Cómo ahorrar en las horas valle de luz sin problemas

28 Septiembre 2021 11:00 8 min

El pasado 1 de junio de 2021 entró en vigor un nuevo sistema de peajes que cambió por completo lo que entendíamos por factura de la luz. Los precios dejaban de ser estáticos y pasaban a depender de horas del día. Era la famosa discriminación horaria.

Antes de este cambio, las tarifas podían tener un único peaje de acceso durante todo el día (lo que se paga para cubrir costes del sistema y tener derecho a corriente) o dos peajes distintos. Ahora solo existe la tarifa 2.0TD que unifica todo eso en tres peajes fijos.

Los días se dividen en tres tramos distintos identificados por sus precios; a las horas de más consumo la electricidad será más cara, y en las de menos pues más barata. Con la nueva normativa, por tanto, sale a cuenta cambiar hábitos para ir a contracorriente.

Periodo

De lunes a viernes

Fines de semana

Horas punta

10-14h y 18-22h

-

Horas llano

8-10h, 14-18h y 22-00h

-

Horas valle

00:00-08:00h

24 horas

¿Quieres saber cómo ahorrar en las horas valle de luz sin morir en el intento? Si ya lo has intentado sin mucho resultado, sigue leyendo porque esto te interesa.

Precio de la luz en España

Cambiar de hábitos energéticos es una quimera

Ahora bien, no es tan sencillo como darle la vuelta a la tortilla para ahorrar. Si tenemos unos hábitos de consumo específicos es por algo. No enchufamos media España la lavadora entre las 6 y las 9 de la noche por gusto.

El trabajo, la familia y el resto de tareas del día a día nos obligan a gastar más o menos electricidad en cada momento de la jornada. “Levántate a las 2 de la madrugada y pon la lavadora”. Bueno sí y no.

Podrías hacerlo un día, pero no mantener esa rutina durante mucho tiempo. Y aunque fueras capaz, no sería justo sacrificar sueño y descanso por un cambio normativo fijado desde el ámbito ejecutivo y legislativo.

Por suerte hay soluciones alternativas. La tecnología nos puede ayudar mucho en este reto, y más cuando hablamos de apuntar hacia los momentos del día más asequibles.

¿Cuánto se ahorra exactamente en la hora valle de luz?

Llevamos meses escuchando eso de que hay que adaptar nuestros hábitos de consumo para ahorrar.

Pero ¿de cuánto ahorro estamos hablando? ¿Merece la pena el esfuerzo a final de año? Para responder esto miramos los precios del mercado mayorista el pasado 24 de septiembre.

Hora

Precios en €/kWh

00hr

0,20167 €/kWh

01hr

0,19331 €/kWh

02hr

0,18356 €/kWh

03hr

0,1824 €/kWh

04hr

0,18849 €/kWh

05hr

0,18937 €/kWh

06hr

0,20315 €/kWh

07hr

0,21298 €/kWh

08hr

0,23725 €/kWh

09hr

0,23474 €/kWh

10hr

0,2428 €/kWh

11hr

0,24304 €/kWh

12hr

0,24273 €/kWh

13hr

0,24286 €/kWh

14hr

0,23098 €/kWh

15hr

0,22824 €/kWh

16hr

0,23031 €/kWh

17hr

0,23111 €/kWh

18hr

0,24057 €/kWh

19hr

0,24994 €/kWh

20hr

0,26052 €/kWh

21hr

0,25898 €/kWh

22hr

0,23813 €/kWh

23hr

0,23186 €/kWh

Si quieres saber cómo funciona el mercado y por qué varían así los precios en función de la oferta y la demanda, puedes leernos en este otro artículo que publicamos hablando de la subida de la luz y las medidas del gobierno.

Aquí lo importante es que veas las diferencias de precio en función de la hora del día. Recordemos que la hora valle va desde la medianoche hasta las 8 de la mañana. Vamos a hacer un pequeño experimento.

Tomamos por ejemplo el precio del kWh de las 2 de la madrugada, el que muchos usan para decirte que ahorres, y lo comparamos con otro más normal: el de las 20:00 horas. ¿Qué diferencia hay?

Si nocturnas pagarás el kWh hora a 0,18356 euros, y si esperas a volver de trabajar tendrás que abonar 0,26052 euros. Son 0,07696 euros más, o puesto de forma clara: un incremento de nada menos que el ¡29,54%!

Es una media, por supuesto. Habrá días que la diferencia será mayor y días en los que será menor. Lo que hay que entender es que en la hora valle siempre pagaremos menos dinero; sea el día que sea y en el mes del año que caiga.

¿Qué podemos hacer para acercar la mayor cantidad de consumo eléctrico a la hora más barata? Ya te adelantamos de que es imposible hacerlo perfecto, pero cualquier centímetro que avances se convertirá en ahorro.

Partimos de datos de la OCU: “se considera que ahora mismo un consumidor medio ya se realiza el 29% del consumo en horario punta, el 26% en horario llano y un 45% en horario valle, con los hábitos actuales”.

Consejos para ahorrar en la hora valle

Si no hacemos nada probablemente no aprovechemos ni un solo minuto de la hora valle. A lo mejor te levantas a las 7 de la mañana para ir a trabajar, pero lo poco que consumas ahí casi no tendrá repercusión en la factura.

El ahorro verdadero está en el traslado de hábitos. Es decir, en mover actividades de mucha demanda energética a esa franja horaria. Y para eso tenemos que echar mano de la tecnología y del ingenio.

Programa los electrodomésticos

La mayoría de aparatos ya cuentan con funciones de programado que permiten marcar horas concretas del día para que empiecen a funcionar. Evidentemente ahí no incluimos ni al frigorífico ni al congelador, que tienen que estar funcionando en todo momento.

Nos referimos más al lavavajillas o la lavadora. Puedes ajustarlos para que uno inicie su ciclo de lavado a las 02:00 y el otro a las 04:00, por ejemplo. Intenta que no coincidan ambos por cuestiones de ruido. Podrás cerrar la puerta de la cocina, pero el vecino se quedará sin dormir.

Para hacer esto lo único que debes recordar es dejar la ropa o la vajilla preparada, con su pastilla y demás. El aparato hará el resto. ¿Qué pasa si tengo electrodomésticos más antiguos que no tienen programado?

En ese caso tendrás que esperar al fin de semana. Recuerda que tanto el sábado como el domingo al completo también son días del horario valle, y por tanto tienen precios igualmente bajos. Pon todas las lavadoras que puedas para luego no echar en falta ropa durante la semana.

El ahorro total podría alcanzar 574 euros (al año) si usaras siempre tus electrodomésticos en horario valle (recuerda que incluye todo el fin de semana), en vez de hacer el 100% de ese consumo en horario punta”, señala la OCU.

¿Qué hacemos con la cocina?

A nadie se le ocurriría ponerse a cocinar la comida del día siguiente a las 3 de la madrugada. Por eso lo que recomendamos para ahorrar con la vitrocerámica y con el horno es que te pases un día del fin de semana en la cocina.

Es decir, que, por ejemplo, hagas la compra de la semana siguiente el viernes después de salir de trabajar, y el sábado por la mañana hagas una lista con todos los platos a cocinar. Así el domingo solo tendrás que ponerte manos a la obra un par de horas.

Es lo que en el mundo anglosajón se conoce como batch cooking. Aunque hay una alternativa más cómoda (y bastante más cara): usar un robot de cocina. Algunos modelos permiten programar cocciones lentas para según que recetas. Como ves, es un truco limitado.

Haciendo todo esto ya estarás ahorrando. Solo con el horno, por ejemplo, las cifras que se manejan son de unos 25 euros al año. Nada despreciable.

Traslada el consumo inevitable a las proximidades de la hora valle

Hay cosas que no podrás mover por mucho que quieras. Las bombillas las tendrás encendidas hasta que te vayas a dormir, pero trata de poner la luz lo más tarde posible, e ir apagándolas al mínimo necesario.

Si vas a utilizar el ordenador o cualquier otro dispositivo, ver la televisión o jugar a la videoconsola, trata de hacerlo a partir de las 10 de la noche, y cuando se pueda con el modo de eco encendido (brillos de pantalla y demás al mínimo).

Traslada las duchas matinales por nocturnas. Hazlo justo antes de dormir y ahorrarás tanto con el secador de pelo como con el calefactor, las luces y el resto de aparatos que pondrás en marcha.

¿Y qué hay de la calefacción eléctrica? En invierno lo más recomendable es tratar de aprovechar el calor del sol durante las horas centrales del día, y poner en marcha el termo en momentos más baratos, para que se acumule el calor (revisa el aislamiento y no abras ventanas).

Hay otros muchos consejos que puedes seguir, pero al final de lo que se trata es de sentarse, reflexionar tranquilamente sobre el consumo, y adoptar estrategias. No te olvides tampoco de revisar la potencia contratada para ver si puedes ahorrar también por ahí.

En cualquier caso, sea cual sea la duda que tengas en EnergyGO podemos ayudarte a resolverla. Entra en nuestra web o llama al 900 722 600 y empieza a disfrutar ya de una energía 100% limpia y nacional.

Además, hasta el próximo jueves 30 de septiembre, si decides dar el paso disfrutarás de un descuento de 50 euros en tu factura de la luz, repartidos en 5 descuentos de 10 euros al mes durante los primeros cinco meses desde la activación.

LO + TOP
Artículos relacionados