Lectura contador gas: cómo se hace paso a paso en casa

21 Febrero 2022 12:00 6 min

No hay calefacción ni temperatura de confort, ni siquiera ACS, sin su correspondiente lectura de contador de gas. Este trámite es obligatorio por ley y permite a las comercializadoras saber con exactitud cuánto estás demandando al suministro, para expedir las facturas.

Dicha medición solo es posible gracias al mencionado contador de gas; un dispositivo que se coloca durante la instalación del sistema, y que mide la cantidad de combustible que pasa por las tuberías.

Con ello tu compañía podrá saber cuánto consumes y hacer una estimación para futuros meses. Son estos datos los que, al mismo tiempo, facilitan la creación de datos nacionales y gráficas de evolución como la que puedes ver aquí debajo. Así de valiosa es la lectura de contador gas.

Consumo de gas natural en España | Statista

Dejando de lado el interés del Estado para estimar la demanda de suministros del mercado, la lectura de contador de gas te va a ayudar a ahorrar calefacción. Y es que si lo piensas, al final la gestión de la calefacción y el ACS la solemos hacer siempre a ojo.

Sabemos que si dejamos los radiadores encendidos 8 horas al día durante un mes entero después nos llegará a casa una factura bastante elevada. Pero no tenemos ni idea de si estamos gastando más que el año anterior o si es mucho en cantidades relativas.

Por todo ello, en este artículo queremos explicarte cómo leer el contador del gas, para que cuando te solicite el dato tu comercializadora, no andes llamando al servicio técnico con preocupación.

¿Qué es la lectura de contador de gas?

De acuerdo con IDAE, la vivienda española consume una media de 5097 kWh de gas al año. Esto es un cálculo que solo tiene en cuenta las casas que emplean la caldera para calefacción. Lo normal es que en el consumo se incluya el ACS y, a veces, la cocina. Así es el reparto:

consumo gas natural vivienda españa
DESTINO GAS NATURAL PORCENTAJE
SOBRE TOTAL
Calefacción 4522,89 kWh 57,1%
ACS 3025,82 kWh 38,2%
Cocina 372,29 kWh 4,7%

Si quieres saber cuánto gas natural consumes en tu casa vas a tener que recurrir a la lectura del contador de gas. Es decir, anotar la cantidad de metros cúbicos (m3) de gas utilizados. Pero ¿no estábamos hablando hasta ahora de kWh? Sí, no es un error.

El gas natural siempre se mide en m3. Para pasarlo a la unidad que interesa hay que utilizar un factor de conversión (fconv); la relación fijada por el BOE que se revisa todos los años y es de igual aplicación en el territorio español. GNL; butano, propano; cada gas tiene uno distinto.

  • Factor de conversión de gas natural: 11,70 kWh/m3

Eso quiere decir que por cada metro cúbico de gas natural consumido estás consiguiendo 11,70 kWh de energía (calor). A esta última cantidad se la conoce como Poder Calorífico Superior (PCS), algo que habrás visto en más de un artículo sobre calderas.

El caso es que para calcular cuánto gas has consumido, tu comercializadora multiplicará ese PCS por el tiempo o ciclo de facturación, y también por el precio fijado de kWh de gas natural.

Por esto el dispositivo (normalmente de membrana) es tan importante. Para hacer la lectura del contador de gas miras la pantalla y anotas los dígitos que aparecen a la izquierda de la coma. No tiene mucho más misterio.

Quién tiene que hacer la lectura de contador de gas

Leer el contador de gas no es otra cosa que apuntar la cifra de m3 que señala el dispositivo. La ley señala la obligación de las distribuidoras de llevar a cabo este trámite, pero no niega la posibilidad de que lo haga el propio usuario. Es un mínimo.

Esto último hace unos años era bastante complicado, pero con la llegada de Internet y la digitalización del sector, hoy en día es muy sencillo. Normalmente las empresas disponen de un apartado en sus webs para documentar la lectura del contador de gas.

Lo más seguro es que para hacer la lectura de contador de gas tengas que introducir los metros cúbicos, el periodo de facturación y añadir a todo esto una fotografía del contador. De esa manera la distribuidora se asegura de que la lectura se ha realizado sin errores.

Cuándo hay que hacer la lectura del contador de gas

No hay fechas marcadas en el calendario. La periodicidad de la lectura del contador de gas dependerá del momento en el que hayas dado de alta el suministro. En la normativa se dice que debe realizarse de forma obligatoria al menos una vez al año.

De todas formas, si vas a la web de tu distribuidora verás que te recomienda hacerlo una vez cada dos meses. Es un estándar generalizado en la industria porque es la única manera de garantizar la precisión de los datos.

  • Número de veces lectura de contador en vivienda: 6 lecturas al año
  • Número de veces lectura de contador en empresas/comunidades de vecinos: 12 lecturas al año

En este segundo caso el procedimiento se multiplica por dos siempre y cuando el consumo anual de gas sobrepase los 100.000 kWh. Por eso decimos lo de negocios, industrias y demás espacios terciarios.

En cuanto a la localización del contador, puede estar próximo a la caldera (dentro de la vivienda) o también junto al ascensor en zona común (identificado con el logo de la distribuidora y el día a entregar la información). La empresa te remitiría un formulario por correo para que lo devolvieses relleno.

Lectura estimada de contador de gas: ¿qué es?

Te pasas semanas o incluso meses recibiendo cartas pero no haces ningún caso. Aún así te pasan las facturas como si la distribuidora hubiera hecho la lectura de contador de gas. ¿Qué está ocurriendo?

Como comprenderás, las empresas no pueden depender de que los clientes les faciliten los datos de consumo. Imagínate qué pasaría si no pudieran cobrarte por carecer de ese dato. Por ese motivo existe una alternativa legal.

Nos referimos a la lectura estimada de contador de gas. La distribuidora realiza un cálculo aproximado de los metros cúbicos consumidos en el ciclo de facturación que le interese. Para ello utilizan algoritmos que manejan los datos de la última lectura real.

El problema de este método es que no es tan preciso como la lectura de contador de gas normal. Puede reflejar un consumo inferior al real pero también superior. No creas, claro, que eso variará lo que pagarás en las facturas. Tu comercializadora ya se asegurará de hacer correcciones a medio plazo.

Vamos, que te cobrará lo pendiente en meses posteriores o te rebajará la cuantía en las facturas que corresponda. Si ves cosas raras en tus cargos y no percibes una tendencia coherente, es probablemente por este motivo.

En EnergyGO trabajamos por que siempre tengas toda la información que necesitas sobre tu consumo. Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y asegúrate de que la energía que obtienes en casa es 100% limpia y además nacional.

LO + TOP
Artículos relacionados