Calefactor eléctrico: consumo, ventajas y desventajas

09 Diciembre 2021 - Actualizado 07 Febrero 2023

Prácticos, ligeros, adaptables y sobre todo baratos. El calefactor eléctrico es uno de los aparatos de calefacción más recurrentes en todos los hogares españoles. Y claro, por algo será. Pero como ya sabrás, no hay ninguna tecnología ni alternativa energética libre de contras.

Los calefactores eléctricos calientan rápido un espacio pequeño pero ojo porque si lo usas con frecuencia puede darte algún susto en la factura de la luz”, señalan desde OCU.

Efectivamente, aunque son útiles para acomodar un baño o una habitación pequeña, pueden resultar muy peligrosos en términos económicos si los generalizamos para toda la vivienda. Es un problema recurrente en aparatos eléctricos que en este caso se acentúa todavía más.

Esto no significa que debas desterrar el calefactor eléctrico, pero sí que es importante aumentar precauciones y tener siempre en mente la filosofía del ahorro de energía que no dejamos de recordar en EnergyGO.

Para eso obviamente necesitas conocer un poco del consumo y de las ventajas y las desventajas del calefactor eléctrico. ¿Tienes uno de estos en casa? Entonces sigue leyendo porque lo que te vamos a contar te interesa.

¿Qué es un calefactor eléctrico?

Como su propio nombre indica, un calefactor eléctrico es un aparato que utiliza la corriente para elevar la temperatura ambiente. Lo hace utilizando la electricidad para calentar una resistencia interna, y un ventilador con el que empuja el aire a través de dicho componente.

Por eso, a diferencia de otros emisores tradicionales, como los radiadores de toda la vida, este aparato hay que orientarlo y colocarlo de forma estratégica si queremos que cumpla su cometido de forma correcta.

Los hay de todos los tamaños y potencias; pequeños de bajo consumo para baños, o grandes para estancias comunes de la casa. Si nos ponemos pejigueros, hasta lo que tenemos en el coche es un calefactor eléctrico (su funcionamiento es el mismo).

Pero claro, en ese caso la energía utilizada proviene de una batería que se recarga aprovechando la energía cinética del motor. En los que compras para tu vivienda hablamos de un esfuerzo que repercute directamente en la factura eléctrica.

Tipos de calefactores eléctricos

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del calefactor eléctrico? Para responder a esa pregunta tenemos que distinguir entre las distintas tecnologías actuales. Los que conocemos de toda la vida son los termoventiladores, pero hay muchos más.

Para salir de dudas nos guiamos con la información que presenta la OCU tras investigar el mercado y analizar todas las ofertas disponibles.

Calefactor termoventilador

Es el que ya hemos mencionado; ese aparato que calienta una resistencia y expulsa el aire caliente mediante un ventilador. Como ya sabrás, es ligero y calienta a gran velocidad. Además, aunque lo pongas delante de un objeto no corres el riesgo de incendio.

Esta efectividad tiene su lado negativo. El calefactor termoventilador consume una gran cantidad de energía. “Consume tanta potencia que si en tu contrato tienes solo 3kW, no lo podrás usar al mismo tiempo que un secador de pelo”.

Eso por no hablar de que hace mucho ruido y que si se mantiene encendido durante mucho tiempo acaba recalentándose. De ahí que solo se recomiende para espacios pequeños y momentos muy puntuales. Por ejemplo, cuando nos vamos a la ducha.

Calefactor termoconvector

Funciona de forma similar al calefactor termoventilador pero es mucho más silencioso y manejable. Además, como prescinde del ventilador puede funcionar durante más tiempo sin sobrecalentarse. Es la opción ideal para una habitación o una estancia de convivencia.

Evidentemente, no todo son ventajas. Al pasarse a la convección que ya conocemos de los radiadores convencionales, el calefactor termoconvector sí es capaz de quemar. Su ubicación por tanto es importante (no se recomienda para el baño).

Modelos hay muchos, pero la OCU nos dice que la media está en torno a los 45 euros. Ya imaginarás que cuanto más te cueste, más comodidad conseguirás (y probablemente ahorro a largo plazo).

Otros emisores eléctricos que no son calefactores

No nos equivocaríamos si decimos que las estufas y los radiadores de aceite son calefactores eléctricos. Al fin y al cabo calientan utilizando la electricidad. Sin embargo, para no complicar más las cosas los vamos a dejar fuera de esta clasificación.

Pero que sepas que presentan ventajas y desventajas similares. Son caros de utilizar por el precio de la electricidad, y solo resultan interesantes en circunstancias muy particulares. ¿Tienes estos aparatos para calentar toda la casa? Ya puedes ir buscando alternativas.

Consumo del calefactor eléctrico

Apostar por un calefactor eléctrico como sistema de calefacción principal para un hogar puede suponer un incremento de hasta el 50% en la factura de la luz. ¿Creías que dejando de encender los radiadores ibas a ahorrar?

Este aparato demanda corriente de forma constante y dispara el consumo de forma exagerada. Por eso somos tan insistentes con el tema de encenderlos en momentos puntuales. Si tienes frío en una habitación, abrígate más, coloca una alfombra o simplemente baja la persiana y cierra la puerta.

Como bien sabes, no es fácil centrar un único consumo del calefactor eléctrico. Para calcular el del tuyo debes tener en mente los tres elementos constantes que sacamos a la palestra con todos los electrodomésticos:

A nivel general, la energía es equivalente a la multiplicación de la potencia por el tiempo de utilización. Consulta la ficha técnica del calefactor eléctrico para conocer sus W, y haz una estimación de uso repasando tus hábitos.

Después lo único que tendrás que hacer será consultar el precio medio de la electricidad en el mercado mayorista durante el periodo de tiempo que quieras conocer. Desde Reformas Málaga nos dejan una tabla de referencia muy interesante.

Potencia calefactor (W)

Tiempo de uso

Gasto energético diario (kWh)

Gasto diario en euros (€)

600 W

5

3

0,39

700 W

5

3,5

0,46

800 W

5

4,0

0,52

900 W

5

4,5

0,59

1000 W

5

5,0

0,65

1100 W

5

5,5

0,72

1200 W

5

6,0

0,78

1300 W

5

6,5

0,85

1400 W

5

7,0

0,91

1500 W

5

7,5

0,98

1600 W

5

8,0

1,04

1700 W

5

8,5

1,11

1800 W

5

9,0

1,17

1900 W

5

9,5

1,24

2000 W

5

10

1,30

Consideramos un tiempo de uso de 5 horas, lo que obviamente es algo exagerado. Si tu caso es distinto no tienes más que sustituir los datos de la tabla. Ten en cuenta que estimamos un precio medio de la electricidad de 0,13 €/kWh. A 9 de diciembre este se sitúa en los 0,28€.

En EnergyGO apostamos por un uso responsable de la energía. Por eso, si estás pensando en comprar un calefactor eléctrico, no olvides su consumo ni los consejos de ahorro con los que comulgamos.

Acompaña tu necesidad energética con una electricidad 100% limpia y nacional. Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y supera este invierno sin tener que coserte los agujeros de los bolsillos del pantalón.

LO + TOP
Artículos relacionados