Cuánto consume una manta eléctrica: datos y consejos

04 Febrero 2022 12:00 6 min

Es pequeña, portátil, se enchufa con un cable y la utilizamos en momentos muy específicos. Todo esto suele hacer pensar que utilizar la manta eléctrica sale gratis. Pero como todo aparato eléctrico, esto es completamente falso.

De hecho, si nos llevas un tiempo siguiendo, ya sabrás que la caldera eléctrica es el aparato más caro al que puedes optar para calentar tu casa. Cuando hablamos de calefacción, esta energía suele ser sinónimo de sobrecoste.

Claro que resulta práctica para segundas residencias y viviendas turísticas, pero no para el día a día. ¿Qué pasa? Que siguiendo este argumento, más de uno y de dos huyen a la calefacción de gas natural, y cuando ven que esta también cuesta dinero, se pasan a la manta eléctrica.

Seguramente tendrás amigos y familiares que no ponen nunca la calefacción y se pasan el día con mantas y colchas por casa. Es el primer paso para terminar cayendo en la falsa trampa de los calefactores portátiles y las mantas eléctricas.

Decimos "falsa trampa" porque aunque resultan muy prácticos para calentar una estancia en particular, llevan al error de creer que consumen poca electricidad. Vayamos a lo básico para que puedas evitarlo.

Qué es una manta eléctrica y cómo funciona

No tiene mucho misterio. Una manta eléctrica es una manta normal y corriente a la que se le ha colocado un aparato calefactor que funciona mediante resistencias eléctricas. El calor se almacena en el tejido y después entra en contacto con la cama y el cuerpo.

Para que la temperatura no se concentre en el mismo punto, estos dispositivos llevan repartidos por toda su superficie unos cables especiales. Manteniendo un voltaje bajo y seguro de unos 24 W, transportan el calor a la tela.

funcionamiento manta eléctrica
Patentados

Las mantas eléctricas suelen además venir equipadas con un termostato que permite controlar la temperatura. Los modelos más modernos incluyen programas automáticos que mejoran enormemente la seguridad de uso. ¿Quién no se ha quemado nunca con una de estas?

Este es uno de los puntos más importantes que has de tener en cuenta a la hora de comprar una manta eléctrica. Más que preocuparte de sus componentes, del precio o de las rebajas que encuentres en Internet.

Manta eléctrica y precauciones de seguridad

No hay datos oficiales, pero de acuerdo con fireservice, se calcula que las mantas eléctricas causan unos 5000 incendios al año en reino unido. Casi todas ellas están deterioradas por el uso y el desgaste. ¿Cada cuánto se recomienda cambiarlas?

  • Renueva tu manta eléctrica una vez cada 10 años.

Mucho cuidado si detectas que tu manta está deshilachada, tiene marcas de quemadura, elementos expuestos o arrugas y pliegues. La suciedad, los parches de humedad, las cintas desgastadas o los cables sueltos también son señales de alarma.

Durante años se pensó además que el uso excesivo de la manta eléctrica aumentaba las probabilidades de padecer cáncer, y hay estudios que la sitúan como un factor de riesgo importante para mujeres embarazadas.

Esto se debe a que el aparato genera un campo magnético estimado de 1000 nanoteslas, que en situación normal no es peligroso, pero que puede suponer un riesgo para determinados perfiles de personas:

  • Mujeres embarazadas
  • Diabéticos
  • Personas con marcapasos
  • Bebés y niños pequeños
  • Personas con insensibilidad congénita al dolor

Cuánto consume una manta eléctrica

Vamos a lo verdaderamente importante: ¿consume mucho una manta eléctrica? Como ya sabrás, todo depende. No es lo mismo utilizarla 4 horas al día que unos pocos minutos por la noche; tampoco consume igual un modelo nuevo que otro con 15 años.

En el mercado hay modelos para todos los gustos y colores. No nos referimos a la estética, sino a la potencia eléctrica. Lo más normal es que oscilen siempre entre los 50 y los 180 W. Mide bien esto en función del tamaño de tu cama o sofá.

La cosa es que, conociendo este dato —lo puedes consultar en la ficha técnica de la manta eléctrica— ya puedes hacer una estimación de lo que te está costando al día en términos de consumo. Te dejamos una tabla de referencia para tus reglas de 3.

image.png

Vatios

Tiempo

kwh

1 W

1 hora

0,001 kwh

2 W

1 hora

0,002 kwh

3 W

1 hora

0,003 kwh

4 W

1 hora

0,004 kwh

Vamos a suponer que tu manta eléctrica tiene una potencia de 100 W porque tienes una cama grande y no quieres quedarte corto. La utilizaste dos horas al día durante el pasado diciembre, con una tarifa PVPC contratada.

  • Los 100 W durante 120 minutos equivalen, siguiendo la tabla de arriba, a 0,20 kWh.
  • El precio medio de la electricidad en diciembre con PVPC fue de 0,253 €/kWh.

La manta eléctrica te costó ese mes (0,20 * 0,327405) un total de 0,06 euros. Es decir, 6 céntimos. Una cifra bastante baja porque es poco tiempo de uso y estamos acotando a 30 días.

Además no tenemos en cuenta los tramos horarios, que incrementan el precio de la energía consumida por la manta eléctrica durante las horas centrales del día, ni la temperatura a la que la estás utilizando.

Se trata solo de una aproximación para que puedas echar tus propios cálculos. Por lo tanto, no hay una respuesta exacta a la pregunta de cuánto consume una manta eléctrica.

PRECIO PVPC (OCU)

Mes

Precio kWh 2.0 TD


Media

Punta

Llano

Valle

Enero 2022

0,379751

0,291824

0,252581

0,295542

Diciembre 2021

0,367518

0,338967

0,287499

0,327405

Noviembre 2021

0,288404

0,264214

0,235438

0,25913

Octubre 2021

0,306411

0,280838

0,247199

0,272282

Cómo comprar la mejor manta eléctrica

Siempre puedes pasar de todo y comprar la manta eléctrica que más te guste por sensaciones. Pero si estás interesado en utilizar tu dinero de forma inteligente, te recomendamos que tengas en cuenta estos factores cuando cotillees Amazon:

  • Funciones: ya no solo que incluya la posibilidad de elegir la temperatura (en grados), sino que incluya varios termostatos, mando a distancia y hasta temporizador.
  • Tamaño: mide el tamaño de la cama y trata de aproximarte a ese valor. Si es una manta eléctrica con fines terapéuticos, te bastará con un modelo de pequeñas dimensiones. Ah, y cuidado con el peso (no te pases de los 3 - 4 kg).
  • Tejidos: esto es igual que en las mantas normales. La lana aísla y absorbe la humedad mejor, pero resulta más cara. El poliéster es más barato pero también peor a la hora de retener el calor. Intenta, ante todo, que sea transpirable.
  • Seguridad: fíjate bien en los certificados de calidad de la manta eléctrica, y busca en la ficha que tenga apagado automático a ciertas temperaturas y un buen sistema de protección contra el sobrecalentamiento.

En el precio de las mantas eléctricas no nos metemos. Ahí ya será de acuerdo a lo que puedas gastar. Lo normal es que sobrepase los 30 euros y que no exceda los 200. Presta atención a las opiniones de los usuarios y a las selecciones del editor.

Cuando la tengas, ya solo te quedará aposar por una tarifa eléctrica ajustada a tus necesidades. Entra en nuestra web o llama al 900 622 500 y complementa tu manta eléctrica con la energía 100% limpia y nacional de EnergyGO.

LO + TOP
Artículos relacionados