Consejos para un consumo responsable: Navidad sostenible

10 Diciembre 2021 12:00 5 min

El frío, la compra de regalos y comida, los eventos sociales, los adornos; en Navidad todo nos invita a gastar más dinero tanto en bienes y servicios como en energía a nivel general. No es una sensación, sino datos contrastados.

De acuerdo con REE, el hogar español consume de media —dejando de fuera variables como el número de convivientes o la localización— nada menos que 3272 kWh/año de electricidad. Eso son unos 270 kWh de energía al mes. Claro, siempre que la media nos sirviera.

Y es que, como ya te podrás imaginar, no consumimos lo mismo en abril que en diciembre. De hecho, son los dos meses coincidentes con las fiestas navideñas y de fin de año, los que acaparan la mayor parte del gasto en electricidad.

consumo energía anual

En diciembre y enero aumenta sobre la media hasta casi los 320 kWh. Por tanto no es una tontería hablar de ahorrar energía durante las fiestas. ¿Existe eso a lo que llaman Navidad sostenible? Lo cierto es que sí.

Hablamos de trasladar la filosofía sostenible del resto del año a estas fechas tan especiales. El consumo responsable en Navidad es posible siempre y cuando se tengan claros los focos a abordar y las estrategias a seguir en cada momento del día.

Eso es lo que queremos abordar en este artículo. Visto el consumo en Navidad, lancémonos a proponer ideas de ahorro de electricidad aplicables en el día a día. Que suficiente ya tenemos con dejarnos una media de 631 euros en compras durante las fiestas.

Ajústate los tramos horarios de la energía y disfruta de una Navidad sostenible

En EnergyGO ya hemos hecho mucho hincapié en este tema, y las Navidades nos sirven para reafirmarnos todavía más. Es verdad que las medidas adoptadas por el Gobierno para rebajar la factura de la luz han distorsionado un poco los tramos de la discriminación horaria, pero sigue siendo rentable.

Es decir, que has de intentar evitar el consumo en las horas punta del día. Intenta no concentrar la actividad de la cocina ni dejar estancias vacías con la luz encendida entre las 10 y las 13 horas, y entre las 18 y las 21 horas.

Como vas a estar mucho más tiempo en casa, te va a resultar mucho más fácil desplazar el consumo y modificar tus hábitos. Puedes probar a madrugar un poco para poner lavadoras y lavavajillas antes de las 8.

Igualmente, es recomendable que tanto en Nochebuena como en Nochevieja empieces a cocinar la cena entre las 14 y las 17 horas. Termina de comer y ponte directamente a ello, evitando dejarlo todo para las últimas horas de la tarde. Pista: son mucho más caras.

En Navidad y Año Nuevo no tienes que preocuparte por el precio de la luz porque ambos días computan como festivos. En 2021 además caen en fines de semana, las 24 horas de ambas citas computan como hora valle.

Cuidado con el árbol y las luces de Navidad

No está demás volver a mencionarlo. Dejar el árbol y el resto de adornos con luces todo el día encendidos es reflejo de un gran espíritu navideño. Pero también es sinónimo de despilfarro. ¿Estás intentando ahorrar energía? Vete olvidando de esa imagen clásica.

Prueba a instalar enchufes inteligentes para programar el funcionamiento de las bombillas. Así te asegurarás de que se quedan apagadas cuando no vayas a estar en casa. Puedes incluso concederte el capricho de presumir en tu terraza unas cuantas horas.

Al margen de esto, replantéate la idea de sustituir tu decoración de toda la vida por alternativas sostenibles. Ya hay accesorios que emplean LED en lugar de bombillas tradicionales, y que por tanto duran unas 10 veces más y consumen mucho menos.

¿Y si ni siquiera necesitas luces? Las guirnaldas y la purpurina de las bolas y otros objetos pueden conseguir ese mismo efecto brillante que quieres para tu escenario navideño. Si te convence, adelante con ello; lograrás ahorrar mucha electricidad durante las fiestas.

El aislamiento es prioridad para una Navidad sostenible

Según Idealista, la edad media de las viviendas en España es de 45 años. Obviamente hay pisos mucho más nuevos, pero la mayoría presentan grandes posibilidades de mejora en lo que a confort y aislamiento se refiere.

De hecho, el aumento del consumo en Navidad se debe mucho más al uso intensivo de la calefacción que a las luces del árbol. En nuestro país se gastan por hogar unos 600 euros al año en calefacción. Y claro, gran parte de esa factura se origina en diciembre y enero.

¿Cuál es el problema? Que un mal aislamiento puede llegar a suponer entre un 25 y un 30% más de consumo en Navidad. El calor se escapa por las puertas, ventanas y hasta paredes. Para solucionarlo existen muchas alternativas.

Obviamente la más efectiva es hacer reformas antes de que empiecen las fiestas. Pero si no quieres gastarte aún más dinero en estos momentos del año, prueba a afinar tu ingenio para mantener la temperatura de confort.

  • Coloca alfombras en lugares estratégicos.
  • Mantén las persianas medio bajadas o cerradas completamente.
  • Procura siempre dejar las cortinas echadas.
  • Instala burletes en la parte inferior de las puertas.
  • Valora colocar reflectores de radiador.

No hace falta que te digamos que la ventilación matutina de las estancias debes hacerlas con la calefacción apagada, y que no es conveniente estar abriendo y cerrando puertas y ventanas constantemente.

Navidades ecológicas; electrodomésticos eficientes

No tiene sentido que te pases el año cuidando el uso que haces de los electrodomésticos, y que lo olvides todo cuando llega la familia a casa. El consumo responsable en Navidad también pasa por hacer un esfuerzo extra para no caer en descuidos de cara a la sostenibilidad.

Lógicamente vas a poner más lavadoras, encender durante mucho más tiempo la televisión y recurrir al lavavajillas de forma más frecuente. No se trata de ser huraño y priorizar el ahorro sobre la limpieza, sino en optimizar al máximo los hábitos.

Esto es, procurar apurar las cargas de los aparatos antes de ponerlos, siempre apostar por programas ecológicos que prescindan del agua caliente, y tratar de ensuciar lo menos posible pensando bien qué utilizamos y cómo lo hacemos.

Al fin y al cabo el consumo en Navidad no deja de ser un reto más al que te tienes que enfrentar antes de acabar el año. Piensa con cabeza y no dejes que tu ahorro de energía se vaya por el sumidero solo por la emoción de estar con la familia.

En EnergyGO te podemos echar un cable durante estas fechas con una energía 100% limpia y nacional. Déjate de cálculos y pásate a la tarifa en la que solo pagarás por lo que consumas. Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y disfruta de una Navidad responsable.

LO + TOP
Artículos relacionados