzos de sostenibilidad y ahorro. Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y deja que te ayudemos desde EnergyGO.

LO + TOP
Artículos relacionados