Toallero radiador: consumo y otras cosas que debes saber

10 Enero 2022 13:00 6 min

Hasta hace no muchos años eran toda una rareza en los baños de las casas; hoy son más que habituales como elementos de innovación en lo que a eficiencia energética se refiere. ¿Tienes un toallero radiador en casa? ¿Sabes cómo funcionan y cuánto consumen?

Aunque en un principio no son más que emisores como cualquier otro radiador de la vivienda, sus formas y objetivos de funcionamiento los hacen merecedores de una explicación aparte. Y es que sí, como ya te puedes imaginar, no hay una sola clase.

Los toalleros radiadores también se rigen por las diferencias energéticas de electricidad y gas. No es lo mismo un toallero eléctrico que uno operado por agua como los demás radiadores del hogar.

De ahí se desprenden el resto de diferencias a tener en cuenta a la hora de instalar uno de estos aparatos en el baño. Es una cuestión energética que merece la pena afrontar si queremos ahorrar calefacción durante todo el año.

Porque, efectivamente, al margen de la comodidad que otorga entrar a la ducha en invierno con el baño ya caliente, el radiador toallero permite beneficiarse de otras muchas ventajas frente al ahorro en la factura.

Qué es un radiador toallero de agua caliente

Aquí no hay mucho misterio. El radiador toallero de agua caliente funciona igual que el resto de emisores de la casa. Está formado por unas tuberías —con forma de toallero— por las que pasa el agua caliente que llega desde la caldera de la vivienda.

Su principal diferencia radica en que sobre ellos se pueden colocar las propias toallas del baño. Eso le confiere una doble funcionalidad: calentar la estancia y secar las telas colgadas sobre él.

Por eso no se puede entender al toallero radiador como un simple radiador; su consumo será idéntico al del resto de emisores, pero su efectividad diferirá por tener que repartir el esfuerzo energético entre las dos funciones mencionadas.

¿Merece la pena instalar uno? Bueno partiendo del hecho que los baños ya poseen de serie uno o más radiadores, la respuesta es un sí rotundo. Ganarás practicidad sin perder espacio.

radiador toallero de agua caliente
VENTAJAS DESVENTAJAS
Secan las toallas además de
calentar el baño.
Su instalación es algo compleja
y requiere de intervención profesional.
Permiten ahorrar agua caliente
de la ducha al reducir el tiempo
que se mantiene el grifo abierto
para calentar el baño.
Confieren una falsa sensación de ahorro
funcionando con una temperatura de
confort superior a la del resto de la
vivienda.
Se aprovechan de la eficiencia
de la caldera (si esta es de
condensación).
Comparativamente son más caros de
adquirir con los toalleros eléctricos.
Algunos modelos cuentan con
termostatos individuales para
hacerlos funcionar el resto
del año.

Qué es un toallero eléctrico

El toallero eléctrico es la alternativa perfecta para aquellos que no quieren meterse en reformas complicadas y buscan un emisor que cumpla funciones similares a las del calentador de toda la vida.

Como ocurre con el resto de aparatos que funcionan con electricidad, estos radiadores son mucho más baratos de instalar y de adquirir. Se enchufan individualmente a la corriente y caldean el baño gracias a unas resistencias internas.

Por lo demás, con ellos conseguirás los mismos beneficios que con los radiadores toalleros de agua caliente; elevarás la temperatura de la estancia al tiempo que secas y calientas las toallas colgadas.

De igual manera, el toallero eléctrico también viene penalizado por las mismas cuestiones que ya hemos visto en otros aparatos similares. Su eficiencia no es la mejor del mundo, y a la larga suponen un sobrecoste de consumo por el precio de la electricidad.

Es verdad que siempre puedes desplazar las duchas a la tramo de hora valle, pero ni con las tarifas más económicas lograrás el gasto que ofrece la alternativa de gas natural. ¿Para qué si son útiles?

  • Usos espontáneos.
  • Segundas residencias.
  • Viviendas en zonas con climas templados.
funcionamiento radiador toallero

Al margen de esto, en el frente eléctrico sí tenemos distintas tecnologías. Es decir, que vas a poder escoger entre distintos tipos de toalleros eléctricos. Como alternativa a los radiadores de convección, tenemos:

  • Toalleros eléctricos por ventilador: ofrecen una efectividad heterogénea por la emisión parcial que entrega el ventilador incorporado. Eso sí, calientan el baño en un periquete.
  • Toalleros eléctricos radiantes: funcionan con placas que tardan más en calentar el baño a cambio de secar y preparar las toallas en mucho menos tiempo. Normalmente son más eficaces en uno de sus lados.
  • Toallero eléctrico por tubo: trabajan con un fluido caloportador similar al agua caliente vista en el radiador toallero que opera mediante caldera. Aquí, claro, se mantienen las resistencias como fuentes de calor.
toallero eléctrico
VENTAJAS DESVENTAJAS
Elevan la temperatura del baño más rápido
que sus homólogos de agua caliente.
Al funcionar con electricidad resultan
mucho más caros en cuanto a gasto
en las facturas.
Se ofrecen con una multitud de tecnologías
diferentes: adaptables a más tipos de
usos y viviendas.
Son bastante menos eficientes que los
toalleros de agua caliente al operar
de manera individualizada.
Mucho más baratos: su precio de instalación
y de adquisición en el mercado es el más
asequible en cuanto a toalleros se refiere.
La relación coste-eficiencia depende
del tipo de material de construcción:
y los más interesantes también son
los más caros.
Fáciles de utilizar: funcionan como un
calentador eléctrico tradicional.
El mantenimiento es más sencillo y
económico.

¿Cuál gasta menos? ¿Hay un radiador toallero eléctrico de bajo consumo?

No hay mucha discusión: si ya tienes una buena caldera en casa porque te has preocupado en cambiarla e invertir en su mejora, tu elección siempre habrá de ser el radiador toallero de agua caliente.

Te saldrá más rentable aunque su instalación sea cara. Piensa que aprovecharás la eficiencia de la propia caldera y que no caerás en la irregularidad de precios del mercado eléctrico. Ahora bien, ¿qué pasa si prefieres el toallero eléctrico?

Puede que te encaje mejor por el tipo de uso que le vas a dar, porque vives en una zona que no es muy fría, o porque vayas a recurrir a él en ocasiones muy particulares. En ese sentido, tenemos que decirte que hay un radiador toallero eléctrico de bajo consumo.

Nos referimos al toallero eléctrico de aluminio o de acero inoxidable. Estos últimos son los más eficientes pero también los más caros. Mira siempre su etiqueta de eficiencia térmica antes de instalarlo, y dale prioridad a la alternativa mixta.

Sí, hay un toallero radiador que utiliza tanto agua caliente como electricidad. Se puede alternar su funcionamiento según necesidades, aprovechando las ventajas tanto de una energía como de la otra.

En cualquier caso, estudia el tamaño de tu baño y valora las necesidades energéticas del mismo. Por norma general se calculan unos 100 W de potencia por metro cuadrado. Así una estancia de 12 m2, por ejemplo, requerirá o toallero al menos de 1200 W.

¿Ya has elegido toallero eléctrico? En EnergyGO podemos respaldarte con la energía 100% limpia y nacional que estás buscando. Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y déjate confortar por una alternativa energética responsable.

LO + TOP
Artículos relacionados