Acumulador de agua: funcionamiento, tipos y consumo

03 Marzo 2022 12:00 6 min

Aunque al hablar de frío e invierno solemos pensar directamente en la calefacción, lo cierto es que durante los meses de invierno el ACS (agua caliente sanitaria) puede llegar a suponer hasta un tercio de la factura energética. ¿Por qué entonces lo dejamos de lado?

Para muchos usuarios la solución a sus necesidades térmicas viene dada por la caldera, y como esta aglutina a las dos partidas, el esfuerzo de sostenibilidad y ahorro termina reduciéndose a la selección de un modelo más o menos modulante. "Elijo una caldera de condensación y listo".

Sí y no. Dependiendo de las características de la vivienda, quizás sea interesante valorar la instalación de un acumulador de agua. Estos tanques, a veces vistos como elementos vetustos de la instalación, siguen teniendo muchísimo valor en el frente del ahorro energético.

De hecho, tanto la normativa como los expertos ven a este depósito como un elemento clave de todo sistema de ACS, junto al generador (caldera/bomba de calor) y el sistema de intercambio (interacumulador y otros). Ahí el almacenamiento es clave para una buena eficiencia.

¿No tienes ni idea de qué te estamos hablando? No pasa nada. En este artículo te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre el acumulador de agua. ¿Cómo funciona? ¿De verdad merece la pena?

Qué es un acumulador de agua

El acumulador de agua es precisamente eso: un depósito protegido por un aislante térmico que permite almacenar el ACS de manera permanente para dar soporte al generador. A este puede acompañarle una caldera o bomba de calor de cualquier tipo.

Al hablar del acumulador de agua se suele confundir con el termo eléctrico. Pero ojo, son completamente distintos. Aunque ambos almacenan ACS, solo el segundo es totalmente autónomo. Es decir, que es capaz de calentar el agua por si mismo.

Termo eléctrico vs termo de gas: ¿Cuál gasta menos?

"No tengo acumulador de agua en casa y aún así me puedo duchar con ACS ¿cómo es posible?" Es verdad y no nos contradice. Este almacenamiento está pensado especialmente para sistemas que solo cuentan con calefacción, o para calderas mixtas en las que se quiera reducir el consumo.

Y justo ahí está la clave de todo: el acumulador de agua te permite disponer de ACS en cualquier momento sin necesidad de exprimir la caldera para que caliente el líquido. Por eso son tan interesantes en materia de ahorro energético.

Tipos de acumulador de agua

El acumulador de agua que vas a encontrar en el mercado variará en función del aislamiento equipado y de la presencia interna o externa del elemento intercambiador. Ambas cosas determinarán la eficiencia del aparato y los plazos de amortización tras la instalación.

  • Acumulador de agua según aislante: lo normal es encontrar o acero inoxidable estándar o acero con un recubrimiento vitrificado. En este segundo caso encontramos una mayor protección del tanque contra la corrosión.
  • Acumulador de agua según intercambiador: los hay puros, sin nada más en su interior que el propio ACS, y de tipo interacumulador, que incorporan en su interior el serpentín, haz tubular o sistema de acumulación de doble tanque.
tipos de acumulador de agua
Tipos de acumulador de agua | CaloryFrío

A este último respecto hay que entender una cosa básica del acumulador de agua. Y es que, aunque almacena ACS, debe ser capaz de ceder la baja temperatura del líquido estándar para recoger el calor que le llega desde el generador.

Por este motivo el acumulador nunca es un simple tanque de agua y ya está; siempre va acompañado de unas tuberías visibles o internas encargadas de transportar el ACS que envía la bomba o caldera. ¡Esa es la que calentará nuestro agua!

¿Tienes una bomba de aerotermia o paneles solares? Entonces te interesará apostar por un acumulador de agua bivalente. Este lleva un doble serpentín para introducir calor al tanque por dos vías al mismo tiempo valiéndose de la estratificación del agua (no intercambian propiedades).

Ventajas y desventajas del acumulador de agua

¿Merece la pena un acumulador de agua? Como ya te imaginarás, la respuesta es: depende. No es lo mismo vivir en un clima templado del sur de España, en una casa con pocos inquilinos y un consumo de ACS reducido, que una familia numerosa en Galicia, por ejemplo.

Tampoco se puede comparar un sistema con caldera de gas natural de baja eficiencia, que otro con una moderna caldera de condensación alimentada por algún tipo de energía renovable. La elección del acumulador de agua requiere por tanto de un estudio.

VENTAJAS DESVENTAJAS
Respalda al generador y
permite ahorrar energía
(especialmente en invierno).
Ocupa bastante espacio
en la instalación.
Es compatible con todo tipo
de generadores: bomba de calor,
caldera o sistemas híbridos.
Añade un sobrecoste tanto
de mantenimiento como de
adquisición al sistema.
Resulta más barato y eficiente
que un termo tradicional.
Requiere estar próximo a un
generador para funcionar.
Otorga confort al ofrecer
ACS inmediato en cualquier
momento.
Permite demandar calefacción
y ACS al mismo tiempo sin
perjudicar la temperatura
de los emisores.

Lógicamente, si tienes una caldera solo de calefacción y estás pensando en añadir ACS, te va a salir siempre más barato instalar un acumulador de agua que cambiar todo el sistema junto al propio generador. Los precios de estos tanques van desde los 250 hasta los 400 euros.

Consejos para comprar un acumulador de agua

Además del coste, a la hora de elegir un acumulador de agua debes fijarte en su etiqueta de eficiencia energética: sí, estos aparatos también la llevan. Desde 2015 los fabricantes están obligados a señalar las pérdidas de energía de los modelos. Es decir, de calor.

etiqueta eficiencia acumulador de agua

Esto solo aplica a los acumuladores de agua de 2000 o menos litros, pero vienen a ser la totalidad de los que se venden para el ámbito doméstico (inferiores a los 500 litros). Se mide en W y viene definido por unos valores algo complicados de explicar.

De todas formas te dejamos aquí debajo una tabla para que preguntes al responsable de la tienda a la hora de comprar uno. Lógicamente, debes apuntar hacia la "A", siempre que sea posible.

TIPO DE ACUMULADOR DE AGUA POR ETIQUETA
VOLUMEN (L) A B C D E F G
2000 84 W 117 W 163 W 214 W 274 W 346 W 379 W
1000 66 W 91 W 127 W 167 W 214 W 269 W 295 W
800 61 W 84 W 118 W 154 W 197 W 248 W 272 W
500 52 W 71 W 100 W 131 W 168 W 211 W 231 W
300 43 W 60 W 84 W 110 W 141 W 177 W 194 W
200 38 W 53 W 74 W 97 W 123 W 155 W 170 W
150 34 W 48 W 67 W 88 W 113 W 141 W 155 W
100 30 W 42 W 59 W 78 W 99 W 124 W 136 W

¿Listo para comenzar a ahorrar? Acompaña a tu caldera de un buen acumulador de agua y de una energía a la altura de la necesidad de eficiencia. Llama al 900 622 500 o entra en nuestra web y disfruta de tu ACS con la electricidad 100% limpia y nacional de EnergyGO.

LO + TOP
Artículos relacionados