Mi termo eléctrico no funciona: averías más comunes

13 Abril 2022 11:00 4 min

No hay peor avería durante los meses de frío que la del termo eléctrico. Lo apuestas todo a este dispositivo pensando en ahorrar espacio y problemas frente a la caldera tradicional para ACS, y te encuentras con un problemón que te deja totalmente descubierto.

Bueno, pues es que al igual que el resto de electrodomésticos de casa, el termo eléctrico trabaja con resistencias para calentar el agua. Es un sistema tan susceptible a averías como cualquier otro. La cuestión es que su ausencia molesta mucho más que las demás.

Imagínate que madrugas para ir a trabajar, hace mucho frío en la calle y te vas a meter en la ducha antes de salir. Pero en ese momento te das cuenta de que no tienes agua caliente. ¿Entiendes ahora la magnitud del asunto? Por suerte se puede prevenir y solucionar.

Y de eso es justo de lo que te queremos hablar en este artículo. ¿No funciona el termo eléctrico? Vamos a poner el foco en las averías más frecuentes para que sepas por qué suceden. Ojo, que lo más seguro es que necesites ayuda del Servicio Técnico.

El termo eléctrico no calienta el agua

Como ya sabes, el termo eléctrico calienta el agua con unas resistencias localizadas en el interior del tanque. Si estas fallan, entonces no podrás obtener la temperatura que quieres cuando abras el grifo.

¿Qué podemos hacer? Pues no te va a quedar más remedio que sustituirlas. Lo ideal es que lo haga un experto, pero de tener conocimiento, considera cambiar junto a las resistencias, el ánodo de sacrificio; barra de magnesio que ofrece protección catódica galvánica.

termo eléctrico
Ánodo lleno de cal

Ojo porque el problema también puede estar en la sonda térmica de temperatura, el relé térmico de seguridad o en el propio termostato. Ahí ya te va a resultar más complicado ir descartando para dar con la avería. Unas manos expertas siempre te sacarán de dudas.

  • Termostato: lo más frecuente es desgaste o cortocircuitos provocados por la acumulación de cal. En ese caso la regulación podría ser defectuosa, con un consumo excesivo para lo que viene siendo habitual.
  • Sonda térmica: Aunque las resistencias y el termostato operan con normalidad, este sensor está marcando una temperatura del agua que no es real. Lo habitual es que marque una cifra superior y que por tanto mande la señal de que no es necesario encender la resistencia.

La luz salta cuando enciendo el termo eléctrico

Lo primero que tienes que hacer es revisar si tienes contratada la potencia eléctrica adecuada. Puede ser que los vatios del termo eléctrico se estén sumando a un total que excede el límite al que puedes aspirar en la vivienda. Si ese no es el problema, mucho cuidado.

Podría haberse ocasionado un cortocircuito por algún fallo eléctrico. Por mucho que subes el diferencial no consigues hacer que funcione el termo. Si el relé térmico de seguridad se ha quedado frito no tendrás más opción que llamar al servicio técnico.

Esto suele ocurrir porque la resistencia ha entrado en contacto directo con el agua y ¡pum!: cortocircuito al canto. Dicho componente viene protegido por una vaina que en ciertas ocasiones se perfora por elementos en el agua. Ahí no habrá más que cambiarla.

termo eléctrico
Resistencia de termo

El termostato salta pero el termo eléctrico no calienta

El termostato es el sensor encargado de activar y desactivar el termo eléctrico en distintas potencias. Mide la temperatura ambiente y la cruza con el dispositivo para alcanzar la mejor eficiencia. Si se avería, empezaremos a tener muchos problemas.

Tenemos un termo de trabajo y un termo de seguridad. El primero es el principal, y el segundo es el encargado de anular al primero en caso de que no pare de exigirle a las resistencias. Es decir, que permite evitar sobrecalentamientos.

termo eléctrico

Lo que debes saber es que, una vez interrumpido el termo de trabajo, hay que ponerlo en marcha manualmente. Este componente viene con un botón que hay que dejar pulsado. Pero primero debes llegar hasta ahí.

Abre el termo eléctrico con un destornillador, desmonta la tapa —casi siempre blanca—que tiene en la parte inferior y accede al termostato. Verás el mencionado botón de color rojo. Debe estar hacia dentro. De no ser así, mételo con la punta del destornillador.

¿Vuelve a cortarse el termo eléctrico otra vez? Hora de cambiar el termo al completo. De todas formas inspecciona el tanque porque podría estar lleno de incrustaciones calcáreas culpables de la activación del termo de seguridad.

El termo eléctrico gotea

Podría estar funcionando sin problemas pero perder agua. Para detectar fugas en tu termo eléctrico necesitas hacer revisiones visuales periódicas. Imaginémonos que estás en esa situación, que has pillado un goteo de líquido. Aquí hay tres posibilidades:

  • Fugas en la brida: Solo tendrás que sustituir la propia brida, la resistencia y el ánodo que tengas. Puede resultar molesto, pero es que todo va unido en un mismo conjunto.
  • Fuga en la válvula de seguridad: La presión en dentro del termo es demasiado elevada y por eso está saliendo el agua por aquí como vía de escape. Quizás la solución pase poor instalar una válvula reductora (la sobrepresión podría venir de la propia red de aguas).
  • Fugas en otros componentes: Podrías hacer de detective pero sería perder el tiempo. Es mejor que sustituyas el termo al completo.

¿No has encontrado la solución a la avería de tu termo eléctrico? Repasa las soluciones, porque el resto de incidencias no mencionadas son derivaciones de estos mismos supuestos. Y ojo, recuerda que en caso de duda siempre es mejor llamar al SAT.

En EnergyGO podemos proporcionarte la energía 100% limpia y nacional que necesita tu termo eléctrico. Llama al 900 622 500 o entra en nuestra web y empieza a disfrutar de agua caliente sin repercutirla en el medioambiente.

LO + TOP
Artículos relacionados