Calefacción por aerotermia: definición, precios y opiniones

11 Enero 2022 12:00 6 min

Calor en invierno, frío en verano y un ahorro permanente todo el año alineado con el compromiso con el medioambiente. No estamos hablando de un animal mitológico sino de la aerotermia; la alternativa de energía sostenible que año tras año va ganando terreno en los hogares.

Aunque su despegue comenzó hace relativamente poco, a finales de 2020 se estimaba que el 10% de todos los sistemas de calefacción instalados ya eran de aerotermia. Para finales de la década se calcula que hasta un tercio de los usuarios estarán apostando por ella.

¿Cuál es exactamente el atractivo? A simple vista podríamos hablar de una tecnología capaz de generar tanto frío como calor captando la energía del aire. En la práctica estamos ante una tecnología capaz de extraer hasta el 75% del rendimiento de la materia prima.

Ninguna locura es afirmar que, efectivamente, la aerotermia es el sistema de climatización más eficiente del mercado. Al menos actualmente. Ya no lo comparamos con la electricidad; es que gana hasta frente al gas natural con un 25% de margen, y al gasoil con un 50% de mejora.

¿Vas viendo por dónde vamos? En EnergyGO defendemos el consumo responsable de energía a capa y espada. No podemos dar la espalda a algo tan increíble como los radiadores por aerotermia. Así que sumerjámonos en este mundillo.

¿Qué es la aerotermia?

No tiene mucho misterio. Como ya hemos dicho, se trata de un sistema de calefacción y climatización operado por una bomba de calor inverter. Esta, a diferencia del aire acondicionado, donde se emplea aire-aire como expansión, trabaja además con agua.

Es decir, que tenemos una parte en la que opera igual, intercambiando temperatura del exterior con el interior, y otra que aprovecha un circuito de agua para generar calor prácticamente de forma gratuita.

¿Por qué se dice que es renovable? Para que te hagas una idea, de ese sistema, la aerotermia consume nada más que un 25% de energía eléctrica. El resto corresponde a la propia energía renovable que se extraer del propio aire anteriomente mencionado.

No nos vamos a meter en cuestiones técnicas, pero si recuerdas el funcionamiento del aire acondicionado entenderás el de esta tecnología. Al final seguimos teniendo un ciclo termodinánico operado por un líquido refrigerante operado por un compresor a muy bajas temperaturas.

Para enfriar la casa el fluido captará el calor del interior, se volverá gaseoso, y al salir al exterior volverá a líquido desprendiendo la temperatura absorbida. Y al revés para calentar; pasando a líquido en interior y a gaseoso en exterior.

Lo que de que la aerotermia aporta más energía de la que consume depende mucho del modelo del aparato. Toshiba asegura que para un equipo de rendimiento 4,5 se aportan 4,5 kW de potencia calorífica por kW consumido de electricidad. "Por tanto el 75% de la energía aportada es gratuita".

(*la eficiencia de la bomba de calor se mide mediante el coeficiente de operación o SCOP. Es decir, la cantidad de kWh capaz de generar por kWh consumidos. La SCOP suele variar entre 2 y 6).

¿Cómo funciona la calefacción por aerotermia?

La bomba de calor comienza a extraer la energía del aire exterior. Este pasa por un circuito interior por el que circula el refrigerante. En la entrada del mismo se encuentra el evaporador, justo el sitio donde se produce el cambio de estado y el intercambio de temperaturas.

¿Qué es lo siguiente? Claro, el famoso compresor. El refrigerante, que ha pasado a estado gaseoso al recoger el calor del exterior, aumenta su presión (y su temperatura). Y de ahí, ahora sí, llegamos al condensandor.

image.png

Este aparato hace las veces de intercambiador de calor. El refrigerante vuelve una vez más a ceder la temperatura y pasa a líquido recorriendo el camino inverso para repetirlo una vez más. Ese calor entregado es el que se utiliza para calefacción y ACS.

Ah, no nos olvidamos de mencionar la válvula de expansión. Como el aire interior está demasiado caliente para regresar al evaporador, pasa antes por este compartimento que reduce su presión y su temperatura.

Ventajas y desventajas de la calefacción por aerotermia

Aunque es fácil deshacerse en elogios hacia los radiadores por aerotermia, lo cierto es que esta tecnología no es perfecta. Ninguna lo es. Por eso, a la hora de escoger un sistema de calefacción eficiente, hay que saber poner sobre la mesa todos los pros y contras.

CALEFACCIÓN POR AEROTERMIA
VENTAJAS DESVENTAJAS
Es el sistema más eficiente del
mercado: consume un 25% menos de
energía que el gas natural.
Instalación cara: aunque se amortiza
a largo plazo, el coste de la aerotermia
puede ascender a los 12.000 euros. En
gas natural son unos 4500 euros (vivienda
de 100 m2).
Amparada por reglamento: está
recogida como renovable por la UE
y por el CTE (Código Técnico de la
Edificación).
No es apta para todas las viviendas: requiere
de un aparato en el exterior de la fachada
que no siempre es fácil de instalar.
Sustituye a todos los sistemas de
climatización: tanto al aire acondicionado
como a la caldera de calefacción y ACS.
Pierde parte de su eficiencia en climas muy
fríos; el consumo de electricidad se eleva.
Su instalación y su mantenimiento son
muy sencillos.
Para sacarle partido es necesario instalar
o radiadores de baja temperatura o suelo
radiante (con el sobrecoste que ello conlleva).
Permite prescindir completamente
del gas sin caer en el sobrecoste
excesivo de la electricidad.
Si ya se cuenta con una instalación de
gas natural y una caldera de condensación
eficiente, la aerotermia no sale rentable.
Limpia: genera unos 70 gramos de CO2/kWh
frente a los 215 de la caldera de gas natural
y los 250 de la caldera eléctrica.

¿Cuánto consumen los radiadores por aerotermia?

Ante todo hay que recordar que la bomba de calor puede llegar a consumir 1kWh de electricidad y entregar a cambio 4kWh de energía térmica. Es decir, nos regala un 400% de eficiencia energética. Los radiadores por aerotermia salen casi gratis.

Ahora imagina que combinas el sistema con paneles fotovoltaicos. Obviamente estarías sumando unos 5000 euros de coste a la instalación, pero entonces sí que tendrías un verdadero ahorro sobre otras alternativas (casi un 80% frente a la caldera eléctrica).

Para saber cuánto consumen los radiadores por aerotermia hay que tener en cuenta el tamaño de la vivienda, las horas de utilización y el momento del día para ello. Resulta complicado dar una cifra exacta, pero podemos guiarnos por los modelos de Toshiba.

Sistemas

Temperatura agua

SCOP

Clase energética

Potencia calefacción

Potencia refrigeración

Estía Mural 4

hasta 55º

4,53

A+++ (frío) / A+++ (calor)

4 kW

4 kW

Estía Mural 6

hasta 55º

4,58

A+++ (frío) / A+++ (calor)

6 kW

5 kW

Estía Mural 8

hasta 65º

4,45

A+++ (frío) / A+++ (calor)

8 kW

6 kW

Estía Mural 11

hasta 65º

4,55

A+++ (frío) / A+++ (calor)

11 kW

8 kW

En ese caso solo tendrías que multiplicar la potencia de tu aparato —reflejada en la ficha técnica— por el tiempo de utilización y el precio medio de la electricidad durante ese día. Así sabrás lo que te cuestan los radiadores por aerotermia.

Dejando de lado los números, esta tecnología es perfecta para aquellos que están dispuestos a invertir y apostar por la eficiencia energética. No hay una alternativa más sostenible que la calefacción por aerotermia.

Si a eso sumas una energía 100% limpia y nacional, entonces sabrás que estás trabajando en la buena dirección. Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y da el primer paso con EnergyGO.

LO + TOP
Artículos relacionados