Regulador de carga solar: qué es, cómo funciona y usos

04 Abril 2023 - Actualizado 23 Noviembre 2023
Regulador de carga solar: qué es y cómo ahorrar energía

El sol es una fuente de energía sostenible que no debes desaprovechar. Por ello, hoy te recomendamos hacerte con un regulador de carga solar. Te contamos qué es, para qué sirve y cómo puedes utilizarlo para cuidar el medioambiente y ahorrar energía.

¿Qué es un regulador de carga solar?

Aunque es muy sencillo de utilizar, no todo el mundo lo conoce o lo ha utilizado. El regulador de carga solar es un mecanismo electrónico que sirve para controlar el estado de carga de las baterías.

Regulador de carga solar

Cada vez son más las empresas tecnológicas que apuestan por la sostenibilidad. En especial la domótica (o tecnología en el hogar) que ha ido incorporando nuevos dispositivos sostenibles. El objetivo, como siempre, facilitar las tareas en casa. 😋

Sin embargo, el ahorro de energía en tu vivienda es fundamental para reducir tu factura. El regulador de carga te permite alargar la vida útil de tus baterías, a través de un llenado óptimo y completo.

Cómo funciona el regulador de carga solar

En este caso, nos referimos al regulador de carga solar o fotovoltaica. Se encarga de dirigir la electricidad que circula entre la placa solar y la batería. Además de ser un conductor, evita la sobrecarga y sobredescarga de estas baterías.

Tipos de regulador de carga solar

Aunque en sí son dispositivos que tienen el mismo fin, el funcionamiento puede variar dependiendo del tipo de producto.

Regulador de carga PWM

Recibe este nombre por sus siglas, que significan Pulse Width Modulation (Modulación de ancho de pulso). Hace una modulación por pulsos, cortando el paso de energía entre los paneles y las baterías, una vez se han cargado por completo.

El panel solar se carga en función del voltaje de la batería. Esto es importante, ya que si tenemos una batería de 24V no podremos cargarla con un panel de 12V. Ambos números deben coincidir para su correcto funcionamiento.

Una de las principales ventajas es que los paneles solares no utilizan toda la energía solar, pues no la necesitan. El ahorro energético es uno de sus puntos fuertes. Eso sí, a mayor conexión de paneles de forma paralela, vamos a optimizar su uso pero sin malgastar energía.

Por otro lado, estos reguladores tienen muy buen precio y no pesan nada. Eso sí, dependiendo del modelo y sus prestaciones, tienes para elegir. Algunos los tienes en Amazon. El más barato, por 10 € y el más caro, por 200 €.

Su problema o desventaja es que, al evitar una sobrecarga, se produce una bajada en el rendimiento de energía. Esto no quita que siga siendo una buena opción, ya que el panel trabaja a máxima potencia.

Regulador de carga MPPT

A diferencia del PWM, este regulador de carga sí tiene un controlador del punto de máxima potencia del que te hablábamos antes. De ahí sus siglas, Maximum Power Point Tracking. Además, llevan un transformador CC-CC.

Este transformador almacena temporalmente la energía eléctrica, convirtiéndola a corriente continua. De este modo, pasamos de un nivel a otro de tensión. Esto lo podemos encontrar, por ejemplo, en algunos vehículos.

El regulador se adapta a la tensión más adecuada en cada momento. Así que limitará o aprovechará al máximo la potencia. De nuevo, con la intención de evitar sobredescargas y sobrecargas, una vez esté cargada por completo la batería.

El MPPT se conocen como maximizadores, ya que cargan la batería mientras aprovechan el punto de mayor productividad del panel solar. Pese a las ventajas del modelo anterior, este es mejor.

Son más caros, pero sus beneficios te compensarán a largo plazo. Ten en cuenta que podrás sacarle más partido si subes la tensión del panel solar o fotovoltaico. A más módulos añadas, mayor rendimiento.

Antes de decidirte por uno, valora cuál te renta más. Si utilizas en casa paneles solares de baja potencia, bastará con que tengas un PWM. Tendrás menos módulos, pero no necesitarás más.

Consejos para elegir el mejor regulador de carga solar

Tras explicarte al detalle las características de PWM y MPPT, debes distinguir las medidas del primero y del segundo. Porque no son lo mismo.

Por un lado, un controlador de carga PWM tiene voltaje —corresponde a la tensión eléctrica, que se mide en voltios— e intensidad —que medimos en amperios—. A mayor voltaje, habrá también más intensidad.

Por otro lado, el regulador MPPT nos da tres cifras:

  • Intensidad de carga de la batería
  • Voltaje de trabajo
  • Punto máximo del mismo.

Conocer estos valores es muy importante para no sobrepasar el voltaje ni la potencia máxima del control de carga. Si lo haces de forma repetida, puede acabar dañando la salud de tu batería.

Ante cualquier duda, no te preocupes. Será la intensidad de carga de baterías la que te indique la potencia de los paneles fotovoltaicos y, por tanto, la que puede utilizar el regulador. Normalmente, 200W corresponden a 12V, así como 400W a 24V.

Otro dato es que algunos paneles sólo cargan correctamente las baterías con un regulador MPPT y se conectan de dos en dos o de tres en tres. A veces, el voltaje que se produce no basta y esto podría estropear la batería fácilmente.

Ventajas del regulador de carga solar

Por último, recopilamos algunos beneficios del regulador de carga solar:

  • Alarga la vida útil de tus baterías
  • Optimiza el funcionamiento de tu panel solar
  • Evita el derroche de energía eléctrica
  • Protege las baterías de carga excesiva
  • No contamina el medioambiente
  • Fácil instalación, por ej. en ventanas

En EnergyGO te ayudamos a equipar tu hogar de la manera más sostenible para que ahorres al máximo. Si quieres pasarte al lado verde visita nuestra web o llámanos al 900 622 700 y te ayudaremos en lo que necesites.

LO + TOP
Artículos relacionados